TOP 5 trucos para pasar la ITV sin morir en el intento

Trucos para pasar la I.T.V.

La ITV es una situación que a muchos conductores les da pánico. Tranquilos porque hoy os traemos 5 trucos para pasar la ITV sin miedo alguno.

La ITV es uno de los escenarios más temidos por los conductores, sobre todo por aquellos cuyo vehículo tiene algunos cuantos años y empieza a dar problemas mecánicos los cuáles pueden suponer fallos que hagan que nuestra inspección salga desfavorable. La mayoría de nosotros vamos a pasar la inspección técnica del vehículo sin revisar nada de nuestro automóvil y esto es un grave error ya que los trucos para pasar la ITV residen en la mini revisión que nosotros mismos deberemos hacerle al vehículo.

Hoy os enseñaremos algunas recomendaciones y elementos a inspeccionar para que siempre que vayamos a pasar la ITV, el resultado salga favorable y no nos traiga por el camino de la amargura. Muy atentos a los 5 siguientes puntos porque seguro que te serán de gran utilidad.

Los 5 mejores trucos para pasar la ITV

Tanto si te ha pasado como si no, es muy común que a lo largo de nuestra vida como conductores alguna ITV nos salga desfavorable. Es por ello que estos 5 consejos te serán de vital importancia, independientemente del vehículo que vaya a pasar la temida inspección.

Estos son los 5 trucos para pasar la ITV que siempre son útiles:

1. Revisa el correcto estado de los cinturones de seguridad

Ya no por superar la inspección técnica de forma favorable, sino también por nuestra seguridad e integridad física, revisar que los cinturones de seguridad están en perfecto estado es vital para nuestra conducción. Uno de los puntos más importantes es que los anclajes estén en su lugar, que no queden ocultos y que no haya objetos que interfieran en su utilización.

Cuanto nos aseguremos que los materiales que forman el cinturón están en perfecto estado y que hacen un perfecto cierre con el anclaje, el siguiente paso es dar un tirón seco al cinturón para ver que este realiza correctamente su función.

2. Observar que nuestras luces funcionan correctamente

En la ITV nos harán probar todas y cada una de las luces que tengamos en nuestro vehículo, incluso las de matrícula. Deberemos llevar la bombilla correcta en el lugar indicado, con la intensidad justa y, obviamente, el faro debe estar limpio, sin suciedad y sin rotos que puedan hacer que, por ejemplo, entre agua al faro.

Esta son todas las luces que nos mirarán cuando vayamos a pasar la inspección técnica de vehículos:

  • Luces de cruce
  • Luces de posición
  • Luces de carretera
  • Intermitentes y luces de emergencia
  • Luces de marcha atrás
  • Luz de antiniebla trasera
  • Luz de antiniebla delantera
  • Luces de freno
  • Luz de matrícula

3. Los grandes olvidados, las puertas, ventanillas y cristales

Estos son unos de los elementos más importantes para los inspectores que trabajan en la ITV y, paradójicamente, uno de los grandes olvidados por los conductores que van a pasar la inspección técnica a su vehículo.

Lo más importante es que los cristales, tanto los laterales, como la luna posterior y anterior, no presenten golpes y/o arañazos excesivos, los cuales puedan poner en riesgo la integridad física de los ocupantes del interior del automóvil o puedan interferir en la visión del conductor. Otro punto importante es la legalidad de los cristales tintados, estos deben estar siempre homologados, sin superar el límite legal.

Por último, pero no menos importante, os informamos de lo que el inspector hará en nuestro vehículo para comprobar que todo marcha de forma correcta. Podemos realizar este simple reconocimiento en nuestro hogar para asegurarnos de que todo está en orden. El protocolo es el siguiente:

  1. Bajar todas y cada una de las ventanillas.
  2. Abrir las puertas desde fuera.
  3. Abrir las puertas desde dentro.
  4. Abrir el capó y el portón trasero (el que da acceso al maletero).

4. Nuestros neumáticos son como nuestras zapatillas

En el blog de coches de precio.com ya hemos comentado en varias ocasiones la importancia que tienen los neumáticos en nuestro vehículo. Es una parte vital de este ranking ya que será un motivo justificado de que nuestro vehículo no supere la ITV y tengamos que volver a pasarla.

No debemos esperar a que nuestro vehículo tenga que pasar la inspección técnica de vehículos para revisar el estado de nuestras gomas, todo lo contrario. Este acto se debe hacer semanalmente, comprobando la presión de nuestras ruedas, vigilando cualquier desperfecto que estas puedan tener (cortes, roces, clavos, etc.) y asegurándonos de que el dibujo en el neumático es superior a 1,6mm (el mínimo indicado por ley).

Los inspectores revisaran este elemento con gran detenimiento. Por lo que un buen mantenimiento de «las zapatillas de nuestro coche», no solo en los momentos previos a la revisión sino durante todo el año, es vital para superar la ITV con éxito.

5. Fallos pequeños pero graves

Hay fallos que podríamos considerar mini fallos pero que en realidad tienen una gran relevancia en la ITV. Estos en muchas ocasiones pasan desapercibidos pero cuando un inspector los detecta constituirán, seguro, un fallo leve y puede que hasta un fallo grave.

Estamos hablando de fallos tan comunes como un nivel de líquidos superior o inferior al que deberíamos llevar, tener en el coche demasiada suciedad, contar con algún desperfecto en la matrícula, que no nos funcione el anti-vaho, que el claxon no suene, tener los limpia parabrisas en mal estado, etcétera.

Valora esta noticia!
[Votos: 1 Valoración media: 5]
Menu