Dar de baja nuestra tarifa de luz: las claves

Como dar de baja la luz

Por una razón o por otra te puedes ver en la necesidad de dar de baja tu servicio de luz. Te explicamos cómo hacerlo para que no encuentres inconvenientes.

Como ocurre con cualquier servicio, si te encuentras con algún inconveniente puedes decidir darte de baja al servicio de luz. Una de las razones por las que esto se puede dar es que el servicio de luz que tengas contratado no funcione correctamente. O tal vez hayas decidido darte de baja para poder contratar un servicio más económico que el que tenías previamente.

Se dan casos extremos como el fallecimiento del titular del contrato. En este caso los nombres del contrato quedaría anulados y, por tanto, si se sigue utilizando el servicios se estaría entrando en el ámbito de la ilegalidad. Por ello, es otra de las razones por las que darse de baja.

El proceso para dar de baja el servicio de luz es el mismo tanto si lo has contratad en casa como para tu negocio. Con este artículo queremos dar algunas claves con las que orientarte a la hora de dar de baja tu tarifa de luz. Te mostramos lo que necesitar, cuáles son los pasos a seguir y los requisitos necesarios para que el proceso salga bien.

¿Cómo dar de baja la luz?

Dar de baja contrato de la luz

Son varios los medios mediante los cuales podrás dar de baja tu servicio de luz. Entre estas opciones puedes escoger la que más fácil te parezca o la que más te convenga en un momento dado. Sea cual sea el modo por el que te inclines deberás tener en cuenta los tiempos establecidos para que no se produzcan inconvenientes.

Contacto por teléfono

La primera opción que tienes es hacer una llamada telefónica al número proporcionado por tu compañía para este fin. Normalmente este número se encuentra en el contrato que firmaste para contratar el servicio o en alguna de las facturas que ya hayas recibido. En caso de que no lo encuentres por ninguno de estos sitios, siempre podrás buscarlo en internet.

Una vez hayas hecho la llamada contactarás con la operadora y tendrás que seleccionar la opción que te permita hablar con un agente autorizado. Éste pasará a hacer algunas preguntas habituales como el motivo por el que deseas darte de baja. Lo normal es que la llamada sea grabada para que no se presenten problemas en el futuro.

Notificación por escrito para dar de baja el servicio

Otra opción es darte de baja de forma escrita. Dependiendo de cuál sea la compañía con la que hayas contratado el servicio, podrás presentar tu escrito a distancio o de manera presencial. Esto significa que puedes escribir un documento en el que renuncies al servicio y lo des de baja, y enviarlo por correo a las oficinas de la compañía telefónica.

O, también, puedes dirigirte directamente a las oficinas. Esta opción se presenta como una alternativa segura puesto que te entregarán un recibo de baja para que puedas conservarlo. Una vez en la oficina tendrás que hablar con alguien encargado de procesar la altas y las bajas del servicio. Tienes que tener en cuenta que se trata de un proceso administrativo, por lo que puede llevar un tiempo.

Por internet

Esta última opción que te traemos no está disponible en todas las compañías de luz. Pero algunas de ellas cuentan con páginas web actualizadas que permiten realizar las bajas del servicio de luz de manera online. Esta opción es bastante buena por su comodidad.

Solo tendrás que entrar en la página web oficial de la compañía y buscar el apartado destinado a dar de baja el servicio. Una vez dentro deberás ingresas tus datos de registro y todos aquellos que la página requiera. El sistema creará una incidencia de tu baja y dejarás de tener el servicio.

Requisitos necesarios para dar de baja la luz

Como dar de baja la luz

Como suele ocurrir en estos casos, para poder comenzar el proceso por el cual darte de baja de forma efectiva será necesario, como requisito, que cuentes con determinados datos y documentos. Ahora te aclaramos cuáles son estos documentos.

DNI

La necesidad de tener este documento es bastante evidente. Tanto el DNI como los datos del contratante del servicio serán imprescindibles a la hora de darse de baja. Es posible que la baja la haga un tercer, pero siempre y cuando tenga la autorización y los datos de quien contratara el servicio de luz.

Código CUPS

Este es uno de los elementos más importantes en el proceso de la baja. Este código aparece en la parte superior de la factura que habrá llegado durante los meses anteriores a tu casa. ¿Qué es realmente este código y por qué es importante? El código CUPS es una serie de números y letras que te identifican dentro del sistema y que se encuentra asociado al número de tu casa. Por tanto, se trata de un código único e intransferible.

Número de cuenta bancaria

Lo más habitual es que los pagos mensuales de la luz se tengan domiciliados a una cuenta bancaria desde donde se hacen los cobros del servicios. Por tanto, para darte de baja tendrás que tener la misma cuenta que presentaste cuando te diste de alta, no puede ser otra distinta.

Datos de contacto

Tendrás que proporcionar también unos datos de contacto que, por supuesto, tendrán que corresponder a la persona titular del contrato de la luz. Estos datos serán la dirección, el número de teléfono, el correo electrónico, etc. Los datos habituales.

Último recibo de luz

Recibo de la luz

Para que no quede ningún cabo suelto y el proceso pueda finalizar de manera efectiva y sin ningún inconveniente, será necesario tener a mano el último recibo de luz que haya llegado a tu casa o a tu negocio. Esto lo necesitas porque tendrás que notificar el consumo de luz que hayas hecho. Todo esto servirá para poder tener un control y para que se pueda declarar tu baja ante las oficinas de administración.

Menu