Prestamos para estudiar

Préstamos para estudiar: Las claves

Estudiar, en definitiva, es una necesidad, de esta manera es que se consigue formarse para que así el futuro venga de mejor forma. Pero la verdad es que en algunas ocasiones afrontar el pago de la universidad y todos los gastos que ello conlleva puede ser bastante difícil. Si se quiere estudiar en una universidad pública, sí que los gastos serán menores, pero no dejan de ser altos. 

Siempre hay algo que comprar, un texto que revisar o algún tipo de material que se necesita. Y si hablamos de las universidades privadas que tienen en algunos casos precios bastante elevados, todo se llega a complicar un poco más. Sobre todo, para los padres llega a ser un gasto realmente alto, así que hay que buscar alternativas para que los jóvenes puedan continuar estudiando. 

¿Han oído hablar alguna vez sobre los préstamos para estudiantes? Pues esta es una de las mejores opciones que podrán contemplar a la hora de afrontar los pagos de la universidad. ¿Quieren saber más sobre esto? Pues a continuación se lo contamos. 

¿Qué es un préstamo para estudiantes?

Pues esto no tiene demasiada explicación que hacer, para hacerlo sencillo, los bancos, con el paso de los años han ido creando diferentes tipos de productos y soluciones para sus clientes. En este caso, los estudiantes se verán beneficiados con un préstamo con el cual podrán cubrir los gastos de sus estudios. 

Para poder hacer la solicitud de este tipo de préstamos deberán realizar la consignación de documentos además de una validación del historial crediticio para que se pueda otorgar. En este caso, las edades en las que se puede dar un préstamo para estudiantes va desde los 18 a los 31 años. Esto, por lo general, aunque en algunos casos se puede elevar o bajar dependiendo del banco. 

Además, cabe destacar que puede o no ser el mismo beneficiario, es decir, el estudiante el que sea el deudor. Usualmente se estila que sean los padres los que, aunque no sean los beneficiarios del préstamo, los que cancelen el monto total. También una de las posibilidades es hacerlo compartido al igual que el estudiante solo puede asumir los pagos. 

¿Cuánto dinero otorgan?

Prestamo estudiantes matriculas

La cantidad que se le pueda dar a un estudiante en este tipo de préstamos dependerá de diferentes factores. El primero de ellos tiene que ver con la universidad a la cual vaya a estudiar. Si se trata de una universidad pública, la cantidad del préstamo no tiene por qué ser tan alta. En cambio, si estamos hablando de una privada, por supuesto que los costos se elevan y será completamente necesario un monto mayor. 

También, lo que puede hacer que la cantidad de dinero a consignar cambie, será el historial crediticio de el o los contratantes. Usualmente, cuando un estudiante solicita un préstamo, este no tiene historial crediticio, así que está limpio para el banco y este no tiene información suficiente. Así que se puede echar mano del historial del segundo contratante que suelen ser sus padres.

Si estos han tenido un historial previo favorable y un record de pago estable, las posibilidades de que se les otorgue una buena suma son cada vez más altas. Además, también se pueden conseguir buenos tratos en caso de que se tenga un excelente pasado con ese mismo banco al que solicitan u otro. 

Pero en teoría, la cantidad que otorgan a cualquier tipo de cliente en las diferentes situaciones, oscilará entre los 3.000 y 80.000 euros. Difícilmente se puede obtener más, pero dependerá de qué universidad sea. 

¿Qué tipos de préstamos existen?

Prestamos universitarios

Préstamo matricular 

Este es uno de los préstamos más conocidos y que también son los más solicitados por los estudiantes. En este caso, se trata de un préstamo que servirá para cubrir todos los gastos de cada uno de los semestres de la carrera del estudiante. Es decir, la matrícula total y cada una de las materias estarán canceladas por este préstamo. 

Como se trata de un préstamo que lo que busca es la cobertura total de la carrera universitaria, también puede que se consigne una cantidad extra de dinero a la que se paga en las matrículas. Este dinero extra será utilizado para pagar alojamiento en residencias estudiantiles, materiales, textos y otras cosas que llegue a necesitar. 

Préstamo de postgrado

Como los estudios no se quedan solo en el pregrado y los estatutos que regulan los préstamos estudiantiles le permiten a este tipo de clientes tener hasta 31 años, también existen algunos préstamos que están diseñados para estudios más allá del pregrado. Por ello es que se podrá solicitar un préstamo para realizar un máster o un doctorado si se quiere. 

En este caso, la duración de este tipo de estudios es mucho menor, no necesitarán de tanto tiempo como una carrera regular. Esto quiere decir que los costos son menos elevados y la cantidad de dinero que se debe otorgar es también menor, claro, esto dependerá de en qué sitio se realizará. 

Préstamo de beca

A una gran cantidad de estudiantes se les otorgan becas para que así puedan cubrir sus estudios en todo el tránsito académico. Estas, pueden tardar un poco en ser consignadas, aunque ya estén asignadas. Por lo regular se necesitará comenzar la carrera y aún no se tiene la cantidad de dinero necesaria para ello, por esto es que los bancos brindan una solución. 

Con tan solo llevar los requisitos que comprueben que se les ha asignado una beca, el banco podrá establecer un trato con ustedes para que así puedan obtener el dinero prestado por medio del banco y una vez la beca sea asignada, ustedes lo reembolsarán con un costo extra por los intereses. 

En este caso, todo préstamo cuenta con intereses y sobre todo el de los estudiantes puede variar. Teniendo en cuenta si es con un interés fijo o variable, en caso de que sea fijo, este usualmente estará entre el 3 y 5% dependiendo de la entidad a la cual se dirijan.