Mercado libre o regulado de luz y gas, ¿cuál es la mejor opción?

mercado libre o mercado regulado

La decisión de escoger entre una tarifa según el mercado libre o regulado dependerá del cliente. Para contratar la mejor opción conoce sus diferencias.

Cada día encontramos más opciones dentro de las compañías de luz y gas, y esto puede llegar a generar incertidumbre. Cuando hablamos del mercado de energía no todo el mundo sabe que existen dos tipos de opciones, el mercado libre o regulado. A pesar de que estos términos no te resulten conocidos, en la tarifa que hayas contratado tendrás una de las dos. La mayoría de las compañías lo reflejan en la factura que te llega cada mes, aunque no te hayas dado cuenta. Así que después de saber cuáles son las diferencias entre ambas, puedes consultarlo y estar al corriente de todo.

A continuación te dejamos las características del mercado libre o regulado, conoce cuál es la mejor opción y empieza a ahorrar en tus facturas:

¿Qué es el mercado libre?

Para saber por qué hay dos tipos diferentes de mercado en el sector de la energía hay que conocer algo de historia. El precio de la energía ha estado siempre regulado y fijado por el Gobierno, pero esto comenzó a cambiar de forma que se dieran otras opciones. Es por este motivo que desde el año 1997 comenzó un sistema de liberalización que llega hasta nuestros días. Ya se asentó firmemente varios años atrás, y así hoy podemos ver estos resultados.

De ese proceso de liberalización viene el nombre de mercado libre, el cual está por tanto exento de normas que vengan desde el Gobierno. En el mercado libre es la comercializadora la que establece los precios de la potencia contratada que vas a consumir y que va a llegar a tu hogar. La compañía, por tanto, marcará un precio concreto de las tarifas de luz o gas. Esto quiere decir que podrás conocer el precio del kwh antes de contratar sus servicios y ver si se adapta a tus necesidades. Normalmente este precio se mantendrá durante unos meses, para evitar sorpresas.

elegir mercado libre o regulado

A pesar de esto, sigue habiendo una parte de las tarifas del mercado libre que están todavía «reguladas». Estas partes son los peajes de acceso, cuyo precio lo establece el Gobierno para cubrir los gastos que genera el hecho de hacer llegar la energía a tu hogar; y los impuestos: el tan conocido IVA (Impuesto al Valor Agregado), que abarca un 21%, y el IEE (Impuesto Especial de Electricidad), con un 5,11%. En el mercado libre el porcentaje restante relativo al precio de la energía es que establece la comercializadora. Pero no siempre establecen estos precios, ofrecen otro tipo de tarifas en las que esta parte también estará regulada, esta es la diferencia principal con el mercado regulado:

Diferencias con el mercado regulado

Cuando hablamos de una tarifa según mercado, o de mercado regulado, nos estamos refiriendo a una tarifa PVPC (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor). Las tarifas PVPC se caracterizan por tener un precio que está cambiando a cada hora del día. Todo dependerá de la demanda que haya en ese momento entre las comercializadoras y distribuidoras de energía.

El hecho de que el precio de la energía en las tarifas reguladas del mercado eléctrico o de gas natural cambie constantemente tiene sus ventajas y desventajas. Hay momentos en los que esa demanda entre compañía y distribuidora es muy baja, por lo que el precio será mínimo. Esto significa que el consumo que hayas realizado en ese tramo horario será muy barato. Pero por el contrario, también podemos encontrarnos momentos en los que el kW del precio de la luz y gas sea mucho más caro que la media.

¿Cuál es la mejor opción?

A la hora de contratar una tarifa deberemos elegir entre una cuyo precio se establezca según el mercado libre o regulado. Todo dependerá de las necesidades personales de cada persona. Para ello te recomendamos lo siguiente:

  • Tarifa de mercado libre: para aquellas personas que quieran tener la seguridad de pagar el kW de la factura de la luz y el gas al mismo precio todos los meses.
  • Tarifa de mercado regulado: para aquellos que no necesiten tener un precio asegurado y quieran aprovecharse de los momentos en los que la energía está más barata en el mercado. Esto compensaría otros momentos en que se encuentre más cara, los cuales son pocos por lo general.

Una vez hayas tomado la decisión, deberás analizar entre todas las compañías que operan en el mercado antes de contratar una tarifa pvpc o mercado libre. También podrás tener en cuenta otras consideraciones como si escoges una tarifa con o sin discriminación horaria . El objetivo siempre será el mismo, ¡pagar el menor precio posible y ahorrar en todas las facturas!

Valora esta noticia!
[Votos: 2 Valoración media: 5]
Menu