Rentabilidad de un depósito: cómo se calcula

Cuando pensamos cómo sacar partido a nuestro dinero una de las cosas que viene a nuestra mente suele ser abrir un depósito bancario. Pero, ¿qué es exactamente un depósito? Se trata de una inversión de capital que hace el cliente durante un periodo de tiempo pactado previamente con la entidad. A esta cantidad de dinero se le aplica un tipo de interés, que podrá ser fijo o variable. Así, una vez finalice este periodo el depositante recuperará la inversión inicial junto a los intereses que haya generado. 

Es uno de los productos financieros más seguros por dos razones principales: porque las entidades garantizan la devolución del 100% del capital depositado y, además, porque todas las entidades bancarias de la Unión Europea están adheridas al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD). Esto quiere decir que si la entidad sale a concurso de acreedores, el Fondo de Garantía cubre hasta 100.000 euros por depositante y banco. Así el cliente está protegido frente a posibles crisis que puedan afectar al banco. 

Sin embargo, no todos los depósitos tienen las mismas condiciones o generan la misma rentabilidad. Lo ideal antes de decidirte por un depósito u otro es calcular dónde obtendrás mayor interés por tus ahorros. A continuación vemos las claves para descubrir cuáles son más rentables:

Qué tener en cuenta al abrir un depósito

La ventaja de los depósitos es que se puede conocer con exactitud la cantidad de dinero que vamos a ganar al abrirlo. Para ello, antes de contratarlo es necesario tener en cuenta varias claves:

  • La duración: es el periodo en el que mantendremos abierto nuestro depósito. Puede ser de corta, media o larga duración, yendo, por ejemplo, desde un mes hasta diez años. Escoger un depósito de un plazo u otro dependerá de nuestras necesidades así como de si hay, o no, indicios de que el tipo de interés vaya a subir y se quiera aprovechar esta oportunidad. 
  • El dinero a depositar: es la cantidad total de capital que  se va a invertir. Generalmente, los bancos suelen establecer un importe mínimo y máximo para cada depósito. Sin embargo, es importante tener claro que no vamos a necesitar la cantidad que vayamos a invertir, pues algunos bancos podrían imponer alguna penalización por acceder a él parcial o totalmente. 
  • El interés aplicado: este dato representa la cantidad que la entidad bancaria dará al cliente por depositar su dinero; es uno de los primeros puntos en los que ponemos la atención.

El TIN y la TAE en la rentabilidad de depósitos

El TIN y la TAE son términos financieros que están presentes en todos los depósitos y que es importante saber diferenciar: 

  • El Tipo de Interés Nominal o TIN es el interés real del depósito, es decir, lo que el depositante obtendrá por invertir su capital. 
  • Por otro lado, la Tasa de Interés Nominal o TAE es la rentabilidad del depósito durante un año. No siempre coincide con el TIN. 

El Tipo de Interés Nominal y la Tasa Anual Equivalente coincidirán cuando el depósito tenga un plazo total de doce meses y los intereses generados se entreguen al vencimiento. 

Cómo calcular la rentabilidad de un depósito

Hay diferentes formas de calcular los beneficios que podremos obtener al abrir un depósito a plazo fijo. Una calculadora de depósitos es una de ellas. Solo será necesario introducir el plazo, el capital invertido y el interés que se le aplicará y se obtendrá el cálculo de las ganancias del depositante. Hacer esto con cada uno de los depósitos que nos interesen es una buena forma de ver cuál nos interesa. 

Por otro lado, calcular los beneficios de forma manual de un depósito a plazo fijo no es muy complicado. Solo habría que multiplicar la cantidad de capital que se vaya a invertir por la rentabilidad y por el plazo. Por ejemplo: 

  • Rentabilidad: 1,10% TAE
  • Duración: 16 meses
  • Liquidación: al vencimiento
  • Capital: 10.000 euros
  • Ejemplo: 10.000 euros x 0,010 TIN/12 meses x 16 meses = 133,33 euros brutos

Sin embargo, no solo las calculadoras de depósitos nos pueden ayudar a ver cuál es el producto que más nos interesa. Utilizar comparadores nos puede ayudar a escoger la mejor opción de una manera mucho más rápida. Por eso, si estás interesado en abrir un depósito te recomendamos que visites el comparador de depósitos de Precio.com y consigas la mayor rentabilidad.