Guía para pedir un préstamo online: las claves

guia para solicitar un prestamo por internet

Pedir financiación online ofrece multitud de ventajas frente a hacerlo en las oficinas físicas de una sucursal. Vemos cómo hacerlo paso a paso.

A fecha de marzo de 2020, pedir un préstamo online se ha convertido ya en toda una realidad para muchas personas y empresas. Y es que pedir financiación online ofrece multitud de ventajas frente a hacerlo en las oficinas físicas de una sucursal de una entidad bancaria.

Nos permite hacerlo desde la comodidad de nuestro hogar y en cualquier momento y, además, nos ayuda a diversificar nuestros ahorros. Así, mucha gente se pregunta cuáles son los pasos que hay que dar para solicitar un préstamo online. Eso es precisamente lo que vamos a revelar en esta “guía para pedir un préstamo online: las claves”.

Préstamos online: definición y características

prestamo online

Para empezar, hay que decir que los préstamos online son, como su propio nombre indica, créditos personales cuyo proceso de solicitud y concesión se lleva a cabo a través de Internet. Estos préstamos personales online tienen poco tiempo de vida. Los primeros aparecieron hace unos pocos años y son dos las diferentes entidades que los ofrecen:

  • Las entidades bancarias tradicionales: mediante sus plataformas de banca digital.
  • Y las novedosas empresas Fintech: empresas privadas que se ocupan de asesorar financieramente a sus clientes y gestionar sus inversiones.

Como cualquier otra forma de crédito, un préstamo personal online cuenta con sus propios términos y condiciones, plazos de devolución y tipos de interés particulares.

Por otra parte, entre los factores principales que determinan el conjunto global de un préstamo online podemos mencionar:

  • La cantidad de efectivo que vaya añadido en el préstamo.
  • El tipo de entidad (entidad bancaria o empresa Fintech privada que ofrece el préstamo).
  • El tiempo disponible para la devolución del mismo.
  • Y, por último, los tipos de interés aplicados al crédito y que definirán, en parte, las cuotas mensuales.

En lo que respecta a la cantidad de dinero que represente el crédito, hay que decir que este factor depende única y exclusivamente del solicitante del crédito, y es muy importante definir bien la cantidad para no pasarse ni quedarse corto.

En cuanto al plazo de devolución de los créditos que se solicitan a través de Internet, cabe destacar que los hay de tres tipos:

  • Los créditos a corto plazo: a devolver en un plazo de un año o menos.
  • Los créditos a medio plazo: a devolver en un plazo de entre uno y dos años en la mayoría de los casos.
  • Y los créditos online a largo plazo: a devolver en 730 días o más. 

En lo que se refiere a los intereses aplicados a los préstamos online, hay que decir que cada entidad financiera aplica sus propios intereses a sus créditos, por lo que será tarea tuya comparar ofertas y decidir cuál te conviene más. Por este motivo te recomendamos que visites el comparador de préstamos personales de Precio.com y te asegures de escoger la mejor oferta del mercado financiero actual.

Además, es importante que compruebes si el préstamo online que vas a solicitar tiene vinculado algún tipo de producto financiero como, por ejemplo, algún seguro. Si lo tiene, los tipos de interés del préstamo seguramente subirán. Generalmente podrás negociar estas condiciones con el banco para intentar cambiar esta «configuración».

Qué tipo de entidades los ofrecen

credito online

En cuanto al tipo de entidad que conceda el préstamo, es importante recalcar que, como hemos explicado anteriormente, son dos las principales entidades financieras que los ofrecen: los bancos tradicionales de toda la vida (Banco BBVA; Banco Santander; Banco Sabadell; Bankia; etc.); y las empresas financieras privadas Fintech.

Sea como sea, cualquiera de los dos entidades te dará la posibilidad de tramitar el proceso de solicitud de crédito desde casa a través de Internet y con total comodidad.

Los pros de solicitar un préstamo online

como pedir un prestamo

Pedir un préstamo online en detrimento de hacerlo en las oficinas físicas de cualquier sucursal bancaria o de otro modo alternativo lleva ligadas una serie de ventajas. Entre ellas encontramos:

  • La comodidad del proceso de solicitud del préstamo: puede hacerse desde el propio sofá de casa.
  • Además, se podrá llevar a cabo cualquier día y en cualquier momento; las 24 horas.
  • Y el trámite resulta más rápido, claro y sencillo.
  • Algunas entidades suelen ofrecer regalos o tipos de interés más atractivos.
Menu