Cambiar el embrague, cuándo y por qué hacerlo

Cambiar el embrague

Saber cuándo cambiar el embrague es una de las claves para que nuestro coche dure el máximo de kilómetros posible. ¡Descúbrelo ahora!

Una pieza fundamental de nuestro automóvil es el embrague, eso está claro. Debemos cuidarlo y revisarlo de forma casi continua aunque hemos de saber que como cualquier otra pieza de nuestro coche, es duradera, y habrá que cambiarla cada x kilómetros.

El problema en este punto reside en cuándo cambiar el embrague. Es decir, cómo podemos saber nosotros, como conductores, que debemos cambiar el embrague de nuestro vehículo y por qué. En este post responderemos, en profundidad, a todas y cada una de tus dudas.

¿Cuándo debo cambiar el embrague de mi coche?

Este es uno de los puntos más importantes a la hora de llevar a cabo un cuidado exhaustivo del vehículo: el momento en el que debo cambiar el embrague. Unos conductores lo hacen según los kilómetros que tenga el kit de embrague, otros según sientan algún síntoma inequívoco de que el embrague está para cambiar, otros conductores prefieren dejarlo en manos de su mecánico…

Hay tantas decisiones y opiniones como embragues y hoy os mostraremos cuándo SI hay que cambiar todo el kit de embrague.

Cambiar el embrague según sus kilómetros

Esta es una acertada decisión que muchos conductores toman como referencia para sustituir el embrague de su vehículo particular. Esto no es una regla de tres genérica porque dependerá también de los trayectos y del tipo de trayecto que realice el conductor. Es decir, no tendrá el mismo desgaste un kit de embrague de un vehículo que circula en ciudad que el de otro coche, con los mismos kilómetros, que circula la mayoría del tiempo en carretera.

Normalmente, cada 150.000 kilómetros es recomendable revisar el estado del kit de embrague, llevar un control de embrague es fundamental. Cuando este kit llegue a los 400.000 kilómetros será necesario cambiarlo dando igual su aparente estado, ya que no hacerlo puede suponer una avería muy importante.

Síntomas comunes de que el embrague hay que cambiarlo

En ocasiones no son los kilómetros lo que hace que haya que cambiar todo el kit, sino determinados síntomas que llevan a pensar que es momento de cambiar el embrague.

El principal síntoma es el endurecimiento notable del pedal al pisarlo para cambiar de marcha, esto es un indicio inequívoco de que el pedal necesita revisión inmediata y de que seguramente esta pieza debe ser sustituida. Si nos cuesta pisar el pedal para embragar, no lo pienses más, busca un taller en el que te cambien el kit de embrague de manera inmediata.

Otra señal inconfundible de que debemos cambiar el kit completo es que cuando pisemos el embrague, este patine o el tacto sea esponjoso y resbaladizo. Eso significará que debemos sustituir esta pieza antes de que se convierta en un problema mayor.

Por último en cuanto a síntomas, si notamos ruidos raros al pisar el embrague o al utilizar la caja de cambios, es decir, cambiar de marcha, eso significará que algo no funciona correctamente en nuestro kit de embrague y que este debe ser cambiado por uno nuevo.

¿Cuánto cuesta cambiar el embrague?

A la hora de cambiar un embrague, lo más importante es cambiar todo, es decir, cambiar el kit entero. Este kit está formado por: el collarín de empuje, la maza o plato de presión y por el disco de embrague. No es obligatorio pero si recomendado, cambiar el volante bimasa junto con el kit de embrague, es una elección lógica si pensamos en ahorrarnos la mano de obra futura de cambiar este volante (mejor hacerlo todo junto).

El coste medio del cambio del kit de embrague en nuestro país es de unos 650-700 euros. Esto dependerá del tipo de embrague que monte el coche, así como del coche en cuestión. También del taller donde lo decidamos sustituir ya que la mano de obra es lo más caro de la reparación.

Valora esta noticia!
[Votos: 1 Valoración media: 5]
Menu