qué tipos de cuentas hay

Qué tipos de cuentas bancarias existen y cuál es la mejor

Las cuentas bancarias son uno de los productos financieros más comunes en cualquier hogar. Es más, hoy en día es raro encontrar a alguien, aun incluso siendo niño, que no disponga de una. Así, la mayoría de usuarios ya estamos familiarizados con sus dinámicas y funcionamiento. En en este artículo veremos todos los tipos de cuentas bancarias que existen.

Ahora, además de realizar las operaciones habituales como retirada de efectivo, domiciliación de recibos e ingresos, pago con tarjeta asociada, etc. la mayoría de entidades bancarias cuentan con una aplicación que permite a los titulares de las cuentas gestionar su capital, consultar sus cuentas o hacer transferencias e ingresos, entre otras, de manera totalmente online; sin la necesidad de moverse de casa.

Existen numerosos tipos de cuentas bancarias y dependiendo del tipo de acciones que queramos realizar o la finalidad con la que depositemos nuestro dinero será conveniente que escojamos una u otra. La cuenta nómina, corriente y la cuenta remunerada son las más utilizadas. Sin embargo, podemos encontrar diferentes tipos que cuentan con características específicas para adaptarse al máximo a las diferentes necesidades de los clientes. 

Por este motivo, lo primordial es saber qué necesitas y, a continuación, elegir el tipo de cuenta bancaria que mejor se adapte a lo que buscas. En Precio.com vemos qué tipos de cuentas hay y en qué consiste cada una de ellas: 

tipos de cuentas bancarias

Cuenta corriente

Entre las cuentas más habituales de cualquier entidad bancaria encontramos la cuenta corriente. Se trata de uno de los tipos de cuentas bancarias que permiten llevar a cabo operaciones cotidianas como, por ejemplo, realizar cobros, retirar dinero, domiciliar pagos, etc. Además, con su contratación se podrá disponer de una tarjeta de crédito o débito

Sin embargo, se trata de una cuenta que no genera intereses, es decir, no ofrece ningún tipo de remuneración al titular y, además, suele incluir comisiones por administración y mantenimiento. Es una de las cuentas más sencillas destinadas a facilitar las operaciones habituales de sus clientes. Si buscas una que ofrezca una rentabilidad mensual, quizá esta no sea la mejor opción. 

Cuenta de ahorro o cuenta remunerada

cuenta de ahorro

Una cuenta remunerada o de ahorro es un producto bancario destinado a ofrecer una rentabilidad al cliente en función al capital depositado. Varían de una entidad a otra en función de la tasa de interés, los cargos mensuales aplicados, así como por la cantidad inicial que se deposite. 

Están destinadas a aquellos clientes que buscan emplear una parte de su capital exclusivamente al ahorro; esto le permitirá generar intereses que hagan incrementar los fondos depositados inicialmente.

Con ellas, los clientes podrán acceder a su dinero en cualquier momento y su cancelación no lleva asociada ningún tipo de costes de penalización. Como hemos visto, su remuneración es superior a la de una cuenta corriente tradicional aunque, sin embargo, las operaciones a realizar en esta cuenta son más restrictivas: no permite hacer uso de ciertas tarjetas de crédito, entre otras. 

Cuenta de valores

cuentas bancarias

Si pretendes invertir, la cuenta de valores es la cuenta que más te conviene. Se trata de una especie de cuenta corriente en la que se depositan títulos, es decir, bonos, acciones, etc. Además, habitualmente están asociadas y ofrecen la posibilidad de realizar gestiones como ventas, compras o custodia de títulos, entre otras. 

Cuenta nómina

La cuenta nómina es un tipo de producto orientado a aquellos clientes que buscan la posibilidad de domiciliar la nómina. Tiene el mismo funcionamiento que una cuenta corriente, sin embargo, goza de ciertas ventajas al respecto. Algunas de las más destacadas son:

  • La entidad financiera donde hayas contratado la cuenta nómina no te cobrará algunas comisiones habituales como, por ejemplo, los gastos de administración o mantenimiento. 
  • Devolución de un pequeño porcentaje de los recibos que se hayan domiciliado.
  • Regalos, etc.

Además, también pueden llegar a ofrecer una pequeña remuneración, aunque esta siempre será menor que en las cuentas de ahorro o remuneradas.

Otros tipos de cuentas bancarias

cuentas para jóvenes

Cada cuenta bancaria de las que hemos visto tiene unas especificaciones concretas con el fin de adecuarse al máximo a las diferentes necesidades de los usuarios. Algunas permiten domiciliar ingresos o recibos, asociar tarjetas, sacar dinero en una amplia red de cajeros o incluso disponer del dinero en cualquier momento, entre otras. 

Sin embargo, aún existen cuentas más especializadas a las vistas anteriormente. Algunas de ellas son:

  • Cuentas para jóvenes
  • Cuentas para comunidades de vecinos
  • Cuentas para niños
  • Cuentas en divisas
  • Cuentas de jubilación individual
  • Cuentas de mercado monetario

Si ya sabes qué tipo de cuenta bancaria se adapta a lo que buscas, te recomendamos que visites el comparador de cuentas bancarias de Precio.com y consigas, así, las mejores condiciones del mercado financiero actual.