Tarjetas prepago: pros y contras

tarjetas monedero

Las tarjetas son el medio perfecto para pagar sin llevar dinero encima. Inmediatas y seguras, así son las tarjetas prepago: vemos los pros y contras.

Inmediatez y seguridad son dos pilares fundamentales para cualquier usuario. Las tarjetas en general se consolidan como el medio perfecto para poder pagar cómodamente sin la necesidad de llevar encima dinero en efectivo. Más particularmente las tarjetas prepago o tarjetas monedero son uno de los productos financieros más accesibles, pues la entidad no tendrá que hacer un estudio de solvencia del cliente.

Qué son y cómo funcionan

compras tarjetas prepago

Las tarjetas prepago están ligadas a MasterCard o Visa Electron. Se trata de un tipo de tarjeta que cuenta con un saldo virtual. De esta manera se puede tener dinero pero sin la necesidad de contar con una cuenta bancaria asociada; es la principal característica que las diferencia de las tarjetas de débito. 

Con esta tarjeta virtual nunca se podrá gastar más de la cantidad de saldo disponible. El saldo se podrá recargar mediante transferencias o por otro método alternativo indicado por la entidad. Generalmente el banco suele tener disponible una página web a través de la cual se puede consultar el saldo de la tarjeta, operaciones realizadas, recargos, etc. Además, disponen de una numeración única y un PIN. Dependiendo de la entidad que otorgue la tarjeta, podrá ser totalmente gratuita o estar sujeta a comisiones de emisión y mantenimiento

En resumen, el primer paso tras hacerte con una tarjeta prepago será meterle dinero. A partir de este momento se podrán realizar compras cuya cantidad no supere el límite determinado por la carga de efectivo. Es el propio cliente quien determina la cantidad de esta carga y el saldo se podrá renovar sucesivamente. Además, existen dos tipos de tarjetas prepago: las recargables y las que permiten únicamente  gastar el saldo inicial.

Tarjetas prepago: para quién son

Tarjetas prepago o monedero

El principal motivo para contratar este producto es no manejar una cuenta bancaria. En esta situación podemos encontrar varios casos:

  • Cuando los padres quieren “controlar” los gastos de sus hijos sin cuenta cargándoles saldo periódicamente. 
  • Personas sin ingresos estables o que no cuentan con la confianza de las entidades bancarias.
  • Usuarios que las utilizan para comprar por Internet, pues en caso de fraude solo podrán acceder a la cantidad de saldo que haya disponible en la tarjeta.

Sin embargo, antes de tomar cualquier tipo de decisión sobre si es o no el tipo de tarjeta que se adapta a nuestras necesidades es necesario tener en cuenta las ventajas y desventajas que esconde. 

Ventajas e inconvenientes de las tarjetas prepago

tarjetas prepago o monedero

Como cualquier otro producto financiero, cuenta con unas ventajas e inconvenientes que hay que ponderar. A continuación, las ventajas de las tarjetas prepago:

  • Al estar emitidas bajo VISA o MasterCard cuentan con una amplia aceptación en comercios de todo el mundo. 
  • Se puede sacar dinero en cajeros automáticos de cualquier parte. 
  • A la hora de solicitarla no habrá que pasar ningún “examen de solvencia”
  • No importa si figuras en algún fichero de morosos
  • Es necesario introducir el PIN para realizar cualquier pago; son muy seguras. De esta manera en caso de robo el ladrón no podrá utilizarla y en el peor de los casos solo podrá gastar el saldo cargado. 
  • En caso de extravío no se perderá el saldo que se haya introducido en ellas, sino que solo habrá que pedir la emisión de una nueva. 
  • Con esta tarjeta permite realizar compras online y físicas así como retiradas de efectivo en diferentes cajeros automáticos. Si además cuenta con IBAN permitirá también recibir y realizar transferencias. 

Pero, como hemos dicho, no todo son ventajas. Algunos inconvenientes de las tarjetas prepago son los siguientes:

  • Generalmente están sujetas a comisiones por recarga, uso y extracción de efectivo en cajeros automáticos. 
  • Al tener saldo limitado no sirven como garantía en alquileres o ante suscripciones periódicas. Además, no cuentan con seguro en las compras.
  • El tiempo de caducidad no suele ser tan largo como en el resto de tarjetas, aunque esto varía dependiendo de la entidad financiera. 
  • A la hora de realizar viajes al extranjero será necesario asegurarse de que no haya problemas a la hora de recargar el saldo en el lugar de destino. 

Cómo escoger la mejor tarjeta prepago

escoger tarjeta

Si finalmente has decidido que una tarjeta prepago es el producto que más se adapta a lo que buscas hay que dar el siguiente paso: buscar qué tarjeta te interesa. Las condiciones de las tarjetas pueden variar de una entidad financiera a otra

Por ello te recomendamos que visites el comparador de tarjetas de Precio.com. Desde ahí podrás realizar una exhaustiva búsqueda filtrando por tipo de tarjeta, descuentos, seguros, costes, entidad, etc. para que puedas encontrar la tarjeta con las mejores prestaciones del mercado financiero actual.

Valora esta noticia!
[Votos: 0 Valoración media: 0]
Menu