Las claves de las cuentas nómina

Con el tiempo, ya es habitual que ver un tipo de producto bancario para cada uno de los clientes y sus circunstancias personales. Uno de estos productos es la cuenta nómina. Dentro de esta clase de servicio hay muy pocos tipos por lo que será más sencillo decidir cuál escoger.

Aún así pueden existir diferencias entre algunas de las cuentas nómina. A continuación vamos a hablar de estos productos para que puedas tomar la decisión correcta.

¿Qué es una cuenta nómina? 

Existe más de un tipo de cuenta, pero las más conocidas son la cuenta corriente y la cuenta de ahorro. Estas dos clases son abiertas de forma personal por el cliente interesado en tener un fondo de ahorros, en generar intereses y potenciar su capital. En estos casos, es el propio usuario quien gestiona el dinero y sus ingresos.

Pero el caso de las cuentas nómina es distinto. También es una cuenta personal a nombre del contratante que está dirigida a aquellos clientes que cuenten con un trabajo y, por tanto, con una remuneración constante y fija.

Uno de los fines para los que fue creado este tipo de producto es el de ofrecer a los usuarios una cuenta en la que la empresa que les haya empleado pueda ingresar su sueldo periódico.

Pero, ¿supone esto que solo quien tenga trabajo en una empresa puede tener una cuenta nómina? La verdad es que esto no es necesariamente así. Este tipo de cuentas se ha diseñado para recibir pagos de forma periódica, esto quiere decir que si recibe, por ejemplo, una pensión, este es el tipo de cuenta que podría contratar.

¿De qué otros productos se puede disfrutar teniendo una cuenta nómina? 

Si tienes una cuenta nómina podrás contar con otros productos como, por ejemplo, la tarjeta de débito que te permite hacer pagos en tiendas, sacar dinero del cajero, etc. Así podrás tener acceso al dinero que has ido acumulando en tu cuenta nómina.

También podrás acceder a la banca en línea, que es una de las modalidades más modernas a la hora de hacer transferencias, procesar pagos, revisar y gestionar ingresos y, además, tener el control total de tus finanzas.

Mucha gente se pregunta si con este tipo de cuenta puede tener una tarjeta de crédito, pero la respuesta no es la misma para todos. Esto depende del banco con el que hayas contratado tu cuenta nómina. Pero, actualmente, la mayoría de las entidades bancarias sí que permiten obtener ambos productos a la verdad.

Beneficios de las cuentas nómina

La primera ventaja que podríamos destacar de las cuentas nóminas es la protección y la asistencia constante que brinda el banco. Los problemas derivados de cualquier inconveniente se podrán resolver de forma inmediata y, además, por teléfono. No tendrás que acudir de personalmente a ninguna oficina física.

Tampoco te verás ante tasas de intereses. Esto supone uno de los aspectos más positivos puesto que en el caso de otros tipos de cuentas los bancos suelen contar con tasas de interés a su favor bastante elevadas.

Pero no olvidemos que esta tasa de interés del 0% no será aplicable a los productos que de alguna manera estén anclados a la cuenta nómina, como puedan ser las tarjetas de crédito. Dichos productos sí tendrán su porcentaje de interés establecido.

Con las cuentas nómina puedes obtener regalos

La entrega de regalos es algo habitual en muchos tipos de cuentas. Esto se da en las cuentas de ahorro, pero debemos tener cuidado porque aquí puede haber trampa. Con trampa nos referimos a que, a veces, los regalos que se ofrecen son menores o iguales a los intereses generados por el dinero colocado en la cuenta. Por eso deberás prestar atención.

En el caso de las cuentas nómina los regalos recibidos sí serán beneficiosos, puesto que aquí no hay comisiones ni intereses a favor del banco. Estos regalos realmente serán regalos y, además, en ocasiones pueden ser bastante buenos.