Conoce cómo calcular tu consumo de gas natural y ahorra

consumo de gas

El gasto por el consumo de gas total de la factura a final de mes depende de multitud de factores entre los que podemos mencionar. Por ejemplo, el precio que la comercializadora de energía ha establecido para cada kWh (kilovatio-hora). También el consumo de energía total que hemos realizado en nuestra casa en un mes. Así, mucha gente se pregunta cómo calcular el consumo total de gas natural que realizamos en nuestros hogares.

Por este motivo te traemos este artículo en el que explicamos qué proceso has de llevar a cabo para calcular este consumo. Por otro lado, te damos algunas claves para reducir el consumo de gas natural en tu casa para. De esta manera verás reducida tu factura del gas a final de mes. También es importante escoger la oferta que se adapta a tus necesidades. ¡Sigue leyendo para no perderte ningún consejo!

Apartados de la factura de gas natural

Para empezar, hay que decir que realizar un cálculo de la factura de gas resulta útil por varios motivos. Entre estos podemos destacar que nos posibilita comparar ofertas de tarifas de gas natural del mercado. De esa manera, podemos descubrir si nuestra tarifa de gas es la más adecuada para nosotros o si, por el contrario, hay alguna otra que nos resulte más conveniente.

Así, a la hora de calcular el consumo de gas de nuestra casa debemos tener en cuenta que la factura de gas se compone, principalmente, por cuatro apartados diferentes. Estos son: el término fijo, el término variable o de consumo, el ISH (Impuesto sobre los Hidrocarburos) y el alquiler del contador de consumo.

consumo de gas

El término fijo, primero, representa aquella cantidad de dinero que el cliente que tenga contratada. La tarifa deberá abonar todos los meses, independientemente de la cantidad de energía que consuma. Así, el término fijo tiene como objetivo principal ofrecer a los usuarios los servicios contratados de provisión de gas natural. Está compuesto por varios apartados como, por ejemplo, el peaje de acceso.

En cuanto al término variable o de consumo, hay que decir que se trata de la cantidad de dinero que los clientes de la tarifa han de abonar por la energía que consuman al mes. Por esto, el cálculo se realiza en euros por kWh. Por otro lado, cabe destacar que existe una fórmula matemática concreta para calcular el término de consumo anual y mensual.

Impuestos

Respecto al Impuesto sobre los Hidrocarburos (ISH), por su parte, se trata de un tipo de impuesto especial e indirecto aplicado al consumo de hidrocarburos. Este tiene un origen extrafiscal. Este impuesto, por cierto, está vigente en las facturas de gas natural desde el año 2012.

Y, en cuanto al alquiler del contador de consumo de gas natural, por último, hay que decir que también representa cierto porcentaje de la cantidad total de la factura de gas natural. Además, es la propia comercializadora de energía la que determina su precio.

Explicados ya los cuatro apartados principales que componen la factura de gas natural, no podemos olvidarnos de un impuesto obligatorio. A todo ello hay que sumarle el IVA (Impuesto Sobre el Valor Añadido). En este caso, el IVA representa el 21% del total de la factura de gas.

Ahorrar en consumo de gas natural

Y cerramos el artículo con unos cuantos consejos o claves para ahorrar en la factura de gas natural. Lo primero que hay que decir es que el gas se utiliza para tres funciones diferentes: el sistema calefactor, el agua caliente y la cocina.

  • Así, en lo que se refiere al sistema calefactor, es aconsejable que realices un mantenimiento y revisión regulares de la caldera. Y que, además, dispongas de un par de aislamientos térmicos en las paredes de tu casa de manera que se dificulten las fugas de calor. Evidentemente, lo que pagues por concepto de gas, siempre dependerá de la tarifa de acceso que tengas. También por la cantidad de gas (en metros cúbicos) que hayas contratado como parte de tu suministro de gas.
  • En cuanto al agua caliente, por otra parte, es importante que solo abras los grifos para funciones necesarias. También deberás acostumbrarte a poner los programas cortos y fríos de la lavadora de ropa siempre que te sea posible. Estos son más económicos y al mismo tiempo contribuyen al cuidado ecológico del medio ambiente.
consumo de gas
  • Y en lo que respecta a la cocina, por último, deberás hacer un uso inteligente de los aparatos que tienes en ella. Entre estos consejos hay que evitar dejar el fuego encendido sin motivo y utilizar los fogones adecuados para cada función.

También hay empresas que te permiten contratar, de forma simultánea, tarifas combinadas de luz y gas. Estas suelen ser recomendadas por los expertos en energía para ahorrar más. También deberás analizar todas las características del sistema de calefacción de gas natural para tu hogar. Si pones en práctica todos estos consejos, ten por seguro que verás reducida tu factura de gas natural a final de mes.

Menu