hipotecas 2.0

Hipotecas 2.0: la redefinición del mercado

Ya que todo lo hacemos en línea, lo lógico es que las grandes empresas accedan de esta manera a nosotros. Lo que antes era una tradición como ir al banco a depositar un cheque o solicitar hipotecas, ya podemos hacerlo con una simple foto enviada a la aplicación de la entidad. Si queremos hacer un traspaso de dinero, igual. Y así con tantos servicios y productos financieros. Sin lugar a dudas, todas las alternativas que antes hacíamos en persona se pueden hacer a golpe de click y a través de una pantalla, sin mayores dificultades que un par de fotografías o apenas llenar unas líneas con datos básicos. Lo que antes era impensable, conseguir una línea crediticia en segundos, ahora es algo inmediato y que podemos optar a ellas dondequiera que estemos. Las llaman Hipotecas 2.0

Es así como, progresivamente, todo se ha adaptado. Una de las últimas formas de servicio bancario que se unió a este sistema de acceso, son las hipotecas.

¿Qué son las hipotecas 2.0?

Una de las cuestiones que más ha resultado compleja para las entidades bancarias es la de crear confianza a sus clientes. Y también viceversa. Por tradición estamos condicionados a la dificultad para hacer gestiones. Los bancos conocen todas estas características y es por eso que se han creado tanto sistemas de seguridad como de confianza en las transacciones que realizamos a través de cualquier medio.

¿Cómo se encuentra el mercado de la vivienda? 

Tras la crisis económica, la demanda de pisos bajó notablemente. La que se había erigido como una burbuja en los precios y la sobreoferta de suelo, terminó convirtiéndose en el peor paradigma para las entidades bancarias: impagos, préstamos imposibles de pagar tras la oleada de despidos y los crecientes datos del paro. El número de hipotecas prácticamente se disparó. Además, en una reacción un tanto paranoica, aunque comprensible, el sistema hipotecario en España se endureció y la ejecución hipotecaria se ralentizó bastante.

Sin embargo han pasado algunos años de esto ya, y la situación se ha estabilizado de una forma muy positiva. Y esto coincide, también, con las integraciones digitales de líneas de crédito, préstamos y tantas modalidades de transacción como explicábamos con anterioridad. 

Los precios de las viviendas han vivido un crecimiento bastante pronunciado en los últimos años. Se calcula que ha habido un 25% de crecimiento sostenido en los últimos dos años, esto de acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadística. Una de las mayores explicaciones está en la buena racha del sector turístico para el que se destinan cientos de pisos que anteriormente eran viviendas de uso familiar. 

Nuevas modalidades de préstamo. Hipotecas 2.0

Hablábamos de entidades bancarias para solicitar préstamos. Sin embargo, el mercado hipotecario español también ha abierto espacio para el crédito hipotecario entre personas, sin tener que hacer trámites a través de ninguna entidad financiera. Es decir, otras personas ponen su dinero a disposición de personas naturales que requieren liquidez para determinados asuntos, y gracias a tipos de interés establecidos, exisitrán beneficios para quienes otorguen esa confianza. Ya no será necesario ir a un banco ni dejar de usar las tarjetas de crédito de la entidad. Todo esto quedará definido de acuerdo a parámtetros legales y de notario. 

hipotecas 2.0

Nuevos tipos de clientes para las nuevas hipotecas 2.0

Tras los devastadores resultados de la crisis, también se ha modelado un nuevo perfil de clientes para las entidades. Si bien el mercado antes tenía muchas formas de acceso, ahora los usuarios están mucho más concienciados de las capacidades económicas de las que pueden gozar, de los beneficios y perjuicios que tal o cual oferta le suponen. Es así como se ha dejado de ver una hipoteca como una condena a caderna perpetua y pasa a ser vista como parte de la vida que manejar. 

El ajedrez del mercado

Es por esto que las entidades también han entrado en el juego y han movido ficha para incentivar el consumo de hipotecas, pero, nuevamente, sin hacer sentir a los clientes como atados a una condena impagable. Por ejemplo, algunas entidades han reducido las tasas de interés frente al euribor como una manera de potenciar el atractivo valor de la hipoteca crediticia. Además, algo que durante muchos años se pedía por parte de grupos sociales era reducir la serie de exigencias para poder solicitar la apertura de un historial hipotecario. Hasta hace unos años, las entidades ponían como requisito fundamental para otorgar una hipoteca, tener una cuantía de ingresos fijos al mes de, al menos 3.000 euros. Esto es algo que ha cambiado y ha llegado a los 2.000 euros, así como ajustes en otras líneas de interés y tasas o comisiones