Vitrocerámica de gas: ventajas, desventajas y precios

vitrocerámica-gas-ahorro-luz

La vitrocerámica de gas es una opción para ahorrar en la factura de la luz. ¿Cuáles son sus ventajas y desventajas? ¿Qué precio tienen?

Hoy en día nos encontramos con diferentes tipos de vitrocerámicas para la cocina de nuestra casa. Seguramente te estés preguntando cuál es mejor para escoger. Entre las opciones más comunes encontramos la placa de vitrocerámica o inducción, que funciona a través de la corriente de luz, o la placa de gas natural. Cada una de ellas tiene unas características diferentes, que pueden encajar con las necesidades de cada persona. Es por esto que te recomendamos analizar bien todas las opciones antes de escoger.

Una vitrocerámica de gas hace referencia a lo que conocemos tradicionalmente como cocina de gas natural, aunque con una gran diferencia. Pero, ¿qué son exactamente? ¿Cuáles son las ventajas y desventajas que puede tener instalar una cocina de gas en nuestra casa? Y por último, ¿por qué precio podemos encontrarla? Conoce toda esta información en este artículo:

vitrocerámicas-gas-natural-ahorro

¿Qué es una vitrocerámica de gas sin llama?

A la hora de escoger la cocina para nuestra nueva vivienda, o para la reforma que estamos pensando en hacer, es muy importante elegir la vitrocerámica adecuada. Las opciones principales entre las que nos darán a elegir con la eléctrica o de gas natural, la cual comenzó a fabricarse en los años 2000. Pero la cocina de gas puede ser de dos formas: la tradicional o sin llama. La cocina tradicional hace referencia a aquella que funciona a través de una llama de gas, de forma que lo tenemos que encender con un mechero o cerillas.

Debes saber que la opción de cocina de gas puede llegar a ser más peligrosa por el hecho de estar en contacto directo con la llama de fuego. Si subimos la presión de esa llama más de la cuenta puede sobresalir de la sartén y puede ser peligroso para la vivienda. Pero esto no es lo habitual, ya que las personas que tienen este tipo de cocina suelen saber utilizarla de la forma correcta. Como ventajas, permite un mayor control de la temperatura para recetas más elaboradas y, por tanto, suele dejar más sabor.

Ahora bien, vamos a hablar de los pros y contras de una vitrocerámica de gas natural:

Ventajas de la vitro de gas

Al hablar de este electrodoméstico estamos haciendo referencia a lo que han denominado como «gasodoméstico». Esto se debe a que su funcionamiento es a través del gas natural, que da calor a las placas de cristal-gas incorporadas en la vitrocerámica. A primera vista podemos incluso llegar a confundirlo con las vitro de luz o placas de inducción, ya que su aspecto es muy similar por el cristal que divide la fuente de calor de la superficie en la que vamos a cocinar. Esto no ocurre con las cocinas de gas más tradicionales, que se diferencian claramente por la salida de la llama de gas.

Este sistema es cada vez más común en las casas de nuestro país por varios motivos:

  • Ahorro de energía: el hecho de que su funcionamiento sea por gas supone un ahorro en la factura de la luz, ya que no consumirá de esta. La diferencia económica al año puede llegar a ser de hasta el 60% si la comparamos con la vitrocerámica eléctrica. Una vez la has encendido, el calor se transmite de forma muy rápida, por lo que el consumo de gas será muy inferior.
  • Puedes aprovechar con el calor residual: este tipo de vitrocerámica de gas mantiene muy bien el calor una vez la hayas apagado. De esta forma, tendrás la opción de apagar el fuego antes de terminar de cocinar y así aprovechar ese calor. Otra ventaja es que podrás utilizarla incluso cuando se haya cortado el suministro de luz en tu vivienda, ya que es un sistema independiente.
  • Aspecto moderno y fácil limpieza: las encimeras de gas presentan las mismas prestaciones que las de luz: un control de temperatura por números, una opción de bloqueo por seguridad o de poner el temporizador para que se apague, etc. El aspecto es muy moderno, sobre todo si quieres usar gas pero no quieres que estén a la vista los fogones tradicionales. También es muy cómodo a la hora de limpiar, ya que es una superficie lisa, pero tendrás que utilizar productos específicos para no dañarla.

Desventajas de la vitro de gas

Hemos hablado de todas las ventajas que conlleva una vitrocerámica de gas, pero como todas las decisiones que vamos a tomar, también hay que analizar si esto conlleva alguna desventaja. Este tipo de vitro han ido evolucionando poco a poco, al principio eran muy complicadas de limpiar y el calor no salía bien, por lo que el consumo era mucho mayor. Pero hoy en día son una de las opciones más escogidas por los clientes a la hora de reformar o diseñar la cocina de su vivienda. ¿Cuáles son las desventajas principales?

vitrocerámica-gas-natural-sin-llama-butano

La vitrocerámica de gas tiene como desventaja que el material se puede rayar con facilidad, por lo que tendrás que tener mucho cuidado al limpiarla y con los utensilios que coloques encima. Para facilitar esa limpieza lo mejor es que la rejilla que suelen llevar en la parte superior sea una rejilla desmontable. Otra de las desventajas es que tendrás que estar pendiente de que no se acabe la bombona de gas, butano o propano. Estas son las alternativas entre las que tendrás que escoger a la hora de comprar la vitro. Asegúrate de que la que has elegido es compatible con el tipo de gas, butano o propano para su correcto funcionamiento. Te recomendamos que escojas una vitro con encendido electrónico, de forma que te olvides de tener que estar buscando la caja de cerillas.

Precio de una vitrocerámica de gas

Si después de analizar las características, ventajas y desventajas de una vitrocerámica de gas crees que es la mejor opción para tu hogar, deberás conocer por qué precio y dónde podemos encontrarla. Entre las marcas más populares que comercializan este tipo de vitro tenemos a Balay o Bosch, dos de los líderes en electrodomésticos, Siemens, Vitrokitchen, Electrolux o Meireles, quizá la menos conocida. Cada marca establece sus propios precios, que en algunos casos pueden incrementar si escogemos la opción de instalación o seguros de mantenimiento o rotura.

Pero muchas de estas marcas no tienen sus propias tiendas, por lo que utilizan a distribuidores autorizados para su venta. Entre estos podemos encontrar las tiendas y centros de MediaMarkt, Carrefour, Worten, Conforama, Brico Depôt, etc. El precio de una vitrocerámica de gas puede variar desde los 120€ hasta los 300€, los modelos de gama más básica. Pero si queremos que sea de una calidad superior, que incluya horno o lavaplatos, fogones especiales, etc, podemos encontrarlas entre 800€ y 1300€. Todo dependerá de las necesidades y gustos de cada persona. Y tú, ¿que tipo de vitrocerámica prefieres?

Valora esta noticia!
[Votos: 1 Valoración media: 4]
Menu