¿Qué precio y ventajas tiene el suelo radiante eléctrico?

ventajas-suelo-radiante-electrico

El suelo radiante eléctrico es un sistema de calefacción alternativo que tiene una serie de ventajas, ¿es más caro o más barato?

Una de las opciones que más se están escogiendo para las viviendas es el suelo radiante eléctrico. Esta es una alternativa a los sistemas de calefacción tradicionales que todos conocemos a día de hoy. En un primer momento puede suponer un coste más elevado por los materiales y proceso de instalación. Pero a largo plazo vamos a poder ver todas las ventajas que tiene y disfrutar de una temperatura más agradable por toda la casa. Tendremos que elegir si queremos un sistema eléctrico o por agua caliente, y para ello te contamos aquí todas sus características.

¿Quieres saber cuáles son las ventajas que tiene el suelo radiante eléctrico? ¿Es mejor o peor para mi vivienda o local? ¿Cuál es su precio de instalación? Conoce todo esto a continuación:

¿Qué es la calefacción por suelo radiante eléctrico?

La mayoría de viviendas de nuestro país cuentan con un sistema de calefacción central o individual por gas natural o eléctrico. La decisión de cuál escoger dependerá de cada persona y del ahorro energético que queramos conseguir. Una de las nuevas alternativas es el suelo radiante eléctrico, que tiene un consumo muy reducido y permite controlar la temperatura. Te contamos aquí qué es exactamente este sistema.

El suelo radiante es un tipo de calefacción que funciona gracias a la acumulación del calor que desprende una malla calefactora instalada debajo del suelo. De esta forma, se genera un folio radiante que emite el calor de forma directa a través del cableado de tuberías que han sido colocadas previamente debajo del suelo de la vivienda en cuestión. El suelo radiante puede ser eléctrico o por agua caliente, las dos modalidades que podemos encontrar para su correcto funcionamiento. Aunque la más común es la que funciona a través de la electricidad.

Ventajas y desventajas del suelo radiante

A la hora de valorar las ventajas y desventajas que puede suponer la instalación de la calefacción por suelo radiante habrá que tener en cuenta una serie de datos.

  • VENTAJAS:

Lo primero de todo es saber que el objetivo principal de este elemento calefactor es distribuir el calor de una forma uniforme, en torno a los 25º y 29ºC. Esto es posible gracias a que todos los cables están distribuidos de la misma forma y el mismo suelo hace que el calor se guarde y suba al mismo tiempo. Además, evita los movimientos de aire, lo que aumenta al mismo tiempo esa sensación de uniformidad. El hecho de que esté situada bajo los pavimentos de una casa da una sensación más estética, evitando tener los radiadores a la vista y ganando en espacio. Esta es una calefacción con eficiencia energética que no requiere caldera, de forma que estés contribuyendo al cuidado del medio ambiente, uniéndonos a las energías renovables.

  • DESVENTAJAS:

Pero tampoco podemos olvidarnos de que hay que ser conscientes de que tendremos que levantar todo el suelo de la vivienda para instalar el cableado. Esto puede ser una desventaja en un primer momento, ya que no suele ser agradable hacer obras de este tamaño en casa. También porque la instalación y todos los cables tienen un precio más elevado que los radiadores tradicionales. Sobre todo porque estos ya suelen venir con la casa cuando la hemos comprado o alquilado.

Claves para la instalación de suelo radiante

Una vez te hayas decantado por cambiar la calefacción tradicional de tu casa por uno de los sistemas de suelo radiante eléctrico o por agua, tendrás que informarte sobre el proceso de instalación. Esta es una de las mejores opciones cuando a la vivienda no llega el suministro de gas. Es compatible tanto para un piso dentro de un bloque de edificios, oficinas, etc, como para viviendas uni familiares. Será entonces cuando tendremos que ponernos en contacto con un técnico o una empresa especializada en ello.

Como ya hemos comentado, habrá que tener en cuenta la elevada inversión inicial por el tipo de material. Los pasos son los siguientes.

  1. El primer paso es adquirir una placa que consiga el aislamiento térmico que buscamos, y la cual se coloca directamente sobre todo el sistema de cable calefactor. Esta placa viene con una superficie de forma cuadrada que permite una mejor colocación en el suelo de la vivienda. Y actúa al mismo tiempo como soporte y guía de las tuberías que se van a poner encima y que también tendremos que comprar.
  2. Después vamos a colocar una banda perimetral de espuma que hará de aislamiento lateral y cuya función es evitar puentes térmicos que desvíen el calor hacia otras zonas de la casa. Tendremos que asegurarnos que queda una separación oportuna entre el suelo radiante y las paredes.
  3. Lo siguiente es instalar una placa de mortero sobre todo lo anterior, es decir, la placa aislante, las tuberías y la banda perimetral. Esta capa de cemento hará que todo el sistema de calefacción por suelo radiante eléctrico o de agua caliente quede protegido. Una vez se haya secado, colocaremos sobre ella el pavimento o suelo, que será del material que cada persona desee (baldosa, madera, etc.).
  4. Algunos sistemas van acompañados de una fuente de calor, hablamos de una caldera de condensación, eléctrica o simplemente una bomba de calor. Puede funcionar también con el sistema de placas eléctricas.

Todo este proceso de instalación irá acompañado de la mano de un experto, y tendrá un coste no solo de los materiales, si no también de la mano de obra. ¿Quieres saber cuál es el precio del suelo radiante?

¿Por qué precio podemos encontrarlo?

A la hora de adquirir un presupuesto o precio aproximado para la instalación del suelo radiante tendremos que tener en cuenta varios factores. Estos dependerán del tamaño de la vivienda, las necesidades de aislamiento y la calidad de los materiales que vayamos a adquirir. Por estos motivos habrá que ponerse en contacto con una persona especializada que realice un estudio de nuestro inmueble y dichas necesidades. A pesar de esto podemos indicarte que el precio medio de suelo radiante ronda los 40€ y 50€ por metro cuadrado. Te recomendamos que compares varias opciones y escojas la que te resulte más económica.

Valora esta noticia!
[Votos: 2 Valoración media: 5]
Menu