Elegir cocina luz o gas

Elegir cocina de gas natural o eléctrica

Si nos ponemos a pensar en cómo era la cocina de nuestros abuelos seguramente nos venga a la memoria una cocina de gas natural. Poco a poco estas cocinas han ido evolucionando y hoy ya podemos ver en el mercado diferentes tipos de placas eléctricas. La duda está en saber si una cocina de gas o eléctrica encaja mejor con las necesidades de nuestro hogar.

En primer lugar, deberás tener claro el uso que le vas a dar a tu cocina, y a partir de ahí analizar las ventajas y desventajas de los dos tipos. Desde precio.com te explicamos las diferencias que suponen cocinar con gas natural y con electricidad, además de los dos tipos distintos de placas eléctricas que existen.

Conoce a continuación todas las características y decide cuál es la opción que mejor se adapta a tus necesidades.

cocina gas o luz

Cocina tradicional: gas natural

La cocina de gas natural es anterior a la cocina eléctrica. Las casas más antiguas que todavía están sin reformar suelen tener este tipo de cocina, pero también hay gente que a día de hoy decide comprar este tipo para su hogar. 

Este tipo de cocinas funcionan a través de gas natural, butano o propano y su puesta en marcha es muy sencilla:

  • Solamente tendrás que tener a mano un paquete de cerillas o un encendedor de gas, un mechero clásico es suficiente.
  • A continuación, giraremos la rueda que regula la temperatura y acercaremos el encendedor hasta que prenda la mecha del fuego.
  • Después, coloca la rueda al nivel de calor que creas más conveniente según lo que vayas a cocinar, manteniendo la llama regulada.
  • Si no se enciende después de unos segundos, comprueba que no hay restos de comida que estén obstruyendo la salida del gas y prueba a limpiarla en tal caso. De lo contrario, llama a un técnico para que le eche un vistazo.
gas natural cocina

Podemos elegir entre una cocina que solamente tenga la parte de los fuegos que se encienden a través del gas natural, a modo de cocina portátil u hornillo, pero la más común es la que incluye un horno, también de gas. Estas dos partes se compran juntas y su funcionamiento suele ser a través del butano. Además, la parte superior donde se encuentran los fuegos va protegida con una encimera de acero inoxidable que se levanta para cocinar. De esta forma, también puedes usarla para apoyar las cosas cuando no la uses y tener más espacio en tu cocina.

Entre las ventajas principales de este tipo de cocina se encuentra su mayor control de la temperatura. La temperatura del fuego se regula con una rueda, pudiendo hacer la llama de gas más grande o más pequeña, de forma que caliente más o menos. El mayor inconveniente es que, al tener una rejilla encima de los fuegos que se encarga de sujetar los recipientes a calentar, habrá que retirarla para limpiarla después de cada uso.

Ventajas de la cocina eléctrica

La cocina eléctrica, como su nombre indica, requiere un funcionamiento a través de la energía eléctrica. Este nuevo tipo de cocina llega al mercado facilitando una mayor comodidad a la hora de la limpieza. Aquí te dejamos unos *consejos sobre cómo limpiar tu vitrocerámica de forma más cómoda y completa*. A diferencia de la cocina de gas, utiliza luz para su funcionamiento, lo que da una más seguridad en nuestros hogares, evitando la clásica llama de fuego por gas.

Dentro de los diferentes tipos de cocinas eléctricas, podemos *diferenciar entre una placa de vitrocerámica o inducción*. Su instalación o sustitución es sencilla, tendrás que asegurarte de que las medidas de la placa encajan con las del agujero de la encimera de la cocina en el que se va a colocar. Deberás asegurarte de que la corriente está desconectada y conectarla a los empalmes correspondientes. No dudes en consultar a un técnico ante cualquier duda. 

cocina de gas o eléctrica

Respecto a su funcionamiento, no tiene pérdida. Las placas, tanto de vitrocerámica como de inducción, cuentan generalmente con un sistema táctil. Tendrás que pulsar el botón de encendido de la placa, seguido del fuego que quieres encender, y poner la temperatura a la que quieres elaborar tu comida. El rango de temperatura en este tipo de cocinas oscila entre el 1 y 10, por lo general.

¿Qué opción es mejor y más económica?

Una vez analizadas las cualidades de la cocina de gas natural y eléctrica, deberás tomar una decisión y te preguntarás, ¿cuál es la que mejor se adapta a las necesidades de mi hogar?

Si eres un amante de la cocina tradicional, y te gusta dedicar tiempo a la cocción, la mejor opción será la cocina por gas natural. Aquí tienes un mayor control de la temperatura del fuego a través de una pequeña rueda que puedes girar para subirla o bajarla. En una cocina por luz también puedes regular la temperatura, pero normalmente la escala va de punto en punto entre 1 y 10, y con el gas puedes encontrar un punto intermedio.

Por el contrario, si no te apasiona cocinar y quieres hacerlo rápido, la mejor opción es una cocina eléctrica, más en concreto una placa de inducción. Además, este tipo de cocina tiene un proceso de limpieza mucho más cómodo, debido a su superficie plana, por lo que es la opción más cómoda

Respecto a cuál es más económica de las dos, la cocina por gas natural tiene menos gastos tanto de instalación como de uso. El único gasto que tiene esta cocina, por lo general, es comprar una botella de butano. Esto podríamos aplicarlo al uso normal de cualquier hogar, aunque ambas opciones están muy igualadas hoy en día. 

Contratar una buena tarifa de luz y gas

El proceso de elegir una cocina de gas o eléctrica no es sencillo. Por ello, esperamos que con las características anteriores puedas tener ya una decisión más clara. Independientemente de la opción que hayas elegido, deberás tener una tarifa correspondiente a las necesidades de tu hogar. Desde precio.com te ofrecemos un comparador online de tarifas de luz y gas, para que puedas ahorrar energía a favor del medio ambiente, y a su vez ahorrar dinero en tu factura mensual. No te dejes engañar, ¡consulta ya las tarifas con mejores condiciones!