Cómo comprar una vivienda paso a paso

pasos para comprar una casa

Antes de comprar un inmueble debemos asegurarnos, entre otras, si arrastra cuotas comunitarias o cargas. Vemos comprar una vivienda paso a paso.

Comprar una vivienda de primera mano requiere de conocer cierta información básica y, sobre todo, seguir una serie de pasos en orden que nos facilitarán terminar cuanto antes todo el trámite sin complicaciones. Así, hoy desde Precio.com te traemos este artículo en el que te explicamos al detalle cómo comprar una vivienda paso a paso.

Definir las características que queremos para nuestra casa

qué pasos sigo para comprar una casa

Así es; el primer paso será definir de manera clara cuáles son las características que queremos que tenga nuestra casa y cuáles son las prioridades que deseamos que cubra. Así, será importante decidir, entre otras cosas, la clase de inmueble que deseamos (un piso, un chalé, una casa adosada, etc.) y la zona en la que tenemos pensado vivir (un barrio, el centro, un lugar cerca del mar, etc.). Y, en la misma línea, deberemos decidir también si queremos una vivienda de segunda mano o de primera, así como cuántos baños, habitaciones y m² (metros cuadrados) necesitamos.

Definir nuestro presupuesto

Una vez tengamos decidida la información de primer paso, lo siguiente será dejar bien en claro qué cantidad de dinero estamos dispuestos a pagar. Independientemente de si lo hacemos de golpe o, como es más habitual, a través de una hipoteca o a plazos.

Ya optemos por una hipoteca u otra forma de financiación del inmueble, definir nuestro presupuesto es uno de los pasos más importantes a la hora de adquirir una casa. Intenta ser realista y adaptar tu presupuesto al tipo de inmueble al que puedes acceder para evitar problemas posteriores. Es importante también conocer el precio de venta de la misma, así como intentar negociar el precio si es necesario.

Comparar ofertas

Después, nos tocará acudir a una inmobiliaria y/o a algún comparador de ofertas de Internet para comparar viviendas de forma calmada y realizando un análisis completo de todas las opciones y alternativas. 

Realizar visitas

Cuando hayamos encontrado varias viviendas que se ajusten a nuestras necesidades y preferencias personales, el siguiente paso será ir a visitarlas. Así, tendremos que aprovechar estas visitas para analizar los inmuebles a fondo en busca de grietas en las paredes, olores extraños o cualquier otro tipo de desperfectos. Para llevar a cabo este proceso, puedes contratar a un experto que se encargue de hacer la inspección por ti.

Presentar una oferta definitiva

Una vez hayas encontrado un inmueble que se ajuste a la perfección a tus necesidades, requerimientos y presupuesto, tocará dar el paso más enrevesado de todos: presentar una oferta definitiva ante la agencia inmobiliaria. De nuevo, contar contar con asesoría profesional te facilitará mucho las cosas en este paso. Así, es posible que tu oferta sea rechazada, pero probablemente tengas la posibilidad de comenzar a negociar el precio con la entidad vendedora.

Asegurarse de que todo está en orden antes de oficializar la compra

Antes de firmar el contrato que haga oficial la compraventa de la vivienda, deberás comprobar que todo lo relacionado con el contrato de arras está en orden. Además, deberás solicitar ciertos documentos y escrituras como, por ejemplo el Registro de Propiedad, así como tener presente las transmisiones patrimoniales.

Oficializar el contrato

Después, deberás oficializar el contrato de arras con la agencia inmobiliaria encargada de la venta del inmueble. En él aparecerán recogidos los nombres del vendedor y del comprador; el nombre de la propiedad y el coste de la misma; la forma de pago; y más datos básicos relacionados con la venta del inmueble. Cuando firmes la escritura no debes de preocuparte de que todos tus datos figuren ahí, se trata de un documento privado.

Pagar

El siguiente paso será realizar el pago. Aquí contamos con varias opciones: hacerlo a tocateja, es decir, al contado, de una sola vez; hacerlo mediante un préstamo hipotecario; o realizar el pago a plazos.

Liquidar gastos

El noveno y último paso del proceso de compra de una vivienda será efectuar la liquidación de determinados gastos e impuestos entre los que podemos mencionar, entre otros, los gastos de tasación y gestoría del préstamo hipotecario; los gastos del Registro de Propiedad (RP); los de notaría; y otros impuestos relacionados con la compra de la vivienda.

Una vez liquidemos estos gastos, podremos decir que hemos terminado de comprar una vivienda y que somos propietarios al cien por cien de nuestra nueva casa.

Menu