Apertura de una cuenta bancaria: qué debo saber

Abrir una cuenta bancaria

Antes de proceder a la apertura de una cuenta bancaria hay una serie de apartados a los que deberemos prestar especial atención. Son los siguientes:

Antes de proceder a la apertura de una cuenta bancaria en nuestra entidad, hay una serie de apartados a los que deberemos prestar especial atención. Estos son el tipo de cuenta bancaria que queremos abrir (cuenta de ahorro o remunerada, cuenta nómina, cuenta corriente, etc.); nuestras circunstancias personales (situación laboral, etc.); posibles comisiones de la cuenta (de apertura, mantenimiento, modificación o cancelación); su red de cajeros automáticos; los intereses; la permanencia; los descuentos; y si la cuenta en cuestión tiene un solo titular o varios.

En este artículo de Precio.com te explicamos al detalle todos estos factores para ayudarte a escoger la cuenta de banco que mejor se adapte a tus finanzas personales.

Tipos de cuentas bancarias

Elegir una cuenta bancaria

Como hemos adelantado en la introducción del artículo, existen varios tipos principales de cuentas bancarias. Entre ellas: las cuentas de ahorro, también llamadas ‘remuneradas’; las cuentas nómina; y las cuentas corrientes.

  • Cuentas de ahorro: son aquellas que ofrecen al cliente cierto porcentaje de rentabilidad por tener sus ahorros depositados en ellas.
  • Cuentas nómina: ofrecen ciertos beneficios como comisiones más bajas o nulas y promociones y regalos periódicos.
  • Cuentas corrientes: son las más utilizadas de todas y posibilitan a sus usuarios realizar y recibir ingresos, extraer efectivo de cajeros automáticos y domiciliar recibos.

Circunstancias personales

A la hora de abrir una cuenta bancaria, también convendrá tener en cuenta tu situación laboral y circunstancias personales actuales. Y, por otro lado, deberás definir bien en claro para qué finalidad vas a realizar la apertura de la cuenta, pues esto puede modificar sus condiciones, así como los requisitos de apertura de las entidades bancarias.

Comisiones

Otro aspecto importante a tener en cuenta son las comisiones. Se deberán analizar a fondo la clase de comisiones que incluye la cuenta bancaria que se pretende contratar: de apertura, mantenimiento, cancelación, por realizar diferentes operaciones financieras o por extraer efectivo de cajeros automáticos que no pertenecen a tu banco.

Cajeros automáticos

Por otra parte, comprobar el número de cajeros automáticos dispone tu entidad financiera en un radio cercano a tu lugar de residencia o trabajo también es importante. Aunque es cierto que a día de hoy la mayoría de bancos disponen de plataformas de banca online que te permitirán realizar la mayoría de operaciones desde tu dispositivo móvil u ordenador.

Sin embargo, es conveniente asegurarse de si existen cajeros de la entidad cerca de ti, pues es muy probable que el banco te cobrase comisiones en caso de retirar efectivo en otra red de cajeros.

Intereses

Tienes que tener en cuenta que los bancos aplican tasas de interés por mantener tu dinero guardado en sus cuentas. Cada entidad ofrece unos tipos de interés distintos en función del tipo de cuenta que se trate y otros factores.

Permanencia

Qué elementos debo tener en cuenta

La gran mayoría de cuentas de banco actuales no aplican ningún tipo de cláusula de permanencia en sus contratos. Sus beneficios se basan en otros factores como, por ejemplo, que el cliente domicilie la nómina o que tenga asociadas tarjetas de crédito y/o débito o contratadas con la entidad. Los regalos que las entidades te ofrecen por la apertura de cuentas, eso sí, sí que suelen aplicar permanencia en la mayoría de los casos.

Descuentos

También deberás prestar especial atención a los posibles descuentos o ventajas que puedan aplicar las cuentas bancarias. Estos descuentos pueden aplicarse, por ejemplo, por el uso de Internet, por el consumo de datos móviles o, incluso, por actividades de ocio. En cualquier caso, convendrá ser escéptico y analizar bien a fondo esta clase de promociones.

Titulares de la cuenta

Para terminar, también debes tener en cuenta que las cuentas bancarias pueden tener uno o varios titulares. A la hora de efectuar operaciones financieras, en las cuentas con más de un titular se requiere la firma de todos y cada uno de ellos, lo que se denomina cuenta ‘conjunta’ o ‘mancomunada’. Si la cuenta solo tiene un titular, este podrá realizar las operaciones financieras de manera totalmente independiente.

Valora esta noticia!
[Votos: 1 Valoración media: 5]
Menu