¿Tarifa con o sin discriminación horaria?

discriminacion horaria

Las tarifas de luz con discriminación horaria son aquellas tarifas que establecen una división entre las horas del día. Generalmente, suele ser más elevado el precio de cada kWh (kilovatio-hora) durante las horas centrales del día y, por tanto, más reducido en las horas nocturnas. Así, estas tarifas tienen, como cualquier otra cosa, sus propias ventajas y desventajas particulares. Pero es cierto que, si se hace un buen provecho de ellas, son capaces de ofrecer un ahorro de hasta un 30% en la factura de la luz respecto a las tarifas de luz que no aplican discriminación horaria.

En este artículo te explicamos al detalle en qué consisten las tarifas con discriminación horaria. Asimismo, aquí puedes encontrar nuestras mejores tarifas con discriminación horaria. Además, te contamos cuáles son las principales ventajas y desventajas de cada opción y, además, te ayudamos a decidir qué tipo de tarifa de luz te conviene contratar a ti en función de tu situación, necesidades y preferencias personales. Si te interesa, no te pierdas ningún detalle a continuación:

Tarifa con discriminación horaria: definición y características

Como hemos adelantado en la introducción, las tarifas con discriminación horaria dividen el día en dos períodos. De esta forma, cada uno de ellos refleja el precio de cada kWh más elevado y, en el otro, más reducido. Así, estos dos períodos tienen el nombre de “horario valle” y “horario punta”.

  • El horario valle, primero, es aquel que va desde las 22:00 hasta las 12:00 en invierno; y desde las 23:00 hasta la 13:00 en la estación de verano. Por lo que podríamos hablar, esencialmente, de una tarifa nocturna.
  • El período punta, por su parte, abarca las horas de entre las 12:00 y las 22:00 en la estación invernal; y de entre la 13:00 y las 23:00 desde finales de junio hasta finales de septiembre. Es decir, en la estación de verano, pero las fechas y horarios más concretos dependerán de cada compañía eléctrica.

Así, el precio del kWh es más alto durante el período punta y más reducido a lo largo del horario valle. También cabe destacar, por cierto, que algunas compañías aplican a sus tarifas un tercer período denominado “horario supervalle”. Ese período, en la mayoría de los casos, va desde la 01:00 de la noche hasta las 07:00 de la mañana. De esta forma se convierte en la franja horaria con el precio de la luz más económico de todos.

discriminacion horaria

Así, podemos concluir que las tarifas con discriminación horaria son especialmente recomendables para aquellas personas que consuman la mayor parte de la potencia eléctrica durante las horas del período valle. Es decir, las horas nocturnas. Este puede ser el caso de personas que trabajan durante el día y solamente están en sus hogares por la noche. Es decir, para personas que pasan prácticamente todo el día fuera de casa y solo consumen energía durante las horas más intempestivas. 

El período punta, por su parte, abarca las horas de consumo más económicas durante el día. Esto es perfecto para las personas que están en casa en esas horas centrales y, por tanto, realizan un mayor consumo. No tendrán la necesidad de poner una lavadora por la noche, por ejemplo, ya que pueden hacerlo durante el día, y esto será más económico.

Ventajas de las tarifas con discriminación horaria

Entre las principales ventajas de las tarifas con discriminación horaria podemos mencionar varias cosas. Por ejemplo, estas tarifas no obligan a sus contratantes a poner la lavadora por la noche todos los días «para lograr el ahorro.« De hecho, con tan solo realizar un 20 o 25% del consumo energético durante el período valle, ya estaremos consiguiendo reducir nuestra factura de la luz a final de mes.

Por otro lado, estas tarifas no requieren de realizar ningún tipo de instalación. Ponerlas en marcha tiene un coste de menos de 10 euros en la mayoría de los casos. Además, cuentan con un contador con telegestión que permite a sus contratantes consultar toda la información acerca de su tarifa. También de su consumo energético anual. También permite repasar los datos de sus facturas y más funciones. Y, por otra parte, hay que decir que las tarifas con discriminación horaria son reversibles. Esto quiere decir que, si te decides a contratar una y no quedas satisfecho con las prestaciones que te ofrece, tienes la posibilidad de cambiar a una tarifa de luz que no aplique discriminación horaria en cualquier momento.

Por último, cabe destacar que, en los últimos meses, muchas comercializadoras de tarifas de luz con discriminación horaria están aplicando todo tipo de ofertas y promociones a fin de atraer más clientes. Por este motivo, puede que sea un buen momento para contratar alguna de estas tarifas para tu hogar.

discriminacion horaria

Tipos de consumo

De acuerdo a las tarifas propuestas en un mercado regulado como en el que vivimos, merece la pena analizar si realizamos más consumo de luz en hora punta o valle. Para esto suele sugerirse instalar un contador inteligente que permita identificar en qué franja horaria hacemos mayor gasto. También hay contadores analógicos que tienen un funcionamiento bastante completo. De acuerdo con expertos en energía, nuestro hábito de consumo eléctrico podría ayudarnos a ahorrar dinero. Tenemos que ser capaces de identificar en qué tramo horario gastamos más o menos.

Menu