Cómo conseguir el 100% de financiación en una hipoteca

hipotecas financiacion

Todas las características, ventajas, riesgos y claves para conseguir el 100% de financiación de una hipoteca para tu vivienda.

La decisión de escoger una vivienda nos hará convivir con una hipoteca durante gran parte de nuestra vida. Por eso es importante tener claro cómo es el tipo de hipoteca que queremos, qué ventajas e inconvenientes esconde y cómo conseguir acceder a ella

Generalmente esta compra conlleva un gran desembolso y exige tener ahorrado, al menos, el 20% de su precio. Y es que conseguir el 100% de financiación en una hipoteca es complicado tras los años de crisis económica, sin embargo, existen varias vías de actuación para conseguirlo. Entre las claves están la solvencia del cliente, la tasación de la vivienda o la intermediación financiera.

Solicitar Hipoteca Bancaria

Para solicitar una hipoteca, ¿cuánto dinero necesito?

La mayoría de las entidades bancarias suelen conceder como máximo el 80 por ciento de la financiación total del inmueble, por ello, el desembolso inicial que debe hacer el cliente es bastante elevado y, por tanto, uno de los mayores inconvenientes: tendrá que hacer frente al 20 por ciento del pago de la vivienda, también será necesario que cuenten con un colchón del 30 por ciento del valor total del inmueble. 

Además, también habrá que hacer frente a una serie de impuestos y de gastos iniciales que incluyen gestoría, notaría, gastos de tasación, registro de la propiedad, una comisión de apertura por la hipoteca e impuestos. 

Con el 100% de financiación en una hipoteca, los gastos iniciales son menos elevados porque no se debe hacer frente a la parte que la entidad financiera no facilita, pero sí tendrá que asumir los gastos relativos a notaría, tasación, gestoría e impuestos entre otras.

Solvencia laboral

Claves para conseguir financiación al 100%

Es difícil que los bancos financien el 100% de un inmueble, pero no imposible. Existen algunas opciones: 

  • Valor de la tasación.  Cuando el precio de compraventa de la vivienda esté por debajo del importe de tasación. En estos casos, los bancos barajan la opción de financiar el 100% del coste. 
  • Tener un perfil solvente. Si el cliente cuenta con una estabilidad laboral y financiera elevada aumentan las posibilidades de obtener esta financiación. Esto requiere un sueldo de al menos 2.500 euros, no figurar en listas de morosos o estar desprovisto de deudas, por ejemplo. 
  • Si buscas financiar una vivienda propiedad del banco. Tras la crisis los bancos acumularon numerosos inmuebles, por esto, ofrecen condiciones más favorables cuando un cliente se interesa por estas viviendas. 
  • Negociar con un asesor hipotecario. Se encargan de asesorar, guiar y simplificar gestiones. Además, por su estrecha relación con las entidades bancarias pueden ayudar a conseguir la financiación deseada. 
  • Garantía hipotecaria doble. En estos casos el banco financiará el 80% de la vivienda y un 20% adicional que estará cubierto adquiriendo una segunda hipoteca cubierta por otro inmueble.
Comprar una vivienda

100% de financiación en una hipoteca: características

Este tipo de hipotecas cuentan con unas características que las diferencian del resto debido a su volumen de financiación. Generalmente las hipotecas financian hasta el 80 por ciento del valor total del inmueble. 

  • Si buscamos que el banco financie la totalidad de la vivienda será necesario adquirir también algún seguro de vida, de hogar o tarjeta
  • Los tipos de interés son más altos porque la entidad bancaria asume un riesgo aún mayor. 
  • Al tratarse de una cantidad más elevada, los plazos de amortización también serán mayores. Se presupone que el deudor tardará más tiempo en poder devolver dicha cantidad más los intereses. 
  • Por último, estas hipotecas van dirigidas especialmente a inmuebles que se constituyan primera vivienda de la persona que los solicita. 

Sin embargo, a pesar de su atractivo, las hipotecas al 100% de financiación también esconden ciertos riesgos que se deben tener en cuenta. Generalmente esto es así porque aumenta el riesgo de impago al contraer una deuda más elevada. 

  • La vivienda podría tener un valor inferior a la financiación. Si en algún momento el banco se queda con la vivienda por impago, puede que el inmueble se vaya a subastar por una cantidad menor a la que debe del cliente. 
  • Las posibilidades de endeudamiento aumentan. Ante una financiación tan elevada la cantidad a devolver aumentará de la misma forma que también lo harán los intereses. Que la cuota mensual llegue a superar el 35% de los ingresos del solicitante se suele contraindicar.

En cualquier caso, hay que asegurarse de escoger la mejor hipoteca. Para ello te recomendamos que visites el comparador de hipotecas de Precio.com y consigas una hipoteca con las mejores condiciones del mercado financiero actual.

Valora esta noticia!
[Votos: 1 Valoración media: 5]
Menu