Dinero rápido

Cuándo elegir un préstamo personal en lugar de una hipoteca

Todas las preguntas relacionadas con la elección y compra de una vivienda son importantes y hay que considerarlas con cierto detenimiento. Tras su elección, si el precio del inmueble no es demasiado elevado como si fuera el caso de una nueva construcción, muchos usuarios se plantean si merece la pena una hipoteca o si, de lo contrario, es mejor opción acudir a los préstamos personales

A la hora de hacer frente al pago de un inmueble, lo más normal es recurrir a un préstamo hipotecario. Sin embargo si la cantidad de dinero que se necesita no es muy elevada la hipoteca puede no presentarse como la mejor opción o, tal vez, no sea ni siquiera posible. En este tipo de casos los usuarios suelen recurrir a préstamos personales, no obstante, cuentan con una parte menos atractiva. 

A continuación vemos qué es una hipoteca y un préstamos personal, en qué momento resulta más adecuado solicitar cada uno de ellos y por qué.

Hucha cerdito

Cuándo optar a una hipoteca

Cuando hablamos de una hipoteca, nos referimos a un producto bancario en el cliente recibe una cantidad de dinero prestada por el banco que debe devolver en cuotas mensuales, junto a unos intereses y en un plazo pactado previamente entre ambos. En caso de impago, el banco cuenta con el inmueble del cliente como garantía. 

Antes de acudir al banco lo ideal es que el usuario sepa qué cantidad de dinero necesita; esto determinará si se puede, o no, optar a una hipoteca. Esto se debe a que si la suma de dinero solicitada es muy baja, posiblemente el banco no te la conceda. Actualmente la cantidades que están ofreciendo las entidades bancarias destinadas a hipotecas oscilan, como mínimo, entre los 50.000 y 80.000 euros

Además, a la hora de solicitar una hipoteca es necesario tener en cuenta que el cliente debe de disponer los ahorros necesarios para la solicitud: estos requieren de un 30% del valor tasado de la vivienda, un 20% que no cubre la hipoteca y un 10% destinado únicamente a los gastos. En relación a los tipos de interés, suelen contar con intereses mucho más reducidos que los préstamos personales, sin embargo, por otro lado, los gastos asociados encarecen considerablemente el préstamo.

Solicitar préstamo urgente

Cuándo optar un préstamo personal

Cuando se busca financiación pero, al contrario que con las hipotecas, no se necesita una gran suma de dinero, los préstamos personales se consolidan como una buena alternativa. Se trata de un producto bancario en el que la entidad presta una cantidad de dinero al cliente para que adquiera un bien o servicio. Esta cantidad deberá devolverse en pagos mensuales previamente pactados, así como un porcentaje que añade el banco por la financiación. 

Sin embargo, para solicitar un préstamo personal es necesario tener presente varias consideraciones que lo diferencian de las hipotecas. Este tipo de financiación es bastante menor; generalmente oscila entre los 50.000 y 75.000 euros como máximo y no suele orientarse únicamente a la compra de una vivienda. 

Además, lo plazos de amortización, como su cantidad, son bastante menores que en las hipotecas y no serán tan flexibles; no suelen exceder los ocho o diez años. En cuanto a tipos de interés, los préstamos personales cuentan con unos intereses más elevados, pero los gastos asociados a ellos son menores que en el caso de las hipotecas.

Calcular intereses de préstamo

¿Qué opción es más adecuada?

Una vez hemos sopesado toda la información mencionada anteriormente, vemos, en definitiva, que a la hora de valorar qué opción es la más adecuada el cliente deberá tener en cuenta varios factores y optar por los que más se adapten a su situación particular. Así, la respuesta a la pregunta «¿qué opción es más adecuada?» es «Depende». Depende de cada usuario, de lo que busca y de sus condiciones particulares. De esta forma, deberá tener en cuenta:

  • Suma de dinero requerida y plazos de amortización.
  • Costes y gastos asociados a cada una de las opciones.
  • Trámites necesarios en cada caso. 

Una vez que te hayas decidido por una de las opciones solo habrá que escoger cuál de todas las ofertas es más interesante u ofrece mejores condiciones. Para consultar los diferentes préstamos personales e hipotecarios te recomendamos que accedas al comparador de Precio.com y escojas aquel que te permita disfrutar de las mejores condiciones.