limpieza vitrocerámica

Consejos fáciles para limpiar la vitrocerámica

La cocina es una de las partes de nuestros hogares que más se ensucian, y que más pereza nos puede dar limpiar. Entre estas partes más complicadas de la cocina se encuentran el horno, el microondas, el fregadero, la vitrocerámica y, sobre todo, ¡el suelo! 

Cuando cocinamos se desprende mucha grasa que se queda por las superficies, e incluso alimentos que puedan caerse al cortarlos. Pero la vitrocerámica, como pieza fundamental para elaborar un buen plato de comida, es de lo más complicado de limpiar. La clave principal está en no dejar que la placa se seque y limpiarla nada más terminar de usarla. Pero, ¿cómo podemos limpiarla en profundidad sin hacer demasiados esfuerzos?

A continuación te dejamos una serie de consejos para que el rato de limpieza sea menos complicado:

productos limpiar vitrocerámica

Consejos para limpiar la vitrocerámica

  • En primer lugar, hay que retirar el aceite y los restos de la placa con una bayeta o papel de cocina. Si puede ser, intentaremos que estos productos sean ecológicos ya que, al tener que usarlos para una limpieza diaria, contribuiremos con el medio ambiente. Tampoco podemos olvidar que, aunque hayamos limpiado con papel, ya estará sucio y no podemos tirarlo al contenedor azul de reciclaje, sino al de restos.
  • Pero el hecho de haber retirado con el papel o la bayeta humedecida los restos no quiere decir que nuestra placa haya quedado limpia. Deberemos evitar los estropajos que puedan rayar la superficie de la placa. A continuación, aplicaremos un producto específico para los restos de la vitrocerámica que se hayan resistido a esa primera limpieza, evitando los productos abrasivos, como algunos quitamanchas.
  • El utensilio ideal para ello será una rasqueta específica para vitrocerámicas, que podemos encontrar en cualquier supermercado o tienda de cocina. Las rasquetas están diseñadas con una pequeña cuchilla que quita todos los restos que se han quedado pegados y no se van con la bayeta. Y no te preocupes, ¡su cuchilla no raya la superficie de la placa!
cómo limpiar vitrocerámica o inducción
  • Pero para ayudar a la rasqueta deberemos aplicar en la placa el producto específico del que hablábamos antes. Normalmente hay que dejarlo actuar unos minutos, y después ya podemos usar la rasqueta. Como remedios caseros y alternativas a este, aparte del agua y jabón, podemos añadir encima de la mancha unas gotas de zumo de limón. Esto hará que la suciedad se haga más blanda y sea más fácil su extracción.
  • Dentro de estos remedios caseros, también podemos añadir unas gotas de vinagre con el objetivo de que brille más nuestra vitrocerámica. Podemos extenderlo con la misma bayeta o papel, sin echar más de la cuenta, ya que entonces la placa volverá a quedar sucia. Conoce las diferencias entre una placa de vitrocerámica y una de inducción. La limpieza de ambos tipos es muy similar, así que puedes seguir nuestros consejos.

Campana extractora: no te olvides de ella

No podemos olvidarnos de la campana extractora como parte complementaria de nuestra vitrocerámica. Esta es la parte que absorbe todas las grasas y vapores, por lo que suele quedarse muy sucia y, al no estar tan visible, solemos dejar a un lado su limpieza. 

cómo limpiar la campaña extractora
  1. Retirar los filtros antigrasa, los cuales generalmente están encajados mediante una pestaña que tan solo habrá que dejar presionada para que se desencaje. 
  2. Dejar los filtros a remojo, en un barreño con agua caliente e incluso, igual que podemos hacer con la vitrocerámica, añadir unas gotas de vinagre o limón para que termine de irse la grasa y suciedad.
  3. Podemos aclararlos directamente o meterlos al lavaplatos, habiendo consultado antes si los filtros son aptos para ello. 
  4. Por último, los secamos y volvemos a colocar, encajando la pestaña que habíamos presionado para sacarlos Nuestra campana extractora de humos habrá quedado como nueva. 
  5. El fabricante recomienda cambiar los filtros cada cierto tiempo por unos nuevos, con el objetivo de que su absorción y funcionamiento sea el correcto.

Desde precio.com te hemos dejado unos consejos sobre cómo limpiar mejor una parte tan complicada de la cocina como es la vitrocerámica. Si en tu caso utilizas este electrodoméstico a diario, o porque sois varias personas en el piso, lo más recomendable es limpiarla en profundidad al final del día. De lo contrario, se puede realizar este tipo de limpieza una vez cada pocos días.