mejores cuentas de ahorro

Mejores cuentas de ahorro (Abril 2020)

¿De qué sirve percibir ingresos sin guardarlos en cuentas de ahorro? Escoge entre las mejores cuentas de ahorro. En tiempos ancestrales… o no tanto, nuestros antepasados preferían guardar el dinero bajo el colchón o en algún cajón. En realidad les daba igual. Pero esto tiene una explicación sencilla y lógica. No existían cuentas bancarias. Y conforme fueron creándose, tampoco es que hubiese cuentas que ofrecieran beneficios a quienes querían ahorrar su dinero. El tiempo ha pasado y los intereses de los usuarios han primado en las condiciones que se suelen imponer para abrir una cuenta. La conveniencia de “guardar” nuestro dinero, tal como hacían quienes nos precedieron, es mucha. Y ya no hay que pensar en qué colchón esconderlo, porque en un banco nuestros ahorros van a estar mucho más seguros. 

Cómo elegir entre las mejores cuentas de ahorros

Eso sí, hay que saber escoger con mucha precisión qué es lo que más atractivo puede resultar. Esto implica pensar tanto en beneficios directos como indirectos. Entre los directos, podríamos incluir que no tengan comisiones o pueda repercutir con tasas de interés favorable. Y con beneficios indirectos, consideramos que los bancos tienen convenios con entidades externas, como grandes marcas o servicios, con los cuales conseguiremos descuentos. Es difícil encontrar decidir entre tantas cuentas de ahorro, por eso, hemos preparado este ranking para que sea más rápido y tengas las mejores cuentas de ahorros en Abril de 2020. 

Muchas de estas cuentas ofrecen, además de otros beneficios, la posibilidad de usar una tarjeta de débito. Alguna entidad regala 150€ como beneficio por entrar. El tipo de interés en el beneficio dependerá de la entidad, la cantidad que repercutirá en beneficios suele tener como tope los 10.000 euros. No tendrás que pagar ninguna tasa anual equivalente. 

mejores cuentas de ahorro

Para la tranquilidad de los usuarios, no es necesario domiciliar ningún tipo de nómina o recibos. Y el dinero quedará bien resguardado, dado que el fondo de garantía de depósitos cubre hasta 100.000 euros. 

Abanca – Cuenta Netclub

Abanca pone a disposición este interesante concepto de cuenta bancaria que, además, está remunerada de forma indirecta. Esta entidad ofrece cuentas de ahorro promueven, con incentivos, la cultura de la planificación y organización del dinero para los más pequeños. Pueden tener acceso a ella los jóvenes de hasta 15 años. 

Es una buena alternativa pues da la recompensa de puntos para canjear por libros, videojuegos o películas. La entidad comunicará, cada tres meses, cuántos puntos se han acumulado. Y lo positivo de esto es que no exige pagos por adelantado, ni intereses, exigencia de domiciliación de servicios o comisiones.

Nationale Nederlanden – Cuenta de ahorro online

Como hemos mencionado anteriormente, hoy en día las entidades bancarias facilitan, cada vez más, el acceso a una cuenta bancaria. En lugar de tenernos que desplazar hasta una oficina del banco, podemos abrir una cuenta bancaria de forma online y tener acceso a los mismos servicios que un usuario presencial. De esta manera, podemos controlar todos nuestros gastos de forma telemática. 

Además, podremos hacer cualquier tipo de operación que necesitaremos con la palma de nuestra mano y un par de taps a nuestro móvil. No tiene comisiones. Y algo positivo, la liquidación de intereses es anual, por lo que a finales de cada año tendremos una especie de bono o gratificación de nosotros para nosotros. Esto por el solo hecho de ahorrar nuestro dinero con esta entidad. 

mejores cuentas de ahorro

WiZink – Cuenta Ahorro

Facilidad y comodidad podría ser la manera más sencilla de definir esta cuenta bancaria de Wizink. Su apertura no supone ningún tipo de complicación. Por el contrario. Aminora cualquier complejidad de papeleos o engorrosos trámites que otros bancos ponen por delante antes de permitirnos guardar nuestro dinero. 

La cuenta de Ahorro de WiZink nos da la posibilidad, a los mayores de 18 años, de ahorrar nuestro dinero sin tener que pagar comisiones o domiciliar nuestros ingresos. Además, ofrece intereses, que serán liquidados de forma mensual, con lo que al final de cada mes, obtendremos una cuantía adicional. 

Bankia – Mi Primera Cuenta

En este caso, Bankia pone sobre la mesa una alternativa para el ahorro de los más pequeños. Se trata de una cuenta de ahorros a la que pueden acceder aquellos jóvenes de hasta 14 años. Ahí podrán guardar el dinero que reciban de sus regalos o pagas y no tendrán que preocuparse por esconderlo.

Un punto positivo para esta cuenta es que no cobra ningún tipo de comisión por su apertura ni por su mantenimiento, así que sí o sí será una alternativa conveniente. Si bien no tiene liquidación de intereses de forma directa, sí tiene beneficios indirectos como puede ser conseguir invitaciones a películas, participar en sorteos o asistir a preestrenos de musicales, algo que sin duda es muy gratificante y motiva a ahorrar.  

Self Bank – Cuenta Ahorro Self

Esta entidad piensa en aquellas personas que tienen interés en ahorrar sus ingresos y además percibir alguna remuneración por hacerlo. Se trata de una cuenta bancaria que no tiene ningún tipo de comisión o gastos de mantenimiento. Además, a diferencia de otras entidades bancarias, la apertura de esta cuenta no exige de la domiciliación de pagos o de nómina de trabajo.

En referencia a los beneficios que supone abrir esta cuenta, podemos considerar que la liquidación de intereses se hará de forma mensual, por lo que el cliente podrá disponer, además de su dinero ganado, una cantidad adicional que nunca viene mal. Esto la posiciona como una de las mejores cuentas de ahorro.

mejores cuentas de ahorro

ING – Cuenta Naranja Mini

ING pone a disposición esta cuenta de ahorro para clientes de entre 0 y 18 años. Se presenta como una alternativa ideal para aquellos jóvenes que quieren ahorrar y guardar el dinero que perciban como parte de algún regalo por su cumpleaños o la paga que los padres hacen a sus hijos. 

Un punto positivo es que no tiene ningún tipo de comisión y, además, no requiere de engorrosas domiciliaciones adicionales. Sus usuarios pueden disponer adicionalmente, de tarjetas de crédito o débito.  

A la hora de abrir una cuenta bancaria, es importante considerar cuáles son nuestras prioridades de gasto y consumo de servicios. De esta manera, es necesario valorar qué nos conviene o qué nos interesa más o menos. Normalmente, lo que buscamos con más interés en una cuenta de ahorro, es que no suponga gastos adicionales que no esperamos. Es por eso que tenemos que considerar que, en algunas oportunidades, las tarjetas de crédito pueden ser malas consejeras y llevarnos a gastos malos. A la hora de elegir entre las mejores cuentas de ahorro, merece la pena valorar muchas alternativas.