Qué es un minicrédito y cómo funciona

COMO FUNCIONA UN MINICREDITO

Un minicrédito ofrece una pequeña cantidad de dinero con un corto plazo de devolución. Vemos todo lo que debes saber antes de solicitar uno:

Los mini préstamos o minicréditos son una especie de préstamos personales de pequeñas cantidades de las que se puede disponer de forma rápida y cuya devolución se establece a corto plazo. Este tipo de financiación es cada vez más frecuente por su rapidez, seguridad y sencillez. Solo debemos tener claro cuánto dinero necesitamos y en cuánto tiempo lo queremos devolver. En este artículo de Precio.com vemos qué es un minicrédito, cómo funciona, sus principales ventajas y desventajas y cómo solicitarlo.

Cómo funcionan los minicréditos

Con este tipo de productos financieros se opera bajo las microfinanzas. La idea es que los usuarios no caigan en continuas deudas de larga duración. Así, cuentan con unas características muy particulares: 

  • El importe de los minicréditos suele ser inferior a los 1000 euros, aunque puede variar en función del país. 
  • Debido a la pequeña cantidad prestada en estos productos, el plazo para devolver el dinero a la entidad suele establecerse en un máximo de dos meses. 
  • Además de la cantidad de dinero inicial, se deberá amortizar un interés extra a la entidad por dicho préstamo. 
  • En ocasiones, su amortización se lleva a cabo a través de cuotas cuyo importe se determinará en función de la cantidad de dinero prestada y el plazo de devolución. 

Minicrédito online: características

Los créditos online cubren necesidades económicas de aquellas personas que necesitan dinero de manera urgente. Se trata de productos financieros que permiten a los usuarios obtener dinero al instante. Con los minicréditos rápidos el cliente recibirá el dinero en su cuenta bancaria en tan solo 15 minutos. Sin esperas ni papeleos. Solo será necesario cumplimentar una solicitud online facilitada por la entidad financiera.

El acceso a este tipo de créditos destaca por su sencillez y por tener escasos requisitos. Además, no es necesario indicar la finalidad de la solicitud, ya que el dinero puede ser destinado a cualquier fin: afrontar un pago imprevisto o una avería mecánica, comprar regalos, iniciar un proyecto, etc. Generalmente, para solicitar un mini préstamo solo suele ser necesario:

  • Tener al menos 21 años. 
  • Confirmar la identidad a través de un DNI o NIE. 
  • Y contar con un número de cuenta donde la entidad ingresará el dinero solicitado. 
Minicréditos rápidos y online

Ventajas e inconvenientes de los minicréditos

Este tipo de financiación se ha vuelto muy atractiva debido a su rapidez y a su fácil acceso. Sin embargo, antes de solicitar un minicrédito conviene conocer todas sus ventajas e inconvenientes:

Ventajas de los minicréditos

  • Fácil accesibilidad: es su principal ventaja debido a que se pueden solicitar cómodamente desde casa, únicamente rellenando un formulario que la empresa suele colgar online en su página web. 
  • Escasez de requisitos: en muchas ocasiones, este tipo de financiación se concede también a usuarios inscritos en listas de morosidad como ASNEF o RAI. 
  • Rapidez de respuesta: la respuesta o estudio de petición por parte de la entidad se realiza en ese mismo instante. Por este motivo, en caso afirmativo, tendremos el dinero en la cuenta bancaria en menos de una hora. 
  • Finalidad indefinida: con el dinero podremos hacer frente a cualquier imprevisto económico que requiera una cantidad pequeña de dinero. 
    • Compensa, sobre todo, para hacer frente a imprevistos económicos cuyo importe se encarecerá si no se abona en el momento. En este caso compensa más pagar los intereses del minicrédito que los intereses derivados del retraso de la deuda.
  • Posibilidad de volver a solicitar financiación: muchas entidades llevan a cabo programas de fidelización ofreciendo mejores condiciones a antiguos clientes. 

Inconvenientes de los mini préstamos

  • Alto coste: es el principal problema de los minicréditos. Los intereses de estos productos suelen ser mucho más elevados que los de un préstamo tradicional. 
  • En caso de impago, se inscribirá tu nombre de una lista de morosos prácticamente sin aviso. 
  • Figurar en un fichero de morosidad dificultará la posibilidad de volver a conseguir productos de financiación, como préstamos e hipotecas. Es importante que antes de solicitar un minicrédito nos aseguremos de que tenemos capacidad económica para devolverlo. 
Pasos para solicitar un mini préstamo

Cómo solicitar un minicrédito paso a paso

Debemos saber que las entidades financieras que ofertan estos productos están reguladas por la Ley sobre comercialización a distancia de servicios financieros destinados a consumidores, pero no tienen por qué contar con la supervisión del Banco de España, ya que no están regulados por la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores). Ninguna normativa recoge ningún tipo de limitación al interés que aplican estas entidades a los minicréditos. 

Por este motivo, el primer paso para solicitar un minicrédito es conocer las ofertas disponibles. Para ello te recomendamos el comparador de préstamos de Precio.com, para que encuentres las ofertas con los intereses más bajos. Cuando hayas escogido cuál quieres, solo tendrás que preparar la documentación. Será únicamente: 

  • Una fotocopia del NIE o DNI por las dos caras. Este documento servirá para corroborar la identidad y comprobar la edad del usuario y su lugar de residencia. 
  • Un número de contacto o correo electrónico a través del cual la empresa pueda contactar el solicitante. 
  • Un número de cuenta donde ingresar la cantidad de dinero y desde donde se pagará el crédito. 
  • En ocasiones, se puede solicitar un justificante de ingresos de carácter mensual. Ya sea una beca, una pensión, el paro, etc. 

Una vez que tengas preparado todo esto, ponte en contacto con la compañía a través de online o Internet. En menos de una hora tendrás una respuesta y, en caso de que sea afirmativa, también el dinero en tu cuenta.

Minicréditos más destacados de 2021

Los minicréditos se han convertido en una fuente de financiación cada vez más habitual por su seguridad, rapidez, sencillez y escasos requisitos. Vemos aquí algunas de las ofertas más destacadas de este año:

Minicrédito de QuéBueno

La cantidad a la que podemos acceder con el minicrédito de QuéBueno va desde un mínimo de un euro hasta un máximo de 200 euros para nuevos clientes. Los antiguos clientes podrán acceder a un máximo de 900 euros. Como no se trata de un importe muy elevado, el plazo de devolución tampoco es muy amplio: va desde un día hasta los 39 días. Destaca que está totalmente libre de comisiones y de requisitos de concesión.

Minicrédito Freezl

El minicrédito de Freezl ofrece una financiación de entre 50 y 1.000 euros, con un plazo de devolución máximo de 35 días. Entre sus puntos fuertes destaca que no tiene una finalidad predefinida y que su contratación es totalmente online. Además, para su concesión no exige ningún tipo de aval ni tampoco mostrar ninguna nómina.

Valora esta noticia!
[Votos: 2 Valoración media: 5]
Menu