¿Cómo se instala la fibra óptica en casa?

Cómo instalar la fibra óptica en casa

Ya has decidido optar por la fibra como método de conexión. Ahora tienes que averiguar cómo se instala la fibra óptica. Aquí te lo contamos.

Hace unos años la conexión ADSL era la más extendida en nuestro país. Sin embargo, la fibra óptica está ganando terreno y acumulando día tras día nuevos usuarios. Aunque el precio de la fibra óptica y de su instalación es superior al del ADSL, las operadores ofrecen cada vez más tarifas con precios competitivos que se adaptan al presupuesto de sus clientes.

Por ello son cada vez más los que se preguntan cómo se instala la fibra óptica en casa con el fin de disfrutar de sus ventajas lo antes posible.

Las dificultades de la fibra radican en la necesidad que existe de cablear las ciudades y los edificios, puesto que los antiguos y tradicionales cables de cobre no son compatibles con este método de conexión. Además, es necesario que el cable de fibra entre en los hogares, por lo que la dificultad de su instalación es considerable.

Teniendo en cuenta las ventajas y los inconvenientes que la fibra ofrece sobre el ADSL es fácil decantarse por ella. Sin embargo, pueden darse otras situaciones en las que otro tipo de conexión sea más conveniente para ti. Por ejemplo, si lo que quieres es tener movilidad, es decir, poder conectarte tanto dentro como fuera de casa, sería más apropiado contratar una conexión de internet 4G.

Si tras valorar tu situación y necesidades consideras que la fibra óptica es lo que necesitas, sigue leyendo y descubre cómo se instala la fibra óptica en tu hogar y todo lo que debes tener en cuenta antes de que se produzca la instalación.

¿Qué se necesita para instalar la fibra óptica?

Antes de considerar qué equipo necesitamos para llevar a cabo la instalación, debemos asegurarnos de qué tipo de instalación necesitamos. La instalación varía según la antigüedad del edificio en el que haya que hacerla. En el caso de los edificios antiguos es complicado encontrar espacios donde desplegar la red, por ello hay que buscar en patios, garajes, huecos de ascensor, etc. Sin embargo, desde 1998 los edificios deben contar con espacios que hagan posible la colocación de los equipos y los cableados de las operadoras de telecomunicaciones.

Por tanto, y según tu edificio, la fibra podrá llegar a través de verticales -en el caso de los edificios nuevos- utilizando conductores interiores o patios, o por la fachada en el caso de domicilios más antiguos.

Cuando el técnico sepa qué tipo de instalación tendrá que realizar, llevará hasta tu casa la fibra y colocará un PTR Óptico o Roseta Óptica. ¿Qué es esto? Se trata del punto de entrada de la fibra en tu casa. Es necesario disponer de un conversor que transforme las señales de luz en señales eléctricas.

Este tipo de conversor se llama ONT. Últimamente es habitual instalar un modelo híbrido que lo integre dentro del aparato router. De todos modos se puede optar por el modelo tradicional y disponer de una ONT y, por otro lado, de un router que se conecta a ella con un cable de red.

¿Qué debes tener en cuenta?

Una de las cosas con las que tendrás que tener un cuidado especial cuando te decidas por instalar la fibra óptica en casa es la velocidad de internet. Es importante tener en cuenta tanto la velocidad de subida como la velocidad de bajada. Esto te permitirá descargar contenidos más rápido y, además, tener más dispositivos conectados y haciendo uso de la red.

Cuando estés en el momento de considerar las diferentes ofertas de fibra de que disponen las compañías, presta atención a las que ofrecen velocidad simétrica. Con ésta la velocidad de subida y la de bajada serán la misma.

Otro de los factores más relevantes tiene que ver con el soporte técnico garantizado por la propia empresa. Cuando contratas un servicio de fibra y te lo instalan en casa no prevés los problemas que puedes encontrar, pero éstos son posibles. Por ello debes considerar el soporte que te ofrece tu compañía para solucionar los imprevistos y problemas que te puedan surgir.

Menu