Préstamos personales

Compara préstamos personales, online y rápidos

Compara Préstamos Personales de todos los banco:

abanca bankia bankinter bbva caminos capitalprivado casadecredito cashperplus cetelem cofidis contante creditea creditsor crezu deutschebank

¿Qué es un préstamo personal?

Son productos emitidos por las entidades bancarias que otorgan una financiación a un cliente particular para que consiga pagar un bien o servicio. Esta financiación ha de ser devuelta por el cliente en el plazo convenido y con un pago de intereses. Es decir, una entidad te presta una suma de dinero que has de devolver sumándole un porcentaje.

Ya quieras comprarte una moto, un coche, un portátil o una casa, existen diferentes ofertas para diferentes tipos de bienes. Cada oferta tiene unos intereses, plazos y beneficios diferentes que has de comparar bien para elegir la que mejor se adapte a tus necesidades, para no fallar tienes nuestro comparador gratuito de préstamos con todas las ofertas de todas las entidades del país.

¿Qué tipos existen?

Existen diferentes entidades dispuestas a ofrecerlos y, dependiendo del tipo de entidad que se trate, estos préstamos tienen unas características determinadas. Por esto, es importante conocer todos los tipos de préstamo posibles.

  • Cajas de ahorro
  • Cooperativas de ahorro y crédito
  • Empresas de capital privado
  • Préstamos entre particulares
  • Financiación de tiendas, supermercados o grandes superficies
  • Bancos nacionales y extranjeros

¿Cuál es la diferencia entre préstamo personal y crédito?

Aunque las dos palabras se usen de forma indiferente como si fueran sinónimos, la realidad es bien diferente. La mayor diferencia es que el préstamo es una cantidad fija entregada a un cliente para que haga uso de esta, mientras que el crédito es simplemente un límite que se le pone al cliente de dinero del que puede hacer uso siempre que se devuelva según las condiciones impuestas.

También existen otras diferencias derivadas de esto y de que los créditos suelen ser cantidades más altas que los préstamos, por lo que los intereses varían. Además, los créditos no se pueden aplicar a personas físicas y están más pensados para situaciones a corto plazo con comisiones e intereses bajos.

Bien, pero ¿qué debo tener en cuenta si quiero contratar un préstamo?

A la hora de pedir un préstamo hay muchas variables a tener en cuenta y que pueden suponer ventajas o desventajas dependiendo de la situación en la que se den. Aún así hay cuatro puntos clave a mirar a la hora de contratar un préstamo: Interés TAE, comisiones, consecuencias por retraso y vinculaciones con otros productos.

Antes de nada lo más importante es asegurarte de pedir únicamente la cantidad de dinero que necesites, ya que un préstamo mayor de lo necesario puede suponer un esfuerzo considerable en su devolución.

El interés TAE, que significa Tasa Anual Equivalente, es un indicador con tres factores para saber cuánto cuesta realmente una financiación. Por un lado está el TIN o tipo de interés nominal, que es el beneficio que se lleva el banco por conceder el préstamo, se expresa como un porcentaje y, cuánto más barato, mejor para tu bolsillo. Luego están las comisiones que pueden ser de apertura, estudio o cancelación. Y, por último, el plazo de amortización de la deuda, y que al ser largo aumenta los intereses pero baja las comisiones y viceversa.

Después has de mirar las comisiones ya que, sin tener en cuenta su impacto en el TAE, pueden suponer una inversión inicial que complique la adquisición del préstamo.

Las consecuencias por retraso se especifican en el contrato y dependen de la entidad financiera. Sin embargo, existen unos intereses de demora que, por ley, no pueden superar en más de dos puntos los intereses que ya existían.

Y por último las vinculaciones con otros productos. En algunas ofertas, las entidades aprovechan para colocar otros de sus productos financieros como tarjetas para, haciendo más atractivo el préstamo, conseguir una fidelización al banco en otras áreas. Hemos de tener en cuenta estas vinculaciones para que en la suma total no salgamos perdiendo.

¿Qué necesito para conseguir un préstamo?

Si ya tienes un producto elegido desde nuestro comparador puedes ir directamente a la página web de la entidad para comprobar todos los datos y comenzar el proceso, pero antes debes saber que exigencias y pasos existen en la contratación de un préstamo.

Primero, es indispensable que tengas un perfil económico saludable, en precio.com no debes preocuparte por estar o ser añadido a una lista de morosidad, pero las entidades sí que tienen acceso a estas listas y las consultan para saber si pueden confiar en prestar dinero a esa persona. También miran datos como la situación laboral del cliente o los bienes con los que puede garantizar la devolución del préstamo.

También has de ser mayor de edad, explicar para qué vas a usar el préstamo y demostrar solvencia financiera.

Para todo esto, la entidad puede realizar un examen de riesgo, analizando tu situación económica para comprobar que puedes hacer frente a los pagos de devolución.

Una vez entregada toda la documentación y pasado el examen la entidad financiera ingresará en tu cuenta la cantidad prestada y podrás comenzar a gastarla. ¡Haz buen uso de tu nuevo capital!