¿Qué tipos de cuenta bancaria existen?

CUENTAS BANCARIAS TIPOS

Siempre que llega el momento de abrir una cuenta bancaria dudamos de cuál elegir. Aquí te explicamos cuáles son las mejores opciones que se adecúen a ti.

Cuando llegamos a la mayoría de edad, empezamos a preocuparnos por la abrir una cuenta bancaria para iniciar la administración de nuestro dinero. Lo natural es abrir una cuenta para poder disponer de una tarjeta que nos permita gastar dinero de una manera mucho más cómoda. Eso sin duda. Aquí podrás comparar las mejores y elegir la que más te convenga.

En la mayoría de los casos, nos dejamos llevar por las ofertas más atractivas de cuentas bancarias. Pero, ¿realmente estamos eligiendo el mejor producto y aquel que se adapta a nuestras necesidades a corto y largo plazo? 

Una cuenta bancaria para cada necesidad

Dependiendo del sistema de trabajo de una entidad bancaria u otra, hasta cierta edad, los usuarios estarán exentos de ciertas tasas. Luego de eso, comenzarán a cobrarnos comisiones

Tipo cuentas bancarias infografia

Es por eso que hay que conocer todos los productos financieros para hacer un uso eficiente, óptimo y seguro para nuestros bolsillos. Una cuenta es un producto que ofrecen las entidades bancarias mediante el que un titular puede administrar su dinero en distintas formas. 

Al tener una cuenta bancaria, podrá realizar pagos, recibir ingresos o, como mencionamos anteriormente, retiros de dinero depositado en un cajero automático. Una de las primeras cuestiones a considerar cuando abrimos una cuenta bancaria, es qué tipo de condiciones pueden tener, y con esto, valorar pro y contras. 

El tipo de cuenta que elijamos siempre dependerá de la finalidad con la que depositemos nuestro dinero. Eso determinará cuál tiene un uso más óptimo o no. Estos son los tipos de cuentas bancarias.

Cuenta Corriente

Su nombre es el más común y reconocible. Se trata del producto principal de los bancos, ya que a partir de esta, se derivan otros productos bancarios, como tarjetas de crédito y débito. Nos permite administrar el dinero de una manera sencilla y organizada. 

cuenta bancaria

Eso sí, a diferencia de otros tipos de cuentas, la cuenta corriente no ofrecerá ningún tipo de beneficio por ingresar nuestro dinero. Para esto siempre será más rentable una cuenta de ahorros, de la que hablaremos más adelante. 

Cuenta Nómina

Se trata de una cuenta diseñada para aquellos que quieren ingresar su salario o nómina directamente en el banco. Sin embargo, su principal aporte es que hará exento el pago de algunos impuestos o comisiones de mantenimiento. 

Además, en algunos casos concretos, el hecho de domiciliar una nómina a un banco, podrá propiciar que la entidad haga algún regalo o se goce de ofertas específicas. Este tipo de operaciones bancarias son muy atractivas para aquellos que quieren llevar sus gastos de una manera organizada. 

cuenta bancaria

Cuenta de ahorros

Es, quizás, la más conocida y, en muchos casos, la preferida por los usuarios. Básicamente porque se trata de un tipo de producto que nos permite guardar nuestro dinero a largo plazo y, en determinados casos, percibir ingresos por los intereses generados por ese dinero. Podremos gastarlo más adelante con tarjetas de débito gratis. 

Cuenta remunerada

Se trata de un producto bancario que está orientado a las personas que no desean ser penalizadas por disponer de sus fondos antes de los plazos que estipula la entidad bancaria. 

Además, la entidad financiera ofrece atractivas maneras de rentabilizar nuestro dinero. Los tipos de cuenta corriente y de ahorros tienen aspectos similares:

  • Comisiones: ambas suelen repercutir al usuario una cantidad de dinero por su administración y mantenimiento, y en algunos casos, por hacer extracciones dinerarias en cajeros externos a la red de la entidad.
  • Operaciones: a partir de la apertura de una cuenta corriente o de ahorro, se puede disponer de una tarjeta de crédito o débito, así como domiciliar pagos o servicios y recibos.
  • Sin remuneración: son productos meramente operativos, por lo que no generan ninguna rentabilidad asociada a su manutención, 
  • Fácil apertura: esto es algo que tienen en común y facilita mucho su uso. Con tan solo presentar un documento acreditativo de identidad y correo electrónico, se podrá realizar la apertura de una cuenta bancaria. Incluso, en el caso de algunas entidades, será posible abrir cuentas a menores de edad con el permiso de sus padres. 
Valora esta noticia!
[Votos: 2 Valoración media: 4.5]
Menu