¿Qué es la obsolescencia programada? ¿Se puede evitar?

obsolescencia-programada-aparatos

La obsolescencia programada es algo que oímos cada vez más y que deberías conocer ya que afecta a tus dispositivos, ¿se puede evitar?

Uno de los términos que estamos oyendo cada día más en los medios de comunicación es la «obsolescencia programada». Esta expresión viene del adjetivo obsoleto, que significa inservible o no funcional. Lo que quiere decir que ya no podremos seguir utilizando ese aparato al que hace referencia. Pero, ¿por qué ha dejado de funcionar? Las causas pueden ser muy diferentes y en su gran mayoría tienen que ver con el vendedor o fabricante de ese producto concreto.

De esta forma, podemos afirmar varias cosas sobre el tiempo de durabilidad de los productos. Este tiene que ver con el avance de las nuevas tecnologías y la capacidad de utilizarla para manipular ciertos aspectos. ¿Alguna vez se te ha estropeado el teléfono móvil u otro dispositivo cuando se acerca la Navidad? Esto puede sonar a paranoia en un principio, pero todo tiene su explicación y nosotros te lo vamos a contar.

Te contamos el fenómeno de la obsolescencia programada a continuación:

obsolescencia-producto-fabricante

Obsolescencia programada, ¿en qué consiste?

A día de hoy te habrás dado cuenta que los aparatos y electrodomésticos no tienen la misma duración que los que se fabricaban hace años. Puede ser que tengas en tu casa una nevera o lavadora con muchos años pero que sigue funcionando sin problemas. Y de hecho te da miedo que se estropee porque cambiarla por una de las actuales seguramente sea una opción peor. Esto se debe a que a largo plazo durará menos e incluso las reparaciones serán más caras.

Se han hecho estudios que demuestran que analizan los años de vida útil de un aparato y las veces que puede estropearse comparándolas con el valor que tienen en ese momento. Y los resultados han demostrado que el valor económico de los productos disminuye de una forma muy notable con el paso de los años. Este hecho lleva a que llegado el momento en el que hay que reparar una pieza. Aquí se tiene en cuenta el material y la mano de obra, puede salir más rentable adquirir uno nuevo. Esto lleva a las personas a comprar un aparato detrás de otro. Y el precio final no disminuye, de forma que las marcas son las únicas que salen ganando.

¿Por qué cada vez los aparatos duran menos?

La respuesta a por qué cada vez los aparatos duran menos puede llegar si analizamos los objetivos que persigue la obsolescencia programada. Como comentábamos, esto puede ocurrir desde una nevera hasta una impresora que tenga programado dejar de funcionar ante un número limitado de copias impresas. E incluso una bombilla LED que antiguamente podría llegar a durar muchos años encendida, actualmente no supera las 1000 horas. También podemos observarlo en los teléfonos móviles. Su batería cada vez dura menos y en muchas ocasiones se estropea cuando ya está fuera de garantía. O simplemente no son capaces de soportar la última actualización del sowftware, dejando de ser compatibles y por tanto de funcionar. Y esto ya podemos verlo en algunas de las marcas más conocidas en el sector, entre las que se encuentra Apple, que lo ha reconocido públicamente.

Pero detrás de todos estos ejemplos se esconde un claro objetivo por parte del fabricante: que el usuario tenga que ir una y otra vez a comprar el mismo producto. Y si no es a comprarlo de nuevo, tendrá que acudir a reparar el aspecto que haya fallado. También hay que tener en cuenta que no todas las marcas trabajan bajo este concepto. Y también podemos encontrarnos con productos que duran más de la media. Aunque esto cada vez ocurre menos.

Los expertos aseguran que a lo largo de la vida de una persona, esta gastará miles de euros en reponer los aparatos o electrodomésticos de su casa. Esto se genera como consecuencia de la obsolescencia programada. Bajo estas explicaciones podemos entender cómo las marcas pueden permitirse establecer días especiales de descuentos únicos como el Black Friday. Las «pérdidas» que puedan llegar a tener con las rebajas son beneficios a largo plazo. Ya que esos aparatos están fabricados bajo la obsolescencia programada y el cliente tardará poco en volver a la tienda. Esto es algo que no veíamos hace unos años, ya que el precio respondía al tiempo de funcionamiento.

obsolescencia-productos-vida-util

Debate actual sobre la obsolescencia programada

El hecho de limitar la vida útil de un producto, dispositivo o electrodoméstico es algo que está hoy en día en el punto de mira de todos los medios de comunicación. Se han creado cantidad de artículos y programas documentales sobre ello, con largas investigaciones detrás que destapan las maniobras de los fabricantes. Aquí se abre un debate importante entre las personas. En nuestro país, España, no existe actualmente ninguna ley que se encargue de prohibir la obsolescencia programada. No tenemos que irnos muy lejos para ver que hay países que sí lo han regulado, como Francia.

Es verdad que cada vez más se está obligando moralmente a las compañías a que indiquen en sus aparatos la vida útil que tienen para que el cliente pueda considerarlo antes de realizar la compra. Hay puntos a favor de este fenómeno que aseguran un crecimiento económico a cambio de evitar alargar la vida de estos aparatos. Pero no hay que olvidar el dinero de coste de producción de esos nuevos aparatos. También el hecho de que los recursos de nuestro entorno son cada vez más limitados. Entra aquí el debate de obsolescencia programada, ¿sí o no?

Valora esta noticia!
[Votos: 1 Valoración media: 5]
Menu