Nueva Ley Hipotecaria: qué cambia y por qué

nueva ley hipotecaria

Esta nueva ley hipotecaria lo que define, son parámetros más convenientes en el marco de los mercados regulatorios. Conoce sus condiciones.

La ley hipotecaria es aquella que regula todo lo relacionado con los préstamos hipotecarios que ofrecen las entidades bancarias, y la actual ley hipotecaria está en vigor desde el día 16 de junio del pasado año 2019. Así, la renovación de la ley hipotecaria trajo consigo multitud de cambios y cláusulas nuevas que afectan a todos los españoles. En este artículo te explicamos los 8 cambios más importantes que trae consigo la nueva ley de hipotecas y el por qué de estos cambios. ¿Te interesa? Pues lee con atención porque, ¡empezamos!

Mayor libertad para cambiar de entidad bancarias

Uno de los cambios más importantes que se han aplicado en esta nueva ley hipotecaria es que, durante el proceso de subrogación (es decir, mejorar las condiciones del préstamo hipotecario mediante un cambio de entidad bancaria), tendremos plena libertad para elegir entre el banco con el que ya estamos o alguno diferente. Esto no ocurría así con la anterior ley hipotecaria.

Gastos del préstamo hipotecarios

El reparto de los gastos del préstamo hipotecario también se ha modificado, y ahora el contratante de la hipoteca solo paga la tasación y la copia de la escritura, mientras que la entidad bancaria se encarga de hacer frente a los gastos de notaría; gestoría; registro; IAJD (Impuesto de Actos Jurídicos Documentados); y su copia de la escritura.

nueva ley hipotecaria

Nueva regulación a los productos vinculados

Los productos vinculados son financieros (planes de pensiones, seguros,etc.) que las entidades bancarias aplican para reducir los tipos de interés del préstamo hipotecario y, con la nueva ley, los habrá de dos tipos: las ventas combinadas (productos separados de las hipotecas) y las ventas vinculadas (productos vinculados a hipotecas), y solo estarán permitidas las primeras.

Hipotecas multidivisa

Las hipotecas multidivisa son aquellas que son concedidas en otras monedas diferentes del euro y, con la nueva ley, los usuarios tendrán la posibilidad de reconvertirlas a euros en cualquier momento.

Hipotecas variables y fijas

Otro de los cambios más relevantes de esta nueva ley hipotecaria es que limita la llamada comisión de novación, que es aquella que se ha de abonar cuando se hace el cambio de una hipoteca variable a una fija. Así, esta comisión queda limitada a un 0,12 por ciento del total del préstamo.

Embargos y desahucios

Para que el banco pueda aplicar la cláusula de vencimiento anticipado (aquella mediante la cual se da inicio al proceso de ejecución hipotecaria para embargar la casa) con la nueva ley hipotecaria, será necesario que, durante la primera mitad del plazo de devolución del préstamo, el contratante incumpla un total de doce cuotas seguidas; y que, durante la segunda mitad, incumpla con el pago de 15 cuotas como mínimo.

Cambios en la amortización anticipada

La comisión de amortización anticipada es aquella que va ligada a la emisión y/o cancelación de préstamos bancarios; la emisión de diferentes activos financieros; etcétera. Así, con la nueva ley hipotecaria esta comisión puede ser de un 2 por ciento como máximo en el caso de las hipotecas de tipo fijo, por un lado; y de un 0,25 por ciento en lo que se refiere a las hipotecas de tipo variable. Y, por otro lado, los clientes tienen la posibilidad de negociar con su entidad bancaria un plazo máximo de un mes para comunicar la pretensión de amortización de la hipoteca antes de tiempo. 

Protección de los clientes

Y, para terminar, cabe destacar que, con la nueva ley hipotecaria, se aumenta sobremanera la protección legal y jurídica de los contratantes de préstamos hipotecarios. Para empezar, las quejas y reclamaciones de los usuarios contarán con una nueva entidad de resolución de litigios para ser tramitadas y, por otra parte, todas las cláusulas que incumplan las normas de la nueva ley se considerarán nulas e inválidas en su totalidad. Por otro lado, los clientes recibirán mas información y mejor detallada acerca de su préstamo y, por último, deberán acudir al notario de forma obligatoria un día antes de echar la firma definitiva que oficialice el contrato hipotecario. Los notarios, por cierto, no podrán hacer oficial el contrato si este incluye alguna cláusula que quede fuera del marco legal.

nueva ley hipotecaria

Condiciones de la nueva ley hipotecaria, ¿merece la pena?

Si bien el proceso de solicitud de un préstamo puede parecernos un tanto engorroso, hay que tener en cuenta múltiples factores variables que lo posicionan como una alternativa favorable. Lo primero de todo a poner en valor, es que que si bien un préstamo es eso, una concesión determinada a ciertas condiciones, es una forma adelantada de obtener una cuantía de dinero. Dinero que, una vez siendo nuestro, debemos administrar de la forma correcta. Sin embargo, sobre lo que hay que poner mayor atención, es en las condiciones. Esta nueva ley hipotecaria lo que define, son parámetros más convenientes en el marco de los mercados regulatorios. En nuestro comparador de hipotecas puedes conocer alternativas de distinta índole, con condiciones que se ajustarán a tus necesidades, requerimientos y beneficios.

Valora esta noticia!
[Votos: 0 Valoración media: 0]
Menu