Origen y extracción del gas, y ventajas del generador de gas

yacimiento gas

El origen y las ventajas del generador de gas son todo una incógnita. Por ello, en este artículo te contamos todo sobre este tema.

El gas natural que los españoles utilizamos en nuestras casas se extrae, como su propio nombre indica, directamente de la naturaleza. ¿Qué quiere decir esto? Pues, básicamente, que lo consumimos sin que haya sufrido casi ninguna modificación química. Pero, ¿conoces realmente el origen del gas natural? ¿Sabes en qué consiste su proceso de producción, almacenaje, distribución, comercialización y el tipo de generadores que existen? Desde precio.com te traemos un artículo con todos los detalles sobre cómo se genera y las ventajas de un generador de gas.

Gas natural: ¿qué es y de dónde proviene el que consumimos los españoles?

Antes de nada, conviene conocer la definición exacta de esta forma de energía. El gas natural, entonces, es un tipo de combustible fósil utilizado como fuente de energía, y está compuesto principalmente por varios hidrocarburos gaseosos extraídos de yacimientos debajo de la superficie terrestre. En nuestro país, este tipo de yacimientos subterráneos brillan por su ausencia, pero el gas natural es fácilmente almacenable y transportable, por lo que puede importarse de países extranjeros con total facilidad. Y, de hecho, España es ya el país del mundo que más gas licuado natural importa del mundo, por encima de Reino Unido y Turquía, segundo y tercero en el ranking respectivamente.

Y, ¿de qué países proviene el gas natural que consumimos los españoles? Pues, a decir verdad, los abastecedores de esta forma de energía más importantes para nuestro país son, por orden de mayor a menor, Argelia, Noruega, Qatar, Nigeria, Trinidad y Tobago, Francia, Perú, Omán, Países Bajos, Bélgica y Portugal.

Además, contienen depósitos muy importantes de gas natural: Canadá, Estados Unidos, Dinamarca, Italia, Reino Unido, Finlandia, Alemania, India, Australia, China, Venezuela, Egipto o Rusia.

Recorrido del gas natural

El gas natural pasa por un largo proceso desde que se extrae en los yacimientos subterráneos hasta que llega a nuestros hogares para que podamos consumirlo. Así, todo el proceso consta de 4 etapas o fases claramente diferenciadas: la producción, el almacenaje, el transporte y distribución, la distribución y comercialización. 

  • Extracción y producción

El primer paso consiste en extraer el gas de algún yacimiento subterráneo para realizar en él ligeras modificaciones y procesos para que su transporte, distribución y comercialización sea cómoda. Entre estos procesos se encuentran la inclusión de metanotiol o metilmercaptano (CH3SH), que es un compuesto orgánico que se encuentra en numerosos medios orgánicos o la eliminación total del nitrógeno, el carbono dióxido o el mercurio.

Existen dos sistemas principales para la distribución del gas: a través de gaseoductos o mediante GNL (Gas Natural Licuado), pero esto lo explicamos con más detalle en la tercera fase.

  • Almacenamiento

La siguiente etapa consiste en almacenar el gas natural extraído. Puede hacerse de dos maneras: en almacenamientos ubicados debajo de la corteza terrestre, por un lado; y en los tanques de las fábricas de regasificación, por el otro. 

  • Transporte y distribución

Existen dos maneras de distribuir el gas natural: mediante gasoductos o con barcos metaneros. Así, si el gas se encuentra en estado totalmente gaseoso, la manera de transportarlo será mediante gasoductos, que son redes interconectadas de tuberías que pueden llegar a tener decenas de kilómetros de longitud. Pero si, por el contrario, el gas se encuentra en estado líquido (Gas Natural Licuado, GNL), su transporte se llevará a cabo utilizando los grandes depósitos de gas de los que disponen los barcos metaneros.

En caso de que una ciudad o poblado no disponga de gasoductos o puertos para que arriben los barcos, serán los camiones cisterna los que se encarguen de la distribución del gas.

  • Comercialización del gas

Consiste en que la empresa distribuidora reparta el gas a sus clientes para que puedan consumirlo en sus hogares y tener agua caliente. Para esto hacen uso de las comercializadoras.

Diferencia entre el gas natural y el gas butano

En mi primer lugar, el gas butano está formado por carbono e hidrógeno, y se extrae de forma directa de los yacimientos de petróleo. Se utiliza principalmente para el interior de los hogares y las zonas cálidas, siendo una de las diferencias con el gas natural.

Las preferencias mediante este análisis es que el gas natural tiene más ventajas frente al butano. Ahorro en espacio puesto que la bombona tiene que contar con un espacio concreto, mientras que el gas natural está canalizado en la instalación central. A largo plazo, es mucho más económico también.

Además, no tienes que estar pendiente de si la bombona se termina y te quedas sin agua caliente. También, el gas natural es mucho más seguro. Esto se debe a que es menos denso y tiene una difusión más rápidas por lo que su distribución es más fácil y segura.

Ventajas de un generador de gas

generador gas

Los generadores de gas sirven como energía de emergencia pero hay que elegir bien el tipo de generador de gas para que su funcionamiento sea correcto. Entre ellos, y quizá el que más ventajas presenta es el generador de gas eléctrico de Gas Licuado de Petróleo (GLP). Algunas de estas ventajas son:

  1. Ahorro económico por el combustible utilizado.
  2. Posibilidad de completarse con sistemas fotovoltaicos.
  3. El generador se transforma fácilmente.
  4. Los gases de combustión utilizados producen menos daños al medio ambiente.
  5. El GLP es más fiable, puesto que el propano se almacena indefinidamente.
Menu