Plan de pensiones o depósitos bancarios ¿Cuál me conviene?

Plan de pensiones o depositos bancarios

Ahorrar siempre se hace con miras a largo plazo. Es por eso que merece la pena analizar si nos conviene más un Plan de pensiones o los depósitos bancarios.

Siempre que hablamos de dinero a largo plazo, en concreto para esos momentos en los que no prevemos poder seguir produciendo dinero, surge una duda muy válida: ¿Qué me conviene más, depósitos bancarios o plan de pensiones? Para poder tomar esta decisión, es necesario, que apuntes en lápiz y papel una serie de datos que te permitirán entender mejor cómo puede funcionar tu vida productiva, hablando en el sentido económico, a largo plazo.

Lo primero que debes tomar en cuenta, por ejemplo, es la productividad en tu sector de trabajo; edad actual yedad a la que quisieras jubilarte más allá de la reglada por ley; ingresos mensuales; cantidad de dinero a abonar para tener la cantidad de dinero que queramos ahorrar, entre otros… Así, con nuestro dinero invertido y a un interés fijo, se convertirá en mucho más y dependerá de los productos bancarios que elijamos. Un punto a favor a la hora de contratar un depósito en una entidad bancaria es el respaldo que ofrece el fondo de garantía de hasta 100.000 euros y respaldado por el Banco de España

A la hora de contratar un depósito, siempre se toma en cuenta la seguridad que estos proveen. Es uno de esos productos bancarios “de toda la vida”, pues la seguridad bancaria le da buena credibilidad. Sin embargo, y con el diseño de los planes o fondos de pensiones, los depósitos han ido perdiendo fama por la baja rentabilidad que ofrecen.  Es por esta -importante- razón que los trabajadores prefieren dar paso a nuevos métodos de ahorro como los planes de pensiones. Para elegir entre plan de pensiones o depósitos bancarios, es necesario que conozcas cómo funcionan.

Plan de pensiones o depositos bancarios

¿Cómo funciona un depósito bancario?

La forma de operar con este tipo de producto bancario es bastante sencilla. El cliente “entrega” al banco una determinada cantidad de dinero por un tiempo definido y con condiciones retributivas definidas. Estas pueden ser variables. Así, a lo largo del tiempo, el banco nos dará en retribución la cantidad de dinero con los beneficios añadidos de acuerdo con los intereses pactados.

¿Cómo funciona un plan de pensiones?

Funcionan como modelos fijos. Deberás elegir uno de los propuestos y, progresivamente, haciendo ingresos que pueden ser puntuales o periódicos. Luego, cuando llegue el momento de tu jubilación, podrás tomar ese dinero con el extra del beneficio obtenido por la rentabilidad del tiempo de inversión. Es importante destacar que esta forma de ahorro a largo plazo no tiene impuestos hasta que hayas podido recuperar el ahorro invertido. 

Tipos de depósitos

A vista

Te da la posibilidad de ingresar y retirar dinero cuando quieras, eso sí, te cobrarán una determinada comisión. También es posible configurarlo con condiciones mínimas o ingresos periódicos.

Estructurados

Basa su rentabilidad en otros activos. Es uno de los más convenientes dado que busca el mayor beneficio posible.

A interés variable

Su rentabilidad quedará basada en la variación de un índice. El plazo del depósito no es tan estructurado. Comúnmente se establece el euríbor como tasa fija.

A plazo fijo

Su nombre lo indica: ingresarás una cantidad fija de dinero cada mes y a cambio, al final del periodo fijado, revivirás una remuneración. Puedes retirar tu dinero antes de tiempo pero con una penalización variable.

Plan de pensiones o depositos bancarios

Tipos de plan de pensión

Renta fija a largo plazo

Se trata del que suelen contratar la mayoría de las personas que buscan una rentabilidad a largo plazo. Conlleva más rentabilidad aunque con una asunción mayor de riesgo. Está planteada para más allá de 24 meses.

Renta fija a corto plazo

Se trata de una alternativa similar a la que funciona a largo plazo pero establecida para un período menor a 24 meses. Esto último significa un menor riesgo

Renta mixta

Su funcionamiento queda supeditado a una repartición de entre 30% y 75% de activos de renta variable. Esto quedará definido por el riesgo que el usuario quiera asumir. 

La parte más importante de tu decisión tiene que ser la programación de tus ahorros. Si buscas una jubilación más tranquila, seguramente los planes de pensión sean más rentables. Mientras que si quieres hacer productivo tu dinero por un tiempo, quizás merece la pena que eches un ojo a los depósitos bancarios.

Valora esta noticia!
[Votos: 0 Valoración media: 0]
Menu