Cómo pagar en el extranjero: efectivo o tarjeta

COMO PAGAR EN EL EXTRANJERO

¿Tienes pensado hacer un viaje fuera de la zona euro? Cómo pagar en el extranjero: todos los pros y contras de las tarjetas y el efectivo

Si viajamos al extranjero por vacaciones, trabajo o algún otro motivo, es importante, además de decidir qué monumentos visitaremos y qué rutas turísticas queremos emprender, determinar cuál es nuestro presupuesto y qué forma de pago vamos a utilizar principalmente: efectivo o tarjeta. Especialmente si el país en cuestión está fuera de la zona euro y usa una divisa diferente a la nuestra. En este artículo de Precio.com “cómo pagar en el extranjero: efectivo o tarjeta”, vemos las claves de cada tipo de pago, las principales ventajas y desventajas de cada uno de ellos y, además, te damos unos cuantos consejos para cada caso.

Pagar con tarjeta en el extranjero

Pagar con tarjeta de crédito o débito durante nuestra estancia en el extranjero es más cómodo y sencillo que pagar en metálico. Sin embargo, debemos tener en cuenta que numerosas entidades bancarias de nuestro país cobran comisión por pagar utilizando sus tarjetas en países foráneos.

Esta condición es determinante principalmente en los países que no pertenecen a la UE (Unión Europea). En estos casos se suele aplicar la comisión por cambio de divisa, ya que utilizan una moneda distinta al euro. Estas comisiones pueden suponer entre un dos y un tres por ciento extra del total de nuestro gasto. Las comisiones más habituales que los bancos suelen aplicar cuando pagamos con tarjeta en el extranjero son:

  • La comisión de pagos en tiendas extranjeras.
  • La de extracción de efectivo en cajeros automáticos: con cotas de hasta el 7 por ciento en algunos casos. 
  • Y la comisión por cambio de divisa: en los países donde la moneda local es distinta al euro. 

Si pago con tarjeta ¿mejor de crédito o de débito?

Pros y contras de pagar con tarjeta

La principal diferencia entre las tarjetas de crédito y las de débito es que las de débito siempre estarán asociadas a una cuenta corriente y al saldo que haya disponible en ella y las de crédito nos permitirán operar con capital prestado por la entidad financiera, que tendremos que devolver más adelante. Cada una de ellas puede ser más o menos adecuada en función de tus necesidades. Sin embargo, cuando viajamos a un país extranjero es conveniente tener presente ciertos aspectos que pueden hacer de ellas un producto más o menos adecuado. 

Pros y contras de pagar con tarjeta de crédito

En lo que respecta a si es más conveniente utilizar una tarjeta de crédito o una de débito para pagar en el extranjero, podemos destacar que las tarjetas de crédito permiten a su titular efectuar cualquier pago del viaje, como el medio de transporte, la estancia en hoteles, etc., de una sola vez o a plazos. Además, otra ventaja de las tarjetas de crédito es que suelen ofrecer servicio de asistencia en viaje. Aunque, eso sí, debemos tener en cuenta las comisiones mencionadas en el apartado anterior.

Pros y contras de pagar con tarjeta de débito

En cuanto a las tarjetas de débito, hay que decir que su uso es recomendable en países que no pertenecen a la Unión Europea  o que utilizan una moneda diferente del euro. Esto se debe a que este tipo de tarjetas suele aplicar comisiones mucho más reducidas que las tarjetas de crédito o, directamente, no aplican comisiones. 

Pero, por otro lado, cuando una entidad aplica comisiones a su tarjeta de débito por realizar operaciones en el extranjero (por sacar dinero de cajeros automáticos o efectuar compras, por ejemplo), estas suelen rondar entre el 4 y 7 por ciento de la cantidad total. Por este motivo, para evitar sustos y contratiempos conviene acudir a nuestra entidad bancaria para consultar qué tipo de operaciones vamos a poder realizar en el país de destino y sobre cuáles de ellas se van a aplicar comisiones.

El principal inconveniente que nos encontramos con las tarjetas de débito es que determinados países no permiten el pago de ciertos servicios y productos con este tipo de tarjeta, mientras que con tarjeta de crédito sí. En definitiva, si estamos pensando en tarjetas para viajar debemos tener en cuenta los pros y contras de cada tipo de tarjeta, qué utilidad vamos a darle y si nos conviene o no tener una de repuesto.

Pagar en metálico en el extranjero

Pros y contras de pagar en efectivo

Disponer de dinero en efectivo siempre es aconsejable cuando viajamos a un país extranjero. Es conveniente, sobre todo, por si necesitamos pagar el alojamiento de un hotel, un alquiler de coche, compras, etc. en establecimientos o tiendas que no permitan pagar con tarjeta. 

Sin embargo, también es cierto que llevar dinero metálico es más arriesgado que llevar tarjetas, que cuentan con códigos de seguridad y que se pueden cancelar o bloquear en caso de pérdida o robo.

En cualquier caso, si decides realizar la mayor parte de tus pagos en el extranjero con dinero metálico porque te resulta más cómodo y ágil, ten en cuenta que deberás realizar un cambio de divisa si sales de la zona euro. Para realizar este cambio tendrás que hablar con tu entidad bancaria o acudir a una casa de cambio. Este cambio puede llevarse a cabo tanto en España como en el país al que vayas a viajar. Eso sí, es conveniente analizar la tasa de cambio oficial de divisa y pedir el recibo del procedimiento.

Valora esta noticia!
[Votos: 1 Valoración media: 5]
Menu