Instalación trifásica o monofásica, ¿cuál es la mía?

monofásica o trifásica luz

Aquí te dejamos unos datos para diferenciar si tu casa tiene una instalación trifásica o monofásica. ¿Qué precio tiene el cambio?

Publicada el
Categorizado como Posts

Seguramente hayas estado en la situación de revisar la potencia que requiere tu vivienda y no tener claro cuál contratar. Esto puede deberse a que estás pagando más de la cuenta o simplemente porque vas a cambiar de tarifa o compañía. La potencia contratada guarda una clara relación con el tipo de cableado de la instalación, ¿trifásica o monofásica? Si te has hecho esta pregunta y todavía no tienes respuesta, te recomendamos que sigas leyendo este artículo.

A continuación vamos a contarte todo sobre qué es una instalación eléctrica trifásica y qué es una monofásica, así como las diferencias entre ellas. También te explicamos cómo puedes cambiar de una a otra, si es un proceso sencillo o complicado y el precio que tiene. Y para terminar, una serie de consejos que te ayuden a saber cómo escoger la potencia que requiere tu vivienda.

Diferencias entre una instalación trifásica y monofásica

¿Cómo puedes saber si en tu vivienda tienes una instalación monofásica o trifásica? Lo primero de todo es localizar el cuadro eléctrico de tu casa, que en la mayoría de casos se sitúa en la entrada o en el sótano, pero también podemos encontrarlo en la fachada de la calle si es una casa más grande. Después de esto, lo abriremos y analizaremos el cableado del interior, concretamente para mirar el ICP (Interruptor de Control de Potencia). El ICP es un aparato que controla la potencia que el cliente consume en cada momento, y bloquea el suministro eléctrico en caso de que este la supere a través de un sistema automático.

Podemos diferenciar una instalación trifásica de una monofásica con tan solo un vistazo gracias a sus características externas, ¿cuáles son estas? ¿qué opción me conviene más?

  • Instalación trifásica: su aspecto es un dispositivo triple, con sus correspondientes tres fases y tres corrientes alternas, que llegan hasta los 380 voltios. Es por ello que se recomienda para viviendas que requieren mayor potencia, pero no siempre sigue este criterio.
  • Instalación monofásica: su aspecto es un dispositivo doble, abarca una sola fase y corriente alterna que va desde los 220 a los 230 voltios. Es la que tienen instalada la mayoría de viviendas y apartamentos. Tienes que tener en cuenta

Uno de los factores muy importantes a considerar es que antes de comprar un electrodoméstico tendrás que tener en cuenta si tienes una instalación monofásica o trifásica en tu casa. Esto te evitará problemas a la hora de que enchufes alguno de ellos y salen los plomos en el contador, ya que no puedes sobrepasar la potencia contratada.

Cómo cambiar de una instalación trifásica a monofásica

Si tienes una de las dos instalaciones y quieres saber cómo podrías pasar de trifásica a monofásica, o viceversa, este procedimiento es bastante sencillo. Lo primero de todo será comunicar la decisión a tu comercializadora de energía que dará parte a la distribuidora que hace llegar el servicio desde el punto de suministro a tu vivienda. Un técnico acudirá a tu vivienda para hacer un estudio del tipo de instalación que tienes y la instalación nueva. Debes saber que durante el proceso de cambio se cortará tu suministro eléctrico, pero será unos instantes hasta que esté colocado el nuevo. Al terminar emitirá un Certificado de Instalación Eléctrica que deberás conservar para presentarlo a la hora de hacer el pago correspondiente.

¿Y qué precio tiene el cambio de una instalación trifásica a monofásica? La cantidad dependerá de varios factores, pero el precio oscila entre los 350 y 500 euros, aproximadamente. Este precio aumentará si quieres pasar de monofásica a trifásica, ya que tendrás que contratar más potencia

La única condición es que debes ser el titular del suministro, es decir, estar al cargo de las facturas y del mantenimiento de las instalaciones. En caso contrario, tendrás que hacer el cambio de titular o que sea este el que se encargue del proceso.

Consejos para ahorrar con la potencia adecuada

Una vez hayas realizado el cambio, comprueba que todos tus electrodomésticos funcionan de forma correcta. De lo contrario, tendrás que cambiarlos por otros que encajen con la nueva instalación de tu vivienda. Para saber cuál es la energía que requiere tu casa de cara al cambio de potencia que necesita tu vivienda. Podrás sumar lo que consume cada electrodoméstico para obtener un rango aproximado. Si quieres ahorrar deberás evitar el consumo fantasma o stand-by desconectado los aparatos eléctricos de la corriente cuando no los estés usando.

El precio de la potencia también varía en función de la empresa comercializadora, ya que cada una establece sus propios precios. Por este motivo es importante que te informes bien sobre las condiciones de la tarifa antes de contratarla. Te recomendamos que utilices nuestro comparador online para encontrar el mejor precio y comiences así a ahorrar en tu factura de la luz.

Valora esta noticia!
[Votos: 1 Valoración media: 5]