Tarifa plana: paga una vez y consume lo que necesites

TARIFA PLANA PAGA UNA VEZ

¿Has oído hablar de la tarifa plana? ¿Sabes qué es? Tal vez sea lo que necesites para tu servicio de luz y gas. Aquí te lo explicamos todo.

A fecha de abril de este año 2020 ya existen tarifas planas de telefonía, así como de electricidad y de gas natural. Este tipo de tarifas, la tarifa plana, ofrece una gran ventaja respecto a otras clases de tarifas: establecen una cuota uniforme y fija a pagar mensual o anualmente, de manera que los clientes saben en todo momento cuánto les tocará pagar.

De esta forma, se eliminan completamente los gastos variables, pero cabe la posibilidad de que con la tarifa plana nos toque pagar más cantidad de dinero que con la tarifa que teníamos contratada anteriormente, por lo que hay que andar con ojo.

Con este artículo queremos aclarar y explicarte todo lo que necesitas saber acerca de las tarifas planas y, más concretamente, de las de luz y gas. ¿Te resulta interesante? Entonces sigue leyendo y no te pierdas ni un solo detalle de que lo que te mostramos.

Tarifa plana de luz y gas de Naturgy

En nuestro país, en España, la única empresa comercializadora de energía que oferta una tarifa plana de luz y gas es Gas Natural Fenosa, o Naturgy, como se le conoce desde el año 2015. Así, Naturgy tiene su sede social en la capital, Madrid, mientras que su sede de operaciones se encuentra en Barcelona.

Naturgy, entonces, se encuentra dentro del top 5 de grandes empresas del sector gasístico y eléctrico de nuestro país y, junto con Iberdrola y Endesa, controla alrededor del 85 por ciento del mercado. Sin embargo, su ‘tarifa plana de gas y luz’ no es en realidad una tarifa plana, sino más bien un bono con franquicia de consumo anual, lo que significa que pagarás por una cantidad determinada de kWh (kilovatios-hora) al año.

Es un error muy común pensar que con esta tarifa vas a estar pagando una cuota determinada y fija, y que tras ello vas a poder consumir todo el gas y toda la electricidad que quieras. Ésta es una idea totalmente equivocada.

Así, en el caso del bono de Naturgy, probablemente te salga más rentable contratar la tarifa TUR (Tarifa de Último Recurso). Esta es una tarifa regulada y, además, sale bastante más barata. En el caso concreto de la electricidad, sin embargo, es posible que te convenga más optar por el bono (la supuesta ‘tarifa plana’), siempre y cuando hayas contratado una potencia de 5 kW (kilovatios) o más. 

Desventajas de la tarifa plana de Naturgy

Y, para terminar, nos vemos en la obligación profesional de destacar también los apartados más negativos de este bono de Naturgy.

Entre ellos podemos mencionar, por ejemplo, que puede inducir a error al consumidor al hacerle creer que se trata de una tarifa plana al uso (cuando, en la práctica, no se trata de ese modelo en su totalidad). Además, incentiva el gasto excesivo de energía, requiere de conocimientos avanzados para sacarle el máximo provecho y ahorrar, y, en la mayoría de los casos, no supone un ahorro realmente notable. Resulta, por tanto, un producto realmente confuso.

Diferencias entre cuota fija y tarifa plana

La diferencia principal entre las tarifas planas, las tarifas con cuota fija y las tarifas ‘estándar o ‘normales’ está en el pago por el precio del kilovatio-hora en el mercado regulado. Y es que las dos primeras no dependen de las variaciones del mercado, sino que desde un primer momento establecen un pago fijo que el cliente habrá de abonar mensual o anualmente con independencia del consumo energético que realice. 

Por tanto, una de las grandes diferencias entre las tarifas planas y las tarifas que cuentan con cuota fija es que, con las primeras, se acuerda un consumo anual máximo de kWh y en función de éste se determinan las cuotas. Mientras que con las tarifas de cuota fija, por el contrario, se determina una cantidad de dinero concreta e inamovible a pagar todos los meses teniendo en cuenta el consumo energético que hayamos realizado en años anteriores. Sin establecerse en este caso límites de consumo a la alta. 

Si contratamos una tarifa plana y superamos el consumo energético ( de luz y/o gas) acordado en un primer momento, habremos de hacer frente a ciertos gastos por cada kilovatio-hora consumido. Con la tarifa de cuota fija, por el contrario, al terminar el año se efectúa un examen de nuestro consumo energético, de manera que si hemos consumido menos de lo pactado, se nos devuelve la cantidad de dinero correspondiente y, si hemos consumido más, nos saldrá a deber.

¿Qué tarifa contratar?

Tras comprender todo lo anterior llega el momento de determinar en qué servicio quiere el cliente darse de alta y qué tarifa conviene más a cada usuario. Si este es tu caso y tú también estás buscando contratar una tarifa de luz, de gas o de luz y gas, debes tener en cuenta algunos factores. Tendrás que considerar el uso que de estos servicios sueles hacer con el fin de concretar qué tipo de tarifa te funciona mejor.

Para ello debes tener en cuenta todos esos tipos de tarifas y las ofertas concretas de cada compañía. Esto supone que tendrás que llevar a cabo un proceso de comparación entre todo el catálogo nacional. Éste puede ser un proceso realmente complicado y tal vez suponga mucho tiempo.

Es por ello que queremos recomendarte el uso de nuestro comparador de tarifas y precios online precio.com. Con él verás agilizada tu búsqueda de la mejor tarifa. Además podrás utilizar los filtros según tus necesidades y preferencias.

Nuestro comparador te permitirá estar al tanto de todas las tarifas, ofertas y cambios que se produzcan de forma actualizada. Será muy difícil que falles en tu decisión.

Valora esta noticia!
[Votos: 1 Valoración media: 5]
Menu