Cómo acabar con las deudas de tu tarjeta de crédito sin morir en el intento

Las tarjetas de crédito pueden ser un gran aliado, pero un mal uso nos puede ahogar en cargos. Descubre cómo deshacerte de las deudas de tu tarjeta a pasos.

Las tarjetas de crédito pueden ser un gran aliado para gestionar nuestra vida financiera, sin embargo, sin un adecuado modo de uso también nos la pueden complicar sin que apenas nos demos cuenta. Y es que caer en deudas ligadas a nuestra tarjeta de crédito es una de las acciones más habituales si se utilizan de forma inapropiada. 

Realizar los pagos diarios a través de nuestra tarjeta es una práctica muy habitual por dos razones: su facilidad de uso y porque el dinero está siempre disponible. Por esta razón debemos estar atentos y evitar cometer errores que conviertan nuestras tarjetas en un gran riesgo para nuestras finanzas.

Entre los errores más habituales relacionados con su uso encontramos: gastar más dinero del que tenemos, olvidar el día de pago, tener más de una tarjeta de crédito o tener la tarjeta en modo revolving, entre otros. Es importante tenerlos presentes y evitar que nuestras deudas crezcan por estos motivos. 

Cambia la forma de pago

El primer paso para librarte de las deudas de tu tarjeta será revisar cuántas tarjetas tenemos. Quédate solo con una, evitarás que el banco te pueda pasar cargos innecesarios. El siguiente paso será ver la modalidad de pago. 

Existen diferentes métodos de pago para hacer frente a las compras realizadas con tu tarjeta. Generalmente la mayoría de los bancos las entregan en ‘modo revolving’, esto quiere decir que habrá un pago mínimo mensual. Este es el método de pago utilizado por defecto a no ser que se acuerde otro previamente con la entidad bancaria. 

Lo ideal es cambiar el modo revolving por una modalidad de pago total que se realice a final de mes. De esta manera podrás esquivar los intereses ligados al modo revolving. 

Esto se debe a que este modo activa el crédito de manera automática con un pequeño pago al que se hará frente de manera mensual. De esta forma pagarás al banco intereses por el dinero prestado que, de la otra forma, no pagarías. 

Usa el método bola de nieve o cascada

Y es que, como hemos dicho, verse atrapado bajo las deudas de la tarjeta de crédito es, por desgracia, muy fácil y salir de ellas, no tanto. Sin embargo, a pesar de no existir una fórmula mágica para acabar con estas deudas, sí existe una gran variedad de consejos o técnicas que te permitirán ir mejorando tu situación financiera hasta que las deudas desaparezcan por completo. 

Una de las formas más “fácil” a la vez que eficiente es el método bola de nieve o cascada. Este método consiste en seguir unos sencillos pasos: 

  1. Realiza una lista con todas las deudas, incluyendo también lo que pagas mensualmente por cada una de ellas.
  2. Ordénalas por cuantía, así sabrás por qué deuda empezar.
  3. Destina parte (o la totalidad) de tus ahorros al pago de la deuda de menor cuantía hasta eliminarla.
  4. Utiliza el dinero que has liberado al saldar esa deuda para hacer frente a la siguiente de la lista.
  5. Continúa así hasta terminar con todas las deudas.

Sin embargo, una buena forma de empezar con buen pie para evitar asumir una deuda muy grande es escoger una tarjeta de crédito que te permita tener buenas condiciones desde un primer momento. Para esto te recomendamos visites el comparador de tarjetas de crédito de Precio.com y te hagas con la mejor tarjeta del mercado financiero actual.

Menu