¿Cuál es la diferencia entre la comercializadora y la distribuidora?

DIFERENCIAS COMERCIALIZADORA DISTRIBUIDORA

Gracias a las comercializadoras y distribuidoras, el suministro de luz y gas llega a nuestro hogar pero, ¿cómo lo hace? Conócelo aquí en este artículo.

Publicada el
Categorizado como Posts

Es posible que si te hablan de una comercializadora de energía eléctrica y una distribuidora no entiendas muy bien las diferencias y puedan llegar a confundirse los términos. Aunque parezcan sinónimos, son todo lo contrario, ya que cada palabra tiene una función diferente. A pesar de sus diferencias, las comercializadoras no podrían existir sin las distribuidoras, y te explicamos por qué.

La distribuidora, como su nombre indica, se encarga de distribuir la energía a todos los hogares a través de su red de cableado. Pero para que esta energía esté regulada y se reparta a los ciudadanos, existen las comercializadoras. Su principal función es expedir las facturas a cada uno de los clientes y gestionar los pagos correspondientes del servicio de luz cada mes.

¿Quieres conocer todas las características que diferencian a estos términos? Te las contamos a continuación:

Distribuidora de luz

Una distribuidora de electricidad es una empresa o compañía cuya función principal es suministrar la electricidad a los diferentes sitios del país. Cada distribuidora está colocada estratégicamente por todo el territorio español, y de esto se encarga el Gobierno. Una vez ha elegido cómo se van a dividir cada una de las distribuidoras, se construyen las instalaciones específicas para ello y se quedarán ahí para siempre. No podrán ser recolocadas en otro lugar porque eso afectaría a los suministros de luz que ya se estuvieran dando en esas zonas.

En total en nuestro país son 5 las distribuidoras que han sido colocadas por el Gobierno y cada una se encarga de operar en su zona establecida. Se encargan también de velar por la calidad del servicio, y por ello son revisadas cada cierto tiempo. Además de estas cualidades de las distribuidoras, tienen como principales funciones gestionar la lectura de cada uno de los contadores. También tienen que solucionar todos los imprevistos que se den en la red eléctrica instalada por todo el país, así como su mantenimiento.

Las distribuidoras no solamente se encargan de supervisar que toda la electricidad llegue de manera correcta a los hogares, sino que también está en contacto con la comercializadora. De esta forma, también están pendientes de las solicitudes por parte de las comercializaciadoras cuando un cliente se da de alta o de baja en un suministro, o ha cambiado el titular del contrato.

Hay que tener en cuenta que a la hora de contratar los servicios a través de una comercializadora, no tendrás la opción de elegir qué distribuidora prefieres. Esto se debe a que son construidas en zonas concretas para repartir la electricidad en ese territorio, y por tanto, te asignarán la distribuidora que corresponda a la zona en la que se encuentre tu domicilio.

Comercializadoras de luz 

Cuando hablamos de las comercializadoras de electricidad, al igual que las distribuidoras, estamos hablando de una empresa. Estas se encargan de hacer llegar el suministro de luz a locales y casas, pero de una forma diferente a las distribuidoras. Una comercializadora tiene la función de expedir facturas y realizar los pagos correspondientes del servicio de luz que hayan utilizado ese mes.

Si anteriormente habíamos explicado que las distribuidoras no pueden ser movidas de sitio y solo existen 5 en España. En el caso de las comercializadoras, son muchísimas las opciones que podemos encontrar. Estas serán las encargadas de crear los contratos para que así se pueda disfrutar del servicio. 

La realidad es que las comercializadoras crean alianzas con las distribuidoras para gestionar y contratar ellos el servicio. Es un trabajo en equipo, la primera necesita a la distribuidora para repartir la luz y esta necesita a la comercializadora para que se encargue de ofrecer la electricidad a los clientes. Es un proceso de distribuir y comercializar energía, como sus nombres indican.

Una comercializadora no se encargará nunca de la instalación del servicio, de la red eléctrica, o de su mantenimiento, ni de revisar el conteo de los medidores de la luz. Esto es algo que les compete a las distribuidoras y podemos decir que, por tanto, las comercializadoras están supeditadas a su funcionamiento.

Estas reciben las ordenes desde la distribuidora para que se puedan hacer las facturas y los pagos. Pero será la comercializadora la encargada de notificar cuando un pago se atrase o exista alguna irregularidad en alguno de los contratos de los clientes. Una vez se haya notificado, la distribuidora procederá a hacer un corte del servicio o tomará las medidas que sean necesarias.

Cómo elegir tu comercializadora más económica

Al igual que no podemos elegir una distribuidora, sí podemos hacerlo con la comercializadora. Existe una gran variedad de empresas dedicadas a comercializar la energía eléctrica, y por tanto también existen diferentes ofertas y precios. Si quieres elegir tu tarifa de luz más económica, puedes consultar nuestro comparador de tarifas online de precio.com. Aquí tendrás la opción de analizar la información relativa a cada empresa y las tarifas que ofrece a sus clientes, y elegir la que más se adapte a tus necesidades.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)