deposito bancario

¿Qué es un depósito bancario?

Cuando hablamos de un depósito bancario nos estamos refiriendo a un tipo de cuenta de ahorros, es decir, una clase de cuenta corriente que permite que el cliente deposite una cantidad de dinero y, en algunos casos, incluso pueda retirar una cantidad en un momento determinado. Esta es una de las facilidades que ofrecen los bancos a sus clientes, puesto que tener tu dinero en una cuenta de ahorros aparte de que genera seguridad, también origina beneficios, según la entidad con la que contrates el servicio.

A los bancos les interesa que tengas el dinero en un depósito, así que el cliente no es el único que sale beneficiado. Los bancos recolectan todo el dinero que la gente ingresa en los depósitos para, por otro lado, conceder hipotecas, préstamos, créditos… a sus clientes. De esta forma, los beneficios que los bancos reciben de estos trámites por parte de otros clientes es mucho mayor que la que nos dan en nuestros depósitos.

Si ya habías tenido una experiencia previa con cualquier entidad bancaria, el proceso de abrir un depósito no te resultará tan complejo. Si por el contrario, es la primera vez que entras en contacto con un banco, solamente tendrás que informarte de las condiciones y procesos para contratar el servicio. En las mismas oficinas podrás solicitar esta información, y en precio.com te lo contamos a continuación:

¿Para qué sirve un depósito bancario? 

ahorros en deposito bancario

Los depósitos bancarios nos permiten tener nuestro dinero en una cuenta corriente de una forma segura, puesto que el banco aplica un control de forma prudente sobre los ahorros de sus clientes. Además, estos mismos ayudan a la entidad a salir adelante, siendo el cliente el que realiza una especie de préstamo a la banca, de forma que se genera un beneficio mutuo.

El concepto más importante a tener en cuenta es que la banca creará una remuneración a nuestros ahorros por el simple hecho de tenerlos en el depósito. El porcentaje de rentabilidad variará según la entidad en la que contratemos este servicio. Otro dato que puede generar confianza en usuario, es que el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) de la Unión Europea protege todos y cada uno de los depósitos bancarios, de forma que actuará ante cualquier problema inesperado.

Una vez tengamos seguro que queremos contratar un depósito, deberemos elegir qué tipo se adapta más a nuestras necesidades personales. Entre las diferentes categorías están los depósitos a la vista, totalmente accesibles por parte del cliente, aunque no suelen generar beneficios. También encontramos los depósitos a plazo, que suponen acordar un tiempo y rentabilidad mínimos por las dos partes implicadas, entre otros tipos de depósitos bancarios que podrás conocer en nuestra página web.

¿Cuánto tiempo dura un depósito bancario? 

duración deposito bancario

El tiempo de duración de un depósito es muy relativo puesto que depende directamente de la entidad bancaria con la que lo solicites. De normal, el tiempo mínimo que puedes solicitar un depósito serán de 2 a 6 meses, y un máximo de entre 2 y 10 años, normalmente. Respecto a la cantidad máxima de ingreso que suelen permitir los bancos, y que garantiza el Fondo de Dinero de Depósitos, es de 100.000€, y una mínima de 5.000€, aunque como ya hemos dicho, dependerá del banco que nos lo conceda.

Todo dependerá de la finalidad con la que quieras abrir tu plan de ahorros, ya que no elegirás un depósito de corta duración si pretendes ahorrar para la universidad de tus hijos recién nacidos. De esta forma, deberás de tener claro qué quieres hacer con el dinero del depósito para saber qué tipo te conviene más elegir.

¿Qué pasa si quiero terminar mi depósito bancario antes de tiempo?

ahorro a largo plazo

Una vez hayas contratado tu depósito bancario, es posible que quieras sacar todo tu dinero o una parte de él antes de que termine el plazo acordado por ambas parte. Esta es una situación común en la que puede haber bastante desconocimiento, sobre todo en los depósitos a plazo fijo, que implican un compromiso de varios años. Aquí te contamos qué podría ocurrir.

El hecho de querer retirar el dinero del depósito supone también un problema para el banco, por lo que hay pocas entidades que no pongan sanciones a este hecho. Lo más seguro es que tengas que pagar cierta cantidad de dinero por cancelación anticipada, aunque no suele ser más dinero de los beneficios que hayas adquirido durante ese tiempo, según el Banco de España. Por otro lado, el banco también está en su derecho de, si solamente quieres retirar una pequeña cantidad de dinero, bajar el porcentaje de interés económico durante el resto del tiempo del depósito.

Estos tipos de sanciones serían aplicables a tipos de depósitos como el de a plazo fijo o a la vista, pero también cabe la posibilidad de que la banca nos haya puesto la condición de no poder acceder a nuestros ahorros en ningún momento. Por este motivo te recomendamos que te informes correctamente de todas las condiciones antes de contratar el depósito.

¿Es viable contratar un depósito bancario?

asesor financiero

El hecho de contratar un depósito bancario es algo que no tiene mucha complicación, aunque siempre existan dudas de si es lo correcto. Debes saber que los bancos van a preocuparse por la seguridad de tu dinero y de que todos los plazos se cumplan, así como de devolverte todo tu dinero en el momento en el que termine el plazo de tu depósito.

Si tienes una razón para contratar un depósito bancario, puedes consultar nuestro comparador online de precio.com para ver qué banco te ofrece las mejores condiciones, los plazos o requisitos para contratarlo, y toda la información relativa a cada entidad bancaria, para que no desconfíes ni un segundo. No dudes en consultarlo.