Diferencia entre traspaso y transferencia bancaria

Diferencia entre traspaso y transferencia

Hay términos financieros que no quedan demasiado claros. Aquí, detallamos la diferencia entre traspaso y transferencia bancaria:

¿Conoces cuál es la diferencia entre traspaso y transferencia bancaria? Y es que con el avance de la digitalización y de las nuevas tecnologías, las entidades de crédito han sufrido una gran transformación digital. Muchas de ellas ya cuentan con una banca online. Sin embargo, hay términos que no quedan demasiado claros o que pueden llegar a confundirse, como ocurre en el caso de los traspasos y las transferencias. En este artículo vemos al detalle cuál es la diferencia entre traspaso y transferencia y en qué consiste cada operación. 

Qué es una transferencia bancaria

Cuando hablamos de una transferencia bancaria nos referimos al envío de dinero de una cuenta a otra; de ordenante a beneficiario. Eso sí, para que sea una transferencia, las cuentas deben pertenecer a distintas entidades. Por ejemplo: enviar dinero desde la Cuenta Naranja de ING a la Cuenta Online de BBVA.

Para enviar dinero entre entidades bancarias (es decir, para realizar una transferencia) necesitaremos una serie de datos: conocer el número de cuenta o IBAN del destinatario y, para mayor seguridad, también su nombre. Además, debemos tener en cuenta que las transferencias suelen aplicar una comisión que varía en función del tipo de transferencia, el tiempo que tarden, la zona geográfica de la entidad, etc. 

Qué tipos de transferencia hay

Podemos encontrar diferentes tipos de transferencias en función del tiempo, de la zona geográfica de la entidad y del medio con que se realice: 

Tipos de transferencia según el tiempo 

  • Transferencias urgentes: precisan de la intervención del Banco de España y las comisiones aplicadas con más elevadas. A cambio, el dinero se recibirá de forma inmediata. 
  • Transferencias ordinarias: el tiempo de demora oscila entre uno y dos días. 

Tipos de transferencia según la zona geográfica

  • Transferencias nacionales: el ordenante y el beneficiario se encuentran en el mismo país.
  • Transferencias internacionales: el ordenante y el beneficiario se encuentran en países distintos. Además, aquí podemos distinguir entre:
    • Transferencias SEPA: se realizan dentro de los países de la Unión Europea, Liechtensein, Islandia, Noruega, Mónaco, Suiza o San Marino. Su duración es similar al de las transferencias nacionales.
    • Transferencias exteriores: se realizan fuera del territorio SEPA. Puede que el envío tarde más tiempo y también cobran comisiones más elevadas. 

Tipos de transferencias según el medio

  • Transferencias por Internet: se ha convertido en la más habitual gracias a las nuevas tecnologías y la consolidación de la banca online, desde donde podemos ordenar e incluso programar esta acción.
  • Transferencias por cajeros automáticos: acudiendo a la oficina bancaria pero sin tener que realizarla en la caja de la entidad. Antes era habitual que directamente se ingresara el dinero en efectivo en la cuenta de destino, pero las entidades bancarias han establecido un límite máximo a partir del cual es necesario realizar una transferencia.
  • Transferencias por teléfono: no es muy habitual y depende de la entidad bancaria.

Qué es un traspaso

Hablamos de traspaso cuando el envío de dinero se realiza entre cuentas bancarias que pertenezcan a la misma entidad. Ya sea entre dos clientes distintos o entre un mismo beneficiario que lleve a cabo un movimiento de fondos. En raras ocasiones también se denomina como “transferencia interna”

Realizar un traspaso guarda una serie de ventajas con respecto a las transferencias: las entidades no suelen cobrar comisiones por esta operación y el dinero llega de forma inmediata a la cuenta de destino indicada. 

Diferencia entre traspaso y transferencia: resumen

En definitiva, las principales diferencias entre un traspaso y una transferencia son las siguientes: 

  • Los traspasos se realizan siempre entre cuentas pertenecientes a una misma entidad; las transferencias, entre cuentas de distintas entidades. 
  • Un traspaso no genera un gasto extra al ordenante, mientras que una transferencia aplica comisiones habitualmente. Las comisiones varían en función de los factores comentados (tiempo, zona geográfica, medio). 
  • Las transferencias se pueden realizar desde un cajero automático, entre otras. Los traspasos no disponen de esta posibilidad.
  • Un traspaso, al realizarse entre cuentas de una misma entidad, no suele conllevar demora en el tiempo; son instantáneas. En el caso de las transferencias, el tiempo de demora varía dependiendo de si son nacionales, exteriores o SEPA. Con un retraso de entre 24 y 72 horas.
Valora esta noticia!
[Votos: 1 Valoración media: 5]
Menu