¿Cómo hacer mi declaración de la renta?

declaracion de la renta

Declaración de la renta, pagar o a devolver. Un símbolo negativo que alegra, o en su ausencia, alarma. Dice Joaquín Sabina «¿Quién me ha robado el mes de abril?»… Este año, el mes de abril está marcado por la cuarentena a la que nos ha llevado el coronavirus. Sin embargo, la administración pública no se detiene. Y es que, desde el 1 de abril, la Agencia Tributaria ha iniciado la campaña de la renta 2019.  

En medio de la crisis sanitaria que vive España, y por ende las irreparables pérdidas económicas, son muchos los que piden que se posponga esta campaña. Por los momentos, todo sigue en pie. Y es por eso que merece la pena que conozcas los pasos a seguir. 

A pesar del confinamiento y que el trámite, evidentemente, no se pueda realizar en las oficinas de la agencia, este proceso sigue su curso. Como cada año, miles de personas han accedido a la renta web desde el primer día. No tienes que solicitar cita previa ni nada por el estilo. Puedes acceder fácilmente con tu DNI electrónico, certificado electrónico,  número de referencia o cl@ve PIN. Para hacer el borrador de tu declaración en «renta web». Sin embargo, para aquellos que prefieran hacer su declaración de forma presencial, tendrán oportunidad de hacerlo. En principio, las fechas establecidas para este proceso son entre el 13 de mayo y 30 de junio. 

declaracion de la renta

¿Qué necesito para hacer mi declaración de la renta?

El servicio de tramitación del borrador de nuestra declaración puede ser complejo de entender. Sobre todo porque la cantidad de números que aparecen en la pantalla pueden asustarnos. Sin embargo, si has cumplimentado este proceso con anterioridad, no hay tantas razones para temer. Desde que este proceso se convirtió en una opción virtual, todos nuestros datos importantes quedan guardados de un año a otro. Además, nuestros datos fiscales aparecerán precargados. La administración pública nos conoce y ya tiene toda esa parte adelantada por nosotros. Es un proceso obligatorio en su realización para aquellas personas que ingresen más de 22.000 euros brutos anuales de un mismo pagador. Sin embargo, si tienen varios pagadores, tendrán que declarar sus impuestos quienes hayan percibido más de 14.000 euros.

Información adicional que agradecerás 

Siempre se sugiere recabar toda nuestra información fiscal antes de confirmar el borrador. De esta manera, tendremos los argumentos necesarios en el caso de que nuestras alegaciones tengan lugar. 

Para hacer la declaración en línea, tendrás que acceder a «Servicio de tramitación borrador/declaración en la propia web de la Agencia Tributaria. Para poder obtener el número de referencia, que será la forma de haber completado nuestro procedimiento, tendremos que acceder con el NIF, NIE o el DNI, indicando información específica que de veracidad de nuestra identidad. 

Unos pasos más adelante, deberás aportar información sobre inmuebles y referencias catastrales, así como ingresos de familiares u otras deducciones. La agencia realizará, seguramente, el traslado de datos de forma automática para presentar la declaración.

declaracion de la renta

El momento de la verdad: a ingresar o a devolver

Normalmente, el Estado, a través de hacienda, aprovisiona un porcentaje de nuestros ingresos en forma de impuestos. Sin embargo, en algunos momentos puede excederse, y nos lo devolverán, o subestimar, y pedirán que ingresemos el diferencial. Este es, seguramente, el momento que más curiosidad genera. Si llevas tus finanzas personales con cuidado y responsabilidad, seguramente tengas alguna idea sobre esta información.

El resultado de tu declaración puede tener tres variables distintas.

  • A ingresar: aparecerá el monto en euros que deberás aportar a la agencia tributaria por esa cuantía de dinero de la que el Estado no hizo «aprovisionamiento». La declaración emitirá un recibo que deberás pagar en una entidad bancaria.
  • Igual a cero: es decir, se hizo el cálculo correcto, con lo que no hay cuantías a devolver.
  • A devolver: lo sabrás si ves un signo negativo antes de un número en euros. Ocurre cuando el Estado aprovisiona más dinero del que finalmente ingresaste. Con esto, finalmente, se te devolverá una porción de ese dinero. Si es así, debes aportar el número de tu IBAN.
Menu