luz y gas tarifa plana o fija

Tarifa fija o plana de luz y gas

Tener en nuestros hogares una tarifa de luz y gas es hoy en día algo imprescindible. Contratar estos servicios puede deberse a que nos hemos mudado a una nueva casa, o bien porque no estamos contentos con las tarifas actuales y queremos buscar una nueva. Las comercializadoras ofrecen multitud de opciones que deberemos analizar para elegir una tarifa fija o plana, al mismo tiempo que brindan sus mejores servicios a los clientes. El objetivo será siempre ahorrar en nuestra factura de la luz y del gas.

En primer lugar, deberemos tener claro si queremos contratar la luz y el gas juntos o separados. Consulta todas las ventajas y desventajas que tienen ambas opciones antes de tomar la decisión final. Después, tanto en luz como en gas, habrá que elegir entre una tarifa fija o plana. Ambas tienen sus cosas positivas y negativas, todo dependerá de lo que es mejor para las necesidades personales y del consumo energético aproximado que realice cada uno.

Conoce todas las diferencias y qué es mejor para ti a continuación:

elegir tarifa fija o plana

Luz y gas: Qué es una tarifa fija

Cuando hablamos de una cuota fija de la tarifa de luz y gas, nos estamos refiriendo al acuerdo de un precio fijo mensual por parte del cliente y de la comercializadora. Este precio será establecido en torno al gasto energético estimado que vayas a realizar según las condiciones de tu hogar. Cuando termina el tiempo comprendido de los 12 meses en los que se ha establecido ese precio, la empresa realiza un estudio para comprobar si se ha llegado al consumo máximo.

En ese momento de revisión, la comercializadora puede tomar dos opciones. En primer lugar, si has consumido menos luz o gas de la cantidad fija que habías contratado, recibirás la diferencia económica reembolsada en tu cuenta o se te descontará en la próxima factura que vaya a recibir. Por otro lado, si tu consumo ha sido mayor del término de potencia contratado, deberás abonar a la empresa el dinero restante.

Hay que tener en cuenta que, para evitar estos imprevistos, las comercializadoras intentan establecer en la medida de lo posible un precio aproximado del consumo anual de todos sus clientes. Esto es posible gracias a los estudios que llevan a cabo de cara a renovar los contratos de estos o hacerlos nuevos en función al gasto anterior.

Diferencias con la tarifa plana

Las características de una tarifa plana son muy similares a las de la tarifa fija, pero con algunas diferencias. La tarifa plana de luz y gas es ideal para personas que realizan un gran consumo, ya que establece un precio estable tanto del término fijo como del consumo. De esta forma evitarás las sorpresas que tendrías que pagar cada mes, ya que con esta tarifa vas a pagar el mismo importe al final de todos los meses.

El inconveniente principal de la tarifa plana es que, si sobrepasas el límite establecido anualmente, deberás abonar la diferencia. Hasta aquí es lo mismo que en la cuota fija, la diferencia se encuentra en que el kWh de ese consumo restante lo pagarás mucho más caro de lo normal. Analiza todas las tarifas planas de gas y luz y escoge tu mejor opción.

tarifa plana o fija luz y gas

¿Cuál es la mejor opción?

La hora de decidir qué tarifa encaja mejor con nuestro hogar siempre es algo complicado. Una vez hayas analizado las características que te hemos explicado anteriormente, deberás tomar la decisión, ¿qué tarifa me va a resultar más económica?

La opción que escojamos dependerá, principalmente, del consumo que requiera nuestro hogar. Si este consumo es irregular, lo mejor será que establezcamos un precio fijo de luz y gas y evitar así los imprevistos a la hora de pagar las facturas. Pero hay que pensar que

  • Si el consumo anual se va a disparar mucho y va superar el gasto acordado con la empresa, es mejor una tarifa fija que plana, ya que así evitaremos pagar la diferencia de kWh a un coste mucho mayor.
  • Por el contrario, si creemos que en algunos meses vamos a consumir menos luz y gas que en otros, y que la diferencia va a ser mínima, la mejor opción es una tarifa plana a una fija.

A pesar de que escojamos la tarifa con la que creemos que vamos a ahorrar más en nuestras facturas mensuales, esta no es la única manera de hacerlo. Aquí te dejamos cómo ahorrar luz de una manera eficaz en todos nuestros hogares. También hay que tener en cuenta para contratar la tarifa de luz y gas las facilidades que están dando las comercializadoras es que cada vez más se pueden gestionar las tarifas de manera online, facilitando la forma de pago y todos los trámites.

Dónde encontrar la mejor tarifa

Después de haber analizado las características de una tarifa fija y una tarifa plana, y haber elegido la tarifa que mejor se adapta a tus necesidades, deberás encontrar la comercializadora que te ofrezca las mejores condiciones. Para ello puedes consultar nuestro comparador online de precio.com y comparar todas marcas, así como utilizar el filtro introduciendo, si lo conoces, tu consumo mensual y la potencia de la luz o del gas que necesitas para tu hogar. Consúltalo ya y comienza a ahorrar en tus facturas.