Emergencia en la carretera, ¿qué si y qué no debemos hacer?

Emergencia en la carretera

Es una situación que nadie quiere vivir pero cuando sucede es inevitable. Una emergencia en la carretera, ¿qué hacer? ¡Te lo contamos!

Tener una emergencia en la carretera es una de las situación que se puede dar sin que nada extraño suceda, simplemente por mala suerte. La circunstancia de por si ya es muy peligrosa; quedarse estacionado en un lugar en el que transcurren vehículos a alta velocidad y/o puedes ser colisionado, es una situación de extrema gravedad.

En el post de hoy os enseñaremos qué hacer en esta tesitura, cómo debemos actuar según la Dirección General de Tráfico (DGT) y qué tendremos que priorizar en todo momento.

He tenido una avería en la carretera, ¿ahora qué?

Es una situación que nunca queremos que se de pero que en ocasiones es inevitable. Detener un vehículo en una autopista o autovía, aunque sea en el arcén, es un riesgo para la seguridad vial que siempre debemos evitar a toda costa, pero que en ocasiones es prácticamente imposible.

En este punto la DGT establece una serie de cosas que hacer y otra serie de cosas que no hacer, velando siempre por la seguridad y por la integridad física de todos los ocupantes de los vehículos que circulen por carretera, evitando cualquier posible caso de accidente y manteniendo a todos os ocupantes, del coche averiado, en una zona segura.

¿Qué hacer ante una emergencia en la carretera?

Estos importantes puntos los desglosaremos en forma de sub puntos para poder hacer una lista de lo que es realmente importante y, posteriormente, haremos un listado de sub puntos de lo que no debemos hacer:

  • Lo primero y, seguramente, más importante es buscar un lugar seguro en el caso de que nuestro coche se detenga en medio de un trayecto. El lugar idóneo es fuera de la calzada, en el arcén o en un lugar destinado para este fin.
  • Las luces de emergencia serán también un punto muy importante si vivimos la situación de que un coche deje de marchar en medio de una carretera. Las luces de posición, en el caso de que podamos ponerlas, son igual de importantes en el caso de que este infortunio suceda en mitad de la noche.
  • Los triángulos de preseñalización de peligro también será un elemento importante si tenemos una avería en la carretera. Deberemos colocar, los triángulos de emergencia, a 50 metros por detrás y por delante, si la carretera es de doble sentido. Obviamente el chaleco reflectante también es vital en esta situación.
  • Por último pero no menos importante, debemos evitar siempre invadir la carretera, sea por el motivo que sea. Tendremos que permanecer siempre en el interior del vehículo o en su defecto situarnos en un lugar alejado del tránsito de vehículos. Si existe un lugar en el que los integrantes del automóvil puedan refugiarse, siempre será mucho mejor que permanecer en el interior.

¿Qué no hacer ante una emergencia en la carretera?

Al actuar ante una emergencia, nuestro sistema automático de respuesta puede hacer que tengamos comportamientos bastante perjudiciales para nuestra integridad física, los cuales nos ponen en riesgo a nosotros y al resto de conductores. Estos son los comportamientos que debemos evitar a toda costa en el caso de que tengamos un avería en la carretera:

  • Jamás debemos reparar nuestro vehículo en la carretera, es muy peligroso e innecesario. Lo correcto sería llamar al servicio de asistencia, ellos son profesionales y sabrán como hacerlo sin crear una situación de riesgo.
  • En cuanto a las luces, debemos poner siempre las luces de emergencia y, como ya hemos mencionado, las luces de posición deben estar siempre encendidas si la incidencia se da de noche.
  • Los triángulos deberán estar colocados de la forma correcta, es decir, tienen que estar visibles por delante y por atrás (en el caso de que sea una carretera de doble sentido).
  • Debemos permanecer lo más lejos posible de los quitamiedos, esta zona de la carretera, aunque esté fuera de la zona destinada al tráfico, es un área donde se producen la mayoría de accidentes y atropellos en carretera. Por lo que será fundamental alejarse con el objetivo de cuidar nuestra integridad física.
  • Si la avería no la tienes tu, sino que la ha tenido otro vehículo, y estás pensando en empujar o ayudar a remolcar al otro vehículo, mejor que lo dejes de pensar porque es una idea pésima. De hecho es lo que nunca debes hacer debido a su innecesario riesgo. Para ello están las grúas de las aseguradoras, especialistas en este tipo de situaciones.
Valora esta noticia!
[Votos: 1 Valoración media: 5]
Menu