Cómo saber si tengo derecho a paro: prestación contributiva

Requisitos para cobrar el paro

Qué requisitos hay que cumplir para solicitar el paro tras un despido. Vemos cómo saber si tengo derecho a paro y durante cuánto tiempo

Publicada el
Categorizado como Cuentas Bancarias

Una de las preguntas más habituales tras afrontar un despido o tras la extinción de nuestro contrato laboral es si nos corresponde paro, prestación o subsidio por desempleo. Para ello tenemos dos opciones: ir a la oficina de empleo a consultarlo o hacerlo online con un certificado digital o DNI electrónico. Sin embargo, es necesario cumplir una serie de requisitos básicos para poder cobrarlo. Vemos a continuación cómo saber si tengo derecho a paro:

Requisitos para cobrar el paro

Hay una serie de requisitos que debemos cumplir y cuyo cumplimiento indica si tenemos derecho a cobrar el paro. Sin embargo, estos requisitos pueden variar en función del tiempo que hayamos trabajado: menos de un año o más de un año. Vemos los principales requisitos para cobrar el paro en cada caso. 

Si he trabajado menos de un año:

  • Estar en situación de desempleo. 
  • Figurar como demandante de empleo durante el periodo de percepción.
  • Haber cotizado un mínimo de 3 meses si se cuenta con responsabilidades familiares (como tener hijos a cargo) o un mínimo de 6 meses si no se tienen. En caso de haber cotizado un mínimo de 360 días se podrá acceder a la prestación contributiva
  • No recibir ningún tipo de renta que supere el 75% del salario mínimo interprofesional (teniendo en cuenta las rentas brutas o íntegras).

Cabe destacar que si no se cumplen los requisitos de responsabilidades familiares o de carencia de rentas para acceder al paro, se podrá obtener un subsidio por desempleo siempre y cuando se justifique el cumplimiento de estos requisitos en un plazo de un año. Además, si tenemos más de 52 años, podremos percibir el subsidio para mayores de 52 años.

Si he trabajado más de un año: 

  • Estar dado de alta en la Seguridad Social. 
  • Estar en situación de desempleo.
  • Haber cotizado al menos 365 días durante los últimos 6 años de nuestra vida laboral.
    • En caso de trabajadores eventuales agrarios que, justo antes, estuvieran dados de alta en la Seguridad Social como autónomos o trabajadores por cuenta propia, el periodo se amplía: el periodo de cotización mínimo será de 720 días.
  • Estar inscrito como demandante de empleo mientras se recibe dicha prestación. 
  • No haber alcanzado la edad de jubilación. 

Hay 15 días hábiles para solicitar el paro

El plazo para pedir una prestación contributiva es de 15 días hábiles; no se tendrán en cuenta los sábados, los domingos y los festivos. Este plazo es el mismo tanto para solicitar una prestación contributiva como un subsidio por desempleo (no contributivo). 

Si solicitas el paro fuera de este plazo no se perderá la prestación, pero se penaliza con días de ayuda. Más concretamente, perderemos los mismos días de prestación como días hayan transcurrido entre la fecha en la que se acaba el contrato laboral y la fecha en la que se realiza la solicitud. Si tardamos demasiado tiempo podemos perder totalmente la prestación. 

Duración del paro: cuántos días me corresponden

Como comentábamos antes, los días de prestación se determinarán en función de los días cotizados. Recogemos en la siguiente tabla a cuántos días de paro tenemos derecho según el número de días cotizados (en caso de haber trabajado un año o más):

Días cotizadosDías correspondientes de prestación
Entre 360 y 539 días120 días
Entre 540 y 719 días180 días
Entre 720 y 899 días240 días
Entre 900 y 1.079 días300 días
Entre 1.080 y 1.259 días360 días
Entre 1.260 y 1.439 días420 días
Entre 1.440 y 1.619 días480 días
Entre 1.620 y 1.799 días540 días
Entre 1.800 y 1.979 días600 días
Entre 1.980 y 2.159 días660 días
A partir de 2.160 días720 días

Cabe destacar que no se consumirá paro si estamos en un ERTE (Expediente de Regulación Temporal).

Diferencia entre prestación y subsidio por desempleo

Cabe destacar que hay una diferencia muy clara entre una prestación y un subsidio. Cuando hablamos de una prestación por desempleo, nos referimos a una ayuda a nivel contributivo (prestación contributiva por desempleo). En cambio, si hacemos referencia a un subsidio, nos referimos a una ayuda no contributiva.

Valora esta noticia!
[Votos: 3 Valoración media: 5]