Tu conexión a internet: tipos de fibra óptica

TIPOS FIBRA OPTICA

Parecen claras las diferencias y ventajas de la fibra sobre el ADSL. Pero hay que conocer los tipos de fibra que existen para tomar la decisión correcta.

Publicada el
Categorizado como Posts

A día de hoy contamos con diferentes modos de conseguir conexión a internet. Entre los modos de conexión el ADSL y la fibra son los más utilizados, y dado que son muy conocidos es fácil que se saber cuáles son sus diferencias. Para muchos es evidente la superioridad de la fibra frente al ADSL en cuanto a velocidad. Lo que no es tan conocido es la variedad en cuanto a tipos de fibra óptica que pueden existir.

Cada uno de ellos puede suponer una mejor alternativa según dónde lo quieras utilizar y las características de conexión que necesites. Para que puedas tomar una decisión acertada a la hora de contratar tu mejor fibra, vamos a explicar a continuación los distintos tipos de fibra que puedes encontrar y cuáles son las características de cada uno de ellos. Igualmente, pasaremos a abordar algunos detalles más técnicos sobre la fibra como cuáles son los conectores de fibra existentes o las diferencias que hay entre la fibra monomodo y multimodo.

¿Qué tipos de fibra óptica existen?

La conexión a internet ya no es un lujo, ni algo puntual. Ahora la inmensa mayoría de las personas cuentan con internet puesto que se ha convertido en una necesidad. Tener este servicio nos permite mantenernos informados de todo lo que ocurre a nuestro al rededor, así como estar en contacto con el mundo exterior y con nuestros seres queridos.

Para muchos es una necesidad por temas de trabajo. Por ello, la velocidad de la fibra es muy aclamada y destaca por encima del ADSL. Entre los tipos de fibra podemos destacar dos que se constituyen como los más utilizados. Éstos son la fibra compartida y la fibra dedicada.

¿Qué es la fibra compartida?

Hablar de fibra compartida supone referirse a FTTH, Fiber To The Home. La gran capacidad y la calidad de este tipo de conexiones radican en la velocidad que llega a los clientes. Ésta es mayor a la contratada con el propio proveedor del servicio de internet, siempre y cuando la configuración sea la apropiada y correcta así como la conexión al router por cable.

¿Qué es realmente la fibra compartida? En el FTTH lo que podemos encontrar es un enlace a internet que, mediante fibra óptica, conecta todos los puntos entre la central del proveedor del servicio de internet y el hogar de la persona que lo ha contratado. De este modo, el único punto que no cuenta con fibra óptica será la conexión entre el router y el ordenador o los demás dispositivos. Este punto lo podemos conectar por WiFi o por cable.

Estas conexiones, debido a las características de la fibra óptica, garantizan la máxima velocidad puesto que llega a nuestras casas sin perder nada de velocidad. Tras analizar las características de la fibra óptica lo que parece quedar más claro es que la fibra compartida es una conexión apropiada para tener acceso a internet en nuestro hogar.

¿Y la fibra óptica dedicada?

El caso de la fibra óptica dedicada parece ser diferentes y estar enfocado a las empresas. ¿Por qué? Porque este tipo de conexión resulta más adecuada cuando se trata de ofrecer el servicio de internet con garantías, o cuando la navegación es requerida por una cantidad numerosa de usuarios. Estas situaciones se dan más habitualmente en el caso de las empresas.

Con la tecnología de fibra dedicada se proporciona a las empresas enlaces simétricos de alta velocidad que cuentan con disponibilidad y ancho de banda. Estas cualidades hacen de la fibra óptica dedicada una solución óptima para el acceso a internet de alta criticidad, a aplicaciones empresariales, a voz sobre IP, etc.

Para las empresas es muy importante, y cada vez más, tener un acceso de alta calidad a Internet, también en sus delegaciones, por ello es una solución contar con una linea dedicada puesto que permite alta calidad y disponibilidad.

Las ventajas de las que pueden disfrutar las empresas con este tipo de conexiones son: una gran capilaridad en el ámbito metropolitano, una alta flexibilidad (lo que permite aumentar el ancho de banda de forma veloz), garantías de Nivel de Servicio (SLAs) y, como ya hemos comentado, una elevada disponibilidad de servicio.

Tipos de conectores de fibra óptica

Entre los conectores de fibra más comunes encontramos el SC, el LC, el FC y el ST. En el caso del SC (Conector de Suscriptor) se caracteriza por un ajuste rápido a la presión y permite integrar una gran densidad de conectores por cada instrumento. Es utilizado en FTTH, para fibras multimodo y monomodo.

El conector LC (Conector Lucent) es más compacto y más seguro que el SC, y es utilizado también para fibras monomodo y multimodo. Las siglas del conector FC hacen referencia a Conector Ferrule. El uso de éste está decayendo debido al auge de los conectores SC y LC.

El FC es un conector roscado que tiene una fijación muy resistente a las vibraciones lo que permite que sea empleado en aplicaciones sometidas a movimiento. Es utilizado para fibras monomodo. Por su parte, el conector ST, Punta Recta, es similar en forma al conector FC. Se utiliza en fibras multimodo.

Diferencias entre la fibra monomodo y la fibra multimodo

Las principales diferencias que destacamos entre la fibra monomodo y la fibra multimodo radican en el diámetro del núcleo de la fibra, la longitud de la onda y el ancho de banda.

Pero la diferencia que más puede interesar a los usuarios interesados en contratar internet hace referencia a la distancia. Por un lado, la fibra monomodo es las más apropiada e idónea para las aplicaciones de largas distancias. Mientra que la fibra multimodo cuenta con un diseño más favorable para la distancia corta.

Aquí entra en juego también el tipo de cable. El cable de fibra óptica multimodo es más corto que el de la fibra monomodo, por lo que este último permite alcanzar grandes distancias. Sin embargo, los cables multimodo soportan una mayor velocidad.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)