¿Puedo eliminar las comisiones bancarias de mi cuenta?

eliminar comisiones cuentas bancarias

Los bancos intentan sacar el mayor provecho a sus productos. Por ello, te ayudamos a eliminar las comisiones bancarias de tu cuenta para que no pagues más.

Las entidades bancarias utilizan multitud de herramientas financieras para sacar el máximo provecho económico de los productos financieros que venden a sus clientes. Una de estas herramientas son las comisiones, y suelen aplicarse al abrir una cuenta corriente u otro tipo de cuenta bancaria, o al contratar una tarjeta de crédito o débito. También se aplican comisiones por mantener cuentas abiertas, realizar algún tipo de cambio en ellas o por cancelarlas. Pero lo que no mucha gente sabe es que las comisiones bancarias pueden negociarse con el banco, e incluso eliminarlas completamente. En este artículo, entonces, desde Precio.com te contamos qué comisiones puedes negociar con tu entidad y cómo podrás eliminar las comisiones bancarias. ¿Te interesa? Pues lee con atención porque, ¡empezamos!

Claves de la negociación

Lo primero que has de saber en lo referente a la negociación para eliminar las comisiones bancarias con tu entidad bancaria es que el primer paso es ponerte en contacto con el servicio de atención al cliente de la misma. Por otro lado, también tienes la opción de acudir a las oficinas de alguna de sus sucursales. En cualquier caso, será importante que lleves contigo los documentos que reflejen el tiempo total que llevas como cliente de la entidad bancaria, la comisión o comisiones de tu cuenta bancaria que quieres eliminar, y el número de teléfono fijo completo de la entidad bancaria en cuestión.

A partir de ahí, una vez te pongas en contacto con algún profesional financiero de tu entidad bancaria, deberás emitir tu mensaje y objetivos de manera clara y contundente. Además, deberás estar dispuesto a regatear y negociar y, en caso de que te den una negativa por respuesta, tendrás la posibilidad de reclamar que pongan en contacto con un profesional de rango superior. Y, con él, tendrás que seguir usando esta estrategia de escucha activa y negociación si pretendes que el procedimiento llegue a buen puerto.

Comisiones que se pueden negociar

negociar comisiones cuentas

Así, son varias las comisiones que puedes negociar con tu banco. Entre ellas, podemos destacar las comisiones por descubierto, que, aunque la mayoría de entidades bancarias no dan la posibilidad de eliminarlas por completo, sí que podrás tratar de reclamarlas después de que te las hayan cobrado. Y, por otro lado, también puedes pedirle a tu entidad bancaria que no te cobre comisiones cuando no haya nada de dinero en tu cuenta corriente. 

Por otra parte, otras comisiones que puedes negociar con tu banco son las de mantenimiento de la cuenta bancaria. Estas son las que tu entidad bancaria te cobra por el simple hecho de tener tu cuenta activa y, si quieres eliminarlas definitivamente, una buena manera de hacerlo es domiciliar tu nómina o tener los recibos domiciliados.

Además, también podrás eliminar las comisiones bancarias, o al menos negociar, las que te cobra tu entidad bancaria por realizar todo tipo de transferencias entre cuentas corrientes, ya sean propias o ajenas. Y, por otro lado, tendrás la posibilidad de entrar a negociar también las comisiones por la extracción de dinero en los cajeros ajenos a tu entidad financiera. Se trata, eso sí, de una comisión difícil de negociar con la mayoría de entidades bancarias. Las comisiones por tarjetas de crédito o tarjetas de débito dependerá del banco al que pertenezcas.

Servicio de información y notificaciones

Otras comisiones que también son negociables son las del servicio de información y notificaciones al teléfono móvil. Para eliminarlas llama al servicio de atención al cliente de tu banco o solicita su supresión a través de Internet. Por otro lado, también podrás reclamar la eliminación de las comisiones por gastos de correspondencia (envío de cartas, correos electrónicos, etc.) y por el ingreso de cheques.

Y, por último, otras comisiones que también puedes tratar de suprimir son las que tu banco te cobra a la hora de la reclamación de las posiciones deudoras. Es decir, lo que te exigen que pagues cuando tu cuenta corriente se encuentra en números rojos. Lo cierto es que es un tipo de comisión muy difícil de eliminar por completo, pero sí que podrás reclamarla una vez ya te la hayan cobrado. Cabe destacar, por cierto, que en algunos países este tipo de comisiones se encuentran fuera del marco legal.

Menu