Amaxofobia: qué es y cómo combatirla

amaxofobia

¿Sientes miedo cada vez que te subes a un vehículo? Probablemente no lo sepas, pero padeces amaxofobia. ¡Te contamos qué es y cómo tratarla!

Publicada el
Categorizado como Posts

Ya sea familiar, amigo, compañero, etc. quizás conozcas algún sujeto cercano que parece amaxofobia. Los que padecen esta popular fobia saben lo que es tener pánico a conducir. Como cualquier fobia, esta les afecta en su día a día, impidiéndoles realizar actos comunes, dificultando su rutina y paralizando su vida por un miedo que, recordemos, se puede vencer.

En este artículo os contaremos, en profundidad, qué es la amaxofobia, qué puede causarla, qué síntomas tiene y, sobre todo, cómo se puede vencer.

¿Qué es la amaxofobia?

Según la Real Academia Española (RAE), amaxofobia se define como «fobia a conducir un vehículo o a viajar en él». Es decir, la amaxofobia es la fobia, el miedo, que impide a una persona viajar (ya sea conduciendo o como pasajera) en cualquier tipo de vehículo. El término amaxofobia nace de la unión de dos palabras: amaxo y fobia. Amaxo significa coche o vehículo y fobia significa temor, pánico o miedo a algo.

Una fobia es un miedo llevado al extremo patológico. En el caso de la amaxofobia, ese miedo, comúnmente, se adquiere con el paso del tiempo, normalmente por alguna situación relacionada con un accidente de tráfico o similar. Una persona que sufre ansiedad al conducir, o al montar en un vehículo, pero finalmente accede a viajar en el, no padece amaxofobia. Este miedo irracional lo sufren las personas que son incapaces de subirse a un automóvil. Este temor patológico es mucho más frecuente en las mujeres (87%) que en los hombres (13%), y la edad media en la que aparece esta fobia transcurre desde los 34 hasta los 37 años.

¿Por qué aparece la amaxofobia?

Lo más común entre las personas que sufren este tipo de fobia es que se haya desarrollado por distintas experiencias relacionadas con la conducción. Aunque también existen casos de personas que nunca han llegado a conducir, y han desarrollado amaxofobia sin necesidad de vivir experiencias traumáticas en un vehículo.

Quien padece este miedo irracional sufre constantes pensamientos catastrofistas, los cuales pueden estar relacionados con experiencias del pasado, y eso les lleva a sentir una intensa falta de control, así como una disminución de la confianza en uno mismo, una pérdida de la autoestima. Y, en general, unos escenarios psicológicos muy agresivos para el sujeto que experimenta amaxofobia.

Principales síntomas de la amaxofobia:

Cada persona desarrolla un comportamiento u otro cuando sufre amaxofobia, pero en las personas que tienen miedo a conducir se producen conductas comunes, entre los que se puede destacar:

  • Estrés físico. Uno de los indicios más comunes son los síntomas físicos. Los temblores, la tensión, la rigidez muscular, el sudor de manos, etcétera.
  • Ansiedad. Este es otro punto muy importante para detectar a una persona con amaxofobia. En ocasiones, las personas con miedo a conducir, que padecen ansiedad, llegan a tener pesadillas por las noches.
  • Continuos pensamientos catastrofistas. El pensar que nada va a salir bien, que van a tener un accidente, siempre esperando lo peor, etc. Estas son ideas que se repiten continuamente en la mente de las personas que sufren amaxofobia.
  • No sentirse comprendido. Las personas con miedo a conducir piensan que nadie las entiende, que solo ellos padecen amaxofobia, que la sociedad les ve como «personas raras». Esto es uno de los síntomas más graves ya que debilita muchísimo su confianza y autoestima.

Cómo superar el miedo a conducir

Como cualquier fobia, la mayor satisfacción de una persona que la padece es superarla. No todas las personas tienen la misma facilidad para superar la amaxofobia. Una de las principales ayudas para vencerla es contar con una autoestima alta y dejar de lado los pensamientos «catastrofistas», que les hacen creer que no serán capaces de actuar como deben.

Otro de los trucos para sobreponerse a este miedo irracional es controlar la tensión y rigidez, así como el lado perfeccionista, que les sale cada vez que tienen que subirse a un automóvil. Identificar al tráfico como «rivales o enemigos» tampoco ayudará, hay que entender que el tráfico es un elemento que no podemos controlar y deben aceptarlo tal y como es.

Ayuda psicológica contra la amaxofobia

Sin duda alguna, contar con ayuda psicológica será un paso fundamental para superar el miedo a conducir o montar en un vehículo. De hecho, hay psicólogos especializados en tratamientos de la amaxofobia, ya que es un temor muy común en nuestro país: casi el 30% de los conductores creen tener este miedo. Por lo que, si sufres amaxofobia, lo primero que tienes que saber es que no estás solo.

Esta fobia tiene un alto porcentaje de éxito en su tratamiento. Este logro se consigue gracias a las distintas técnicas de relajación que utilizan los expertos, a las distintas técnicas de exposición usadas en psicología, etcétera. Uno de los puntos más importantes de la terapia es la toma de conciencia. El paso fundamental para afrontar un problema es reconocerlo. En tan solo unos meses, una persona que sufre amaxofobia podrá vencer su miedo por completo y, por tanto, su vida cambiará radicalmente.

Valora esta noticia!
[Votos: 15 Valoración media: 5]