Tarjeta de prepago móvil sin consumo mínimo ni cuota mensual

Tarjeta prepago móvil sin consumo mínimo

Hazte con una tarjeta de prepago móvil sin consumo mínimo y olvídate de pagar por lo que no usas. Si casi no haces llamadas, ¡atento!

Publicada el
Categorizado como Posts

A día de hoy parece difícil pensar en las tarjetas de prepago puesto que se han convertido en una opción no tan demandada como las de contrato. No obstante, siguen siendo una opción muy útil para algunos usuarios. Más complicado aún parece encontrar una tarjeta de prepago móvil sin consumo mínimo. Estas tarifas te permiten pagar únicamente por lo que de verdad usas. Si haces muchas llamadas, se te cobrará por ello, pero si no consumes apenas minutos no tendrás que pagar de más.

Hemos comentado previamente que no es fácil dar con este tipo de tarjetas de prepago porque normalmente no reciben la atención ni la publicidad que las tarifas de contrato. De hecho, hay muchas personas que a día de hoy no saben que ese tipo de tarifas sin consumo mínimo están a su disposición. Tal vez tú tampoco hubieras tenido en consideración esta opción antes. Por ello, te animamos a valorar si puede ser la mejor opción para ti según tu situación. A lo largo de este artículo te hablaremos con más detalle de todo lo que puede ofrecerte una tarjeta prepago de móvil sin consumo mínimo, de las razones por las que te puede interesar contratarla y mucho más.

Razones por las que contratar una tarifa sin consumo mínimo

Cuando vamos a contratar una tarifa de móvil, lo primero que nos planteamos es qué uso hacemos de este servicio. Pues bien, hay mucha gente que al hacerse esa pregunta se da cuenta de que su consumo es limitado o irregular. En estos casos, podemos considerar que no merece la pena pagar una cuota mensual que nos vaya a ofrecer minutos que no vamos a consumir o GB que no vamos a agotar. Por tanto, este tipo de usuarios entiende que lo que le conviene es una tarjeta prepago de móvil sin consumo mínimo, es decir, sin cuota mensual.

Otro de los motivos por los que este tipo de producto puede ser interesante es que, además de no tener un precio fijado cada mes, no requiere una recarga de saldo periódicamente. Quien la contrata se encuentra con unos precios establecidos previamente por la compañía. Estos son el precio por cada mega consumido, el precio por establecimiento de llamadas, el coste de cada minutos de voz consumido y el coste de los SMS enviados. Así, el precio que se deba pagar a final de mes dependerá del usuario y de aquello que haya utilizado y consumido. No pagará ni más ni menos.

Tarifa móvil prepago

Hay quienes pueden considerar que aunque un mes no utilice de forma excesiva las llamadas telefónicas o los GB, tal vez el mes siguiente su consumo sea más elevado y, por tanto, ya no le convenga este tipo de tarifa. Esto nos lleva a otra de las ventajas de las tarjetas de prepago sin cuota mensual: la permanencia. Estas tarifas, por norma general, están libres de permanencia. Esto significa que podrás cancelarla o cambiarla en el momento en que consideres que ya no se adapta a tu situación. Sin ningún tipo de compromiso.

¿Con qué compañía contratar una tarjeta prepago de móvil sin consumo mínimo?

Una vez nos hemos decidido por este tipo de tarifa, lo primero en que pensamos es con qué compañía contratarla. Volvemos a caer en la idea de que no son muchas las empresas de telecomunicaciones que ofrecen este tipo de producto, pero eso es un error. Son diversas las opciones y dependerá de la compañía que a cada uno le de más confianza. Los usuario se dejan llevar normalmente por empresas que ya conocen, pero nosotros te animamos a barajar más opciones.

Empresas tan importantes y notables en nuestro país como Movistar ofrecen tarjetas de prepago con las que podrás contratar una tarifa sin cuotas. Precisamente hemos querido mostrarte una oferta de Movistar como ejemplo. La compañía establece sus precios que, en este caso, son 30 céntimos por establecimiento de llamada, 6 céntimos por minutos y 4€ por 400MB de datos móviles. La tarifa tiene un precio inicial de 0€ y el precio que tendrás que pagar finalmente dependerá de lo que hayas consumido a lo largo del mes. Otras alternativa es la ofrecida por Suop.

¿Es una buena opción para todo el mundo?

Cada tipo tipo de tarifas es capaz de satisfacer unas necesidades concretas y, por tanto, se adapta a la situación de un tipo de usuario específico. Por ello debemos avisar de que las tarifas sin consumo mínimo ni cuotas mensuales no son apropiadas para todos los clientes. Aquellos cuyo trabajo les lleve a estar constantemente en contacto con otras personas vía telefónica deberán contratar una tarifa de móvil que incluya llamadas ilimitadas, así como quien necesite conectarse a la web y navegar por internet de forma regular preferirá contar con una oferta que disponga de datos móviles suficientes.

Por todo ello, queremos recordar que las tarifas de prepago sin consumo mínimo son adecuadas para usuarios que hagan un uso muy limitados tanto de las llamadas como del acceso a internet desde el móvil. Esto se debe a que no es rentable pagar una cuota mensual si se sabe con antelación que el consumo mensual no va a llegar al establecido por la tarifa contratada. Así, las tarifas de prepago sin cuota son adecuadas para quienes hagan un uso reducido de la tarifas o, por ejemplo, para niños a los que se conceda un móvil con el que llamar en emergencias o casos puntuales.

Tarifa móvil prepago

¿Cómo dar con la mejor tarifa de prepago móvil sin consumo mínimo?

Como ocurre cada vez que queremos dar con un tipo concreto de tarifa para satisfacer y cubrir nuestras necesidades, lo primero que debemos hacer es analizar nuestra situación para aclarar qué es exactamente lo que nos hace falta. Una vez tengamos claro lo que buscamos, lo mejor es comparar entre todo el catálogo nacional, es decir, conocer las diferentes compañías que operan en nuestro país y las tarifas que ofrece cada una de ellas. Como se trata de un proceso un tanto complejo por la amplia variedad de oferta que encontramos a día de hoy en este sector, te proponemos una rápida solución. Esta solución no es otra que hacer uso de nuestro comparador de precios online precio.com.

Nosotros haremos el trabajo sucio por ti, solo necesitamos que nos digas qué necesitas, qué quieres incluir y qué no quieres incluir en tu tarifa, qué condiciones son las que mejor te van, etc.; y nosotros haremos el resto. Con esta información podremos elaborar un listado con las tarifas que se adaptan a lo que nos has pedido y, por tanto, a ti. ¡Así de sencillo! Ahora ya puedes escoger de forma mucho más rápida la tarifa que mejor se amolde a tu situación y contratarla de forma online a través del propio comparador.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 6 Promedio: 3.5)