Paquetes convergentes: características y ventajas

paquetes convergentes

Contratar tu servicio de móvil, de internet y de TV en una misma tarifa puede tener ventajas. Descubre todo lo que debes saber sobre paquetes convergentes.

Como seguramente ya sabes, el mercado de las tarifas de telefonía móvil ha evolucionado mucho en los últimos años y, a día de hoy, existen infinidad de opciones a la venta. Tarifas solo fibra óptica, tarifas solo ADSL, tarifas solo línea móvil y fija, tarifas cuádruples y quíntuples, etc. Así, existen los paquetes convergentes, reúnen en un mismo paquete los servicios de telefonía móvil, telefonía fija, banda ancha móvil, conexión a Internet en casa mediante ADSL o fibra óptica, y televisión de pago.

Esto no quiere decir que todos los paquetes convergentes incluyan todos estos servicios. Significa que la mayoría de operadoras de telefonía móvil dan al usuario la posibilidad de elegir cuáles quiere contratar. En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber acerca de las tarifas convergentes: características, ventajas, opciones, etc. Sigue leyendo y no te pierdas ni un solo detalle.

Pros y contras de los paquetes convergentes

Una de las grandes ventajas de las tarifas convergentes de telefonía es que, al contratar tanto la línea fija como la línea móvil con la misma operadora, permite a los contratantes conseguir un ahorro considerable en la factura a final de mes.

Además, tener los servicios de telefonía móvil, fija y banda ancha contratados en una misma operadora hace que todo el proceso de contratación de la tarifa y los posibles trámites futuros resulten mucho más sencillos de realizar.

Por otro lado, y siguiendo con las ventajas, la mayoría de operadoras no aplican cláusulas de permanencia obligatorias a sus tarifas convergentes, por lo que sus clientes tienen la posibilidad de cambiar de compañía siempre que quieran sin ningún tipo de compromiso. Además, la fibra óptica suele ser simétrica, y el servicio de conexión a Internet mediante ADSL está disponible en todo el territorio español.

Entre las desventajas principales de las tarifas convergentes podemos destacar, por ejemplo, que algunas operadoras de telefonía como Eroski Móvil, MásMóvil o Pepephone no ponen fácil el hecho de comprar móviles con pagos a plazos y, por otro lado, otras compañías como Orange, Movistar o Vodafone cobran algo de dinero por ofrecer el servicio de identificador de llamadas en la línea fija. Además, hay operadoras (como MásMóvil, Pepephone, Yoigo, etc.) que no ofrecen el servicio de televisión de pago en sus tarifas convergentes, y también las hay que no incluyen router wifi. 

Tarifas convergentes sin televisión de pago

A la hora de contratar una tarifa convergente sin televisión de pago, el primer paso será identificar el tipo de usuario de telefonía que eres. Además de qué uso quieres darle a tu servicio de telefonía móvil y fija. A partir de ahí, debes saber que existen tres tipos de tarifas diferentes a tu disposición.

Tarifas solo con línea de teléfono fijo, tarifas con servicio de conexión a internet + línea de teléfono fijo, y tarifas con internet, teléfono fijo y también línea móvil. 

En el caso de las tarifas que incluyen solo teléfono fijo, hay que decir que son recomendables para aquellas personas que solo busquen realizar y recibir llamadas desde su hogar. Es decir, para aquellas que no necesiten servicio de conexión a Internet ni línea móvil.

En lo que respecta a los paquetes de internet y teléfono fijo, podemos decir que la mayoría de ellos tienen un coste de entre 25 y 30 euros mensuales.

Por último, podemos hablar de los paquetes convergentes de internet + línea móvil y fija. En cuanto a ellos podemos destacar que, en España, existen varias operadoras de telefonía que ofertan este tipo de tarifas por menos de 20€ al mes

Paquetes convergentes con televisión de pago

Ahora vamos a poner el foco en los paquetes convergentes que, además de línea móvil y fija, banda ancha móvil y conexión a Internet, también ofrecen servicio de televisión de pago.

Hay que decir que la mayoría de ellos tienen un coste mensual de 40-50 euros. Además, la televisión de pago que ofrecen las operadoras también suele incluir los servicios de conexión a Internet y telefonía fija en la mayoría de los casos.

Los contenidos audiovisuales de las plataformas en streaming son cada vez más demandados. Esto hace que el interés por los paquetes convergentes que incluyen el servicio de TV también haya crecido. Así, la cantidad de canales y plataformas ofrecidas por los distintos operadores y compañías de telefonía es cada vez mayor. Algunos ejemplos son Movistar+, Orange series, Netflix, Agile TV, etc.

Y, por último, destacar que hay quien pretende contratar solo el servicio de televisión de pago. En este caso deberás ponerte en contacto con alguna compañía comercializadora de este servicio.

Valora esta noticia!
[Votos: 1 Valoración media: 5]
Menu