Certificado de depósito: qué es y cómo funciona

qué es un certificado de depósito

Existen varias opciones para salvaguardar y ver crecer tu dinero, entre ellas, los certificados de depósitos. Vemos qué son, sus características y claves.

Sacar rentabilidad a los ahorros. Ese es el objetivo principal de un certificado de depósito (CD). Para muchos clientes, una cuenta de ahorros es suficiente para cubrir sus necesidades, sin embargo, existen otras opciones para salvaguardar y ver crecer tu dinero. Aquí entran en juego los certificados de depósitos. Vemos a continuación qué son, cómo funcionan y qué características tienen.

Qué es un certificado de depósito y cómo funciona

como funciona un deposito

Un CD es un producto financiero en el que el cliente deposita cierta cantidad de dinero en un banco. Aquí se le aplicará una tasa de interés (fija o variable) que determinará la rentabilidad del mismo y hará crecer tus ahorros. Cuenta una fecha de vencimiento a partir de la cual se podrán retirar los fondos y los intereses generados durante el periodo de tiempo que se contrate el producto. La liquidación de los intereses generados puede realizarse al vencimiento o de manera mensual, trimestral o incluso semestral.

Su funcionamiento es muy básico. A las entidades financieras les interesa que el cliente deposite su dinero, de manera que el usuario no es el único beneficiado. Los bancos mueven este dinero por otro lado para conceder préstamos, hipotecas, créditos, etc. Y, de esta manera, también ellos obtienen rentabilidad por prestar estos servicios.

Características de los certificados de depósitos

rentabilidad certificado deposito

Los certificados de depósitos se encuentran entre una de las alternativas más atractivas para los usuarios por varios factores. Vemos sus principales características:

  • Seguridad. Cuando se invierte en un CD no se corren los mismos riesgos que, por ejemplo, invirtiendo en acciones. Porque, además, están asegurados por la Federal Deposit Insurance Corporation (FDIC).
  • Mayor rentabilidad. Generalmente, suelen contar con unas tasas de ahorro bastante más elevadas que las cuentas de ahorro. Por tanto, con su contratación el cliente obtendrá mayor beneficio.
  • Flexibilidad en los términos: aunque generalmente no tengan mucha flexibilidad relativa a la retirada de los fondos depositados, sí la tienen en cuanto al plazo de duración del mismo. Y, generalmente, cuanto mayor es la duración, mayor es la rentabilidad.
  • Bajas comisiones: en este sentido, ligados a estos productos encontramos comisiones de apertura y mantenimiento. Sin embargo, en numerosas ocasiones o están libres de comisiones, o son muy bajas.

Diferencia entre certificado financiero, certificado de depósito y depósito a plazo fijo

características depositos

La diferencia entre un depósito a plazo fijo, un certificado financiero o un certificado de depósito radica esencialmente en el nombre. Todos son herramientas de inversión financiera destinadas a crear rentabilidad, captar recursos y comerciar con ellas. Sin embargo, son denominadas de una u otra forma en función del origen de la entidad de crédito por la que esté supeditado. Por ejemplo, en países como México o Perú se denomina certificado financiero mientras que aquí, en España, hablamos de depósitos a plazo fijo.

Valora esta noticia!
[Votos: 0 Valoración media: 0]
Menu