Empiezan a cobrar por depósitos a particulares en 2021: cómo evito pagar

ING y BBVA cobran por grandes depósitos en 2021

La propuesta de cobrar a particulares por grandes depósitos se pone en marcha con BBVA e ING. Vemos a quién afecta y las claves para no pagar.

Publicada el
Categorizado como Posts

Que algunas entidades hayan decidido empezar a cobrar por los grandes depósitos ha hecho que millones de ahorradores de nuestro país se pongan nerviosos. De momento, esta propuesta solo se ha puesto en marcha por parte de dos entidades: BBVA e ING, y tan solo para clientes con poca vinculación y grandes depósitos. De momento, la propuesta sigue sobre la mesa para el resto de bancos y la respuesta no es nada simple.

ING y BBVA: entidades que empiezan a cobrar a particulares por sus depósitos

Si eres cliente de ING o de BBVA y tienes una gran cantidad de dinero depositado en esta entidad, posiblemente tengas que pagar comisiones a las que antes no hacías frente. Esto se debe a que desde febrero de 2021 estas dos entidades han adoptado una medida: empezar a cobrar a clientes particulares por los grandes depósitos

¿Por qué hacen esto? Se debe a que el Banco Central Europeo (BCE) cobra a la banca española una tasa por los depósitos y exceso de liquidez parado. Esta tarifa es la que han decidido pasar a los clientes. Vemos más en detalle cuándo y cuánto cobran en cada entidad y cómo podemos evitarlo

¿Cuánto pagarán los clientes de BBVA?

A partir del pasado 25 de febrero, todos los clientes que tengan contratada una cuenta corriente sin ningún tipo de vinculación tendrán que pagar un 0,3% anual (un 0,025% cada mes) por el saldo superior a los 100.000 euros. Es decir, los primeros 100.000 euros del usuario estarán totalmente exentos de comisiones o cobros. Es a partir de esta cantidad cuando se aplicará la tasa indicada.

¿Cuánto pagarán los clientes de ING?

Los clientes de BBVA que sean titulares de la Cuenta Naranja, no hayan domiciliado la nómina u otros ingresos y tengan más de 30.000€ en la cuenta tendrán que hacer frente a un coste fijo que asciende a diez euros al mes. ING lo pone en marcha a partir de abril. En cambio, los clientes sin nómina que tengan un saldo de menos de 30.000 euros, verán como el interés de la cuenta (0,01% TAE) desaparece.

¿Cómo evito pagar por mi depósito?

Hay dos alternativas o soluciones principales con las que podemos evitar pagar esta tasa: vincularnos con el banco y diversificar ahorros.

Diversificar los ahorros: es una alternativa muy sencilla con la que podremos evadir gastos. Además, es también una acción muy recomendable para repartir nuestros ahorros entre varias entidades y conseguir, así, que el Fondo de Garantía de Depósitos proteja la totalidad de nuestro dinero si la entidad quiebra (garantiza hasta 100.000 euros por titular en cada entidad). En definitiva, si diversificamos nuestros ahorros tendríamos: 

  • Protección total de nuestros ahorros por parte del FGD. Por ejemplo, al repartir dinero entre dos bancos, podríamos proteger hasta 200.000 euros; 100.000 en cada entidad.  
  • Evitar las comisiones correspondientes por tener mucho patrimonio acumulado en la misma entidad, si no estamos vinculados. 

Vincularnos con el banco: podremos esquivar la tasa cambiando la domiciliación de la pensión, nómina, paro, etc. a este banco. Otra opción sería contratar productos adicionales con la entidad, como préstamos personales o seguros:

  • Habría que tener en cuenta si merece la pena cambiar la domiciliación de nuestros ingresos para evitar esta comisión. Por ejemplo, si la entidad en la que tenemos esta domiciliación actualmente nos ofrece una serie de ventajas por ello, ¿merece la pena perderlas para no pagar esta tasa? Habrá que poner ambas opciones en una balanza para ver cuál compensa más. 

¿El resto de entidades también cobrará por los depósitos?

ING y BBVA han dado el primer paso con esta medida tan impopular. Serán los primeros en comprobar qué efectos tiene esta decisión sobre los usuarios. El resto de entidades se mantiene a la espera. Oficialmente y a día de hoy, su respuesta es un “no”. Extraoficialmente reconocen no descartar la medida en un futuro. 

Desde Abanca, por ejemplo, señalan que “están viendo lo que hacen los demás”. Unicaja admite que no tiene una política sobre el cobro de estos productos. Por último, Ibercaja afirma que actualmente no cobran y que, de momento, tampoco tienen perspectivas de hacerlo a corto plazo.

Valora esta noticia!
[Votos: 1 Valoración media: 5]